Inicio / Curiosidades / Plan eficaz para reducir los muslos

Plan eficaz para reducir los muslos

La mayoría de las mujeres tenemos el problema de que los kilos que nos sobran se acumulan de la cintura para abajo, ensanchando caderas y abultando muslos y glúteos. No te preocupes, existen muchas estrategias para reducir estas problemáticas partes. Hoy enfocaremos nuestra atención en un plan para atacar esa grasa que tanto nos molesta en los muslos. Debes tener claro que habrá que combinar tanto alimentación, como sencillos ejercicios y alguna que otra herramienta de la que podemos echar mano para lograr el objetivo.

Hay que comenzar por la alimentación, ya que esta representa el 70% del éxito en un programa de este tipo (el otro 30% déjaselo al ejercicio y a cuidados complementarios). El Dr. Bolio, conocido como el “nutriólogo de las estrellas”, y quien desde hace más de 30 años se ha dedicado a estudiar y a combatir la obesidad, inició sus tratamientos con un enfoque farmacológico. En 1985 estableció la teoría revolucionaria de que la causa principal del aumento de peso se debe a una baja o mala nutrición, y empezó a tratar a sus pacientes, muchos de ellos personalidades del espectáculo, con un programa sin restricción de calorías, cuyos resultados han sido sorprendentes y comprobados. De ahí que el día de hoy, te sugiero una dieta de este reconocido nutriólogo, que está enfocada a reducir el área de los muslos:

Despertando: 100 ml. de yogurt normal, de sabores y dos nueces o cuatro almendras (enteras, crudas).

Desayuno: un sándwich con dos rebanadas de pan integral, 60 gr. de queso panela o dos rebanadas de pavo, ¼ de aguacate mediano, o cuatro nueces, u ocho almendras (enteras, crudas), 200 ml. de jugo de fruta natural o envasado.

Colación media mañana: una pieza mediana de fruta fresca (pera, manzana, mango, etc.), dos nueces o cuatro almendras (enteras, crudas).

Durante el día: cuatro tazas de melón, papaya, sandía o piña, licuadas en un litro de agua (tomar durante todo el día, en pequeñas cantidades).

Comida: sopa de verduras o consomé desgrasado con verduras, 120 gr. (ya cocidos) de res, pescado, pollo, atún o mariscos (sin grasa); una taza de verduras cocidas o crudas (puedes incluir elotes y papa), una rebanada de pan integral o ½ bolillo sin migajón, agua simple, de jamaica, limón, te o café sin azúcar.

Colación tarde: una rebanada (60 gr.) de pastel de cualquier tipo (chocolate, zanahoria o plátano, por ejemplo)

Cena: una taza de cereal normal, 200 ml. de leche descremada y cuatro nueces u ocho almendras (enteras, crudas).

Antes de dormir: 100 ml. de jugo de uva envasado, ½ cucharadita cafetera de aceite de oliva, ½ cucharadita cafetera de vinagre de vino tinto o blanco

Pasemos ahora a la rutina de ejercicios que te ayudará a reducir tus muslos (debes realizarla por lo menos tres veces por semana), y consiste básicamente en 30 minutos de ejercicio aeróbico (correr, trotar, escaladora, elíptica, bicicleta estática o salir a rodar un rato a la calle). Para completar tu rutina existen dos ejercicios que son infalibles: los desplantes y las sentadillas. Estos son ejercicios sencillos que puedes incluso realizar en la comodidad de tu hogar, así que no habrá pretexto para que te apliques. De cada ejercicio, realiza cuatro series de doce a veinte repeticiones según tu nivel

Desplantes con silla: coloca tus manos en el respaldo de la silla, espalda derecha y pies juntos. Realiza una zancada amplia hacia atrás con el pie derecho, baja lentamente y regresa de igual forma a la posición inicial; repite el mismo movimiento pero con la pierna contraria. Así alterna el movimiento hasta completar las series. Puedes hacerlo con mancuernas. No es imperativo usar una silla. Realizar el ejercicio al aire libre puede resultar divertido

Sentadillas: con la espalda pegada a la pared, los pies echados hacia delante y separados a la altura de los hombros, de tal manera que cuando bajes logres un ángulo de 90 grados; tus rodillas nunca deben rebasar las puntas de los pies; deslízate por la pared y baja el cuerpo lentamente, manteniendo la espalda recta, como si te sentaras en una silla pero en el aire, y sube lentamente a la posición inicial

También puedes recurrir a herramientas y consejos que te apoyarán en el proceso: a) Cuando estés en la regadera, termina con una ducha fría sobre los muslos. b) Hidrata esta parte del cuerpo con cremas reafirmantes para evitar la flacidez. c) Exfolia la zona dos veces por semana, con movimientos circulares. Esto elimina células muertas y activa tu circulación. d) Aplica cremas reductivas y anticelulíticas en el área, con movimientos firmes y circulares

Toma mucha agua. En las noches, date tiempo para poner tus piernas en alto, por lo menos unos minutos; esto activará la circulación y te ayudará a reducir los muslos. Existen muchas clínicas donde hay opciones que te pueden ayudar, como: masajes reductivos, radiofrecuencia, cavitación, etc

Trata de poner todo en práctica al mismo tiempo, para realmente lograr conseguir lo que buscas; la constancia y disciplina serán tus aliadas en esta tarea. ¡Recuerda… tú generas el cambio!

Fuente: http://mx.mujer.yahoo.com/

PUBLICA GRATIS TU AVISO AQUÍ!!

CÓMO TONIFICAR LOS MUSLOS

EJERCICIOS PARA ELIMINAR LA FLACIDEZ

LOS MEJORES EJERCICIOS PARA LOS GLUTEOS

Deja tu comentario

Check Also

Curiosidades: Estatua de la Virgen María "llora" en Israel - Fotos y Vídeo

Curiosidades: Estatua de la Virgen María «llora» en Israel – Fotos y Vídeo

JERUSALÉN.- Cientos de personas han acudido a una pequeña población en el norte de Israel …