Libros escolares gratuitos con los peores errores

Hace unos días, la SEP terminó la entrega de más de 230 millones de libros de texto que utilizarán los alumnos de educación básica durante el ciclo escolar que está por iniciar.

¿Qué tienen de especial los libros este año? ¡Que incluyen nada más y nada menos que 117 errores de ortografía! La Academia Mexicana de la Lengua será la encargada de revisar y corregir cada libro, pero por lo pronto los niños recibirán los libros tal y como están.

No es de extrañar que tampoco las placas de los monumentos de la sede de la secretaría cuenten con una ortografía adecuada: se estima que en ellas hay al menos 300 errores.

Además de los ‘horrores’ ortográficos, los materiales contienen imprecisiones, información que no ha sido actualizada y todo tipo de fallas. Conozcamos algunas de ellas en la galería.

– Uso inadecuado de mayúsculas y minúsculas. ¿Alguna diferencia entre “China” y “china”? Este es sólo uno de los nombres propios que aparecen en minúsculas; hay, en cambio, palabras que deberían ir escritas con minúscula, como “Sistema Planetario” o “Naturaleza”.

– Al parecer los escritores quisieron ser exageradamente específicos cuando se refirieron a una “parvada de aves”. Este es un ejemplo de los pleonasmos que los niños y los maestros tendrán que enfrentar.

– Las fallas más frecuentes son las faltas de ortografía. Te damos un par de ejemplos: “ocaciona” y “desiciones”. Al parecer, los autores no se “desidían” por usar correctamente la “c” o la “s”. Aún peor resulta la palabra “sovrevivieron”, en un libro de Historia…

– Pero las faltas de ortografía espantosas no terminan ahí. En otro libro de la misma materia, pero diferente grado, también confundieron letras: ¿habrá algún parecido entre el significado de “arroyo” y el de “arrollo”?

– Definitivamente, las reglas ortográficas básicas no se les dan a quienes hayan redactado los libros, pues los errores de acentuación como “físicomotrices” aparecen por doquier. Los acentos diacríticos –los que distinguen a una palabra de otra- tampoco están bien empleados.

– Palabras cortadas. Para ahorrar tinta, los escritores se comieron una que otra letra por aquí y por allá, como en el ejemplo de la imagen, que aparece en uno de los libros. Una más que padeció el recorte fue “contrarestan”.

– Un libro de matemáticas contiene indicaciones confusas, como en el caso de una fracción impresa de color verde, pero que el libro menciona como “azul”.

– ¿Sabías que se ha decidido reubicar la zona arqueológica de Tulum al estado de Yucatán? Nosotros tampoco. Curiosamente es un libro de geografía el que menciona en un pie de foto que la antigua ciudad maya ya no está en Quintana Roo.

– Hablando de geografía, resulta que un libro más contiene nombres de países incorrectos. Ruanda aparece en otro idioma (“Rwanda”), mientras que el nombre que se inventaron para Kazajistán (“Kasakstán”) no sabemos de dónde salió.

– También se hallaron errores en el uso de preposiciones y signos de puntuación.Reflexionemos qué pasaría si en la imagen cambiáramos la palabra que marcamos (“de“) por “en”. Los autores de un libro de segundo grado usaron ambas preposiciones juntas.

Fuente: http://de10.com.mx/

PUBLICA GRATIS TU AVISO AQUÍ!!

LIBRERÍAS COMERCIALES EN MEXICO

LIBRERÍAS DE TEXTOS ACADÉMICOS EN MEXICO

Metodología del trabajo intelectual – Raúl Gutierrez Saenz

Historia de México: guerras que no aparecen en los libros

Deja tu comentario

Check Also

Curiosidades: Estatua de la Virgen María "llora" en Israel - Fotos y Vídeo

Curiosidades: Estatua de la Virgen María «llora» en Israel – Fotos y Vídeo

JERUSALÉN.- Cientos de personas han acudido a una pequeña población en el norte de Israel …