Inicio / Dietas / Estremecedor testimonio de una sobreviviente de Anorexia

Estremecedor testimonio de una sobreviviente de Anorexia

A sus 39 años, Valeria Levitina es considerada la mujer más anoréxica del mundo. La rusa ha lidiado durante toda su vida con este trastorno de peso, y pese a ser un caso preocupante, asegura que cientos de mujeres le escriben para saber cómo pueden estar tan delgadas como ella.

”Las jóvenes me preguntan sobre mis métodos de pérdida de peso. En su mayoría tienen 20 años de edad, y piensan en mí como el modelo a seguir”, indicó Valeria en diversas entrevistas.

Valeria ha tomando conciencia sobre el daño que pueden estar ocasionándose otras jóvenes y ha decidido hablar de su enfermedad y liderar campañas relacionadas con la anorexia. «(Este padecimiento) arruinó mi vida. Me dejó sola, sucia y poco atractiva para los demás».

El trastorno de Levitina comenzó en la adolescencia, cuando su madre le inculcó que el sobrepeso era malo, ya que muchas mujeres de la familia tenían obesidad. De joven se transformó en Miss Chicago, pero el deseo de seguir incursionando en la industria de la moda cambió su vida para siempre.

A los 23 años, su delgadez era extrema y seguía empeorando. Buscó trabajo como modelo y quiso comenzar una carrera, pero en las entrevistas le decían que tenía “demasiada carne en los huesos”.  Su deseo por perder peso la impedía de comer, y perder kilos pronto se convirtió en una adicción. A los 24 años, Valeria Levitina ya pesaba 38 kg.

Los daños en su cuerpo y su psique ya eran visibles: tenía el autoestima por el suelo, comenzó a sufrir problemas gástricos, fatiga y problemas en los huesos, entre otros males. Fue entonces que decidió curarse.

Aunque Valeria ya dejó atrás este trastorno, le falta un largo camino por recorrer para fortalecer de nuevosu organismo. Sueña con, algún día, convertirse en madre de alquiler. Y espera que su experiencia ayude a que ninguna otra mujer sienta que estar en los huesos es el ideal de belleza.

Trastornos alimenticios como la anorexia y la bulimia son enfermedades extremas relacionadas con actitudes y comportamientos en contra del peso y la comida, explica National Eating Disorders Association.

Por su parte, la anorexia nerviosa una enfermedad grave, potencialmente mortal, es un trastorno en la alimentación caracterizado por la auto-inanición con pérdida de peso excesiva. En este sentido, el paciente tiene una imagen corporal equivocada de cómo se ve cuando se mira en el espejo o cómo se imagina a sí mismo mentalmente.

Es así como estos trastornos tienen la tasa más alta de mortalidad de cualquier enfermedad mental. En Estados Unidos, cerca de de 10 millones de personas sufren este tipo de enfermedades y 10% es padecida por hombres, juntos están luchando una batalla de vida o muerte contra la anorexia o la bulimia y millones más con otros trastornos alimenticios.

En estudio realizado por la Asociación Nacional de Anorexia Nerviosa y Trastornos Asociados se informó que entre el 5 y el 10% de los anoréxicos mueren dentro de los 10 años después de haber contraído la enfermedad, del 18 al 20% de los anoréxicos estarán muertos a los 20 años y del 30 al 40% nunca se recuperarán totalmente. Asimismo la tasa de mortalidad asociada con la anorexia nerviosa es 12 veces más alta que la tasa de mortalidad de todas las causas de muerte en mujeres entre 15 y 24 años y el 20% de las personas que sufren de anorexia morirán prematuramente por complicaciones relacionadas con su trastorno de la alimentación, incluidos los problemas de suicidio y el corazón.

A pesar de estas alarmantes cifras existen algunos casos que han llamado mucho la atención como el de Emma ONeil, la prueba viviente de que sí se puede salir de la anorexia, pero para lograrlo tuvo que tocar fondo. Ella desarrolló el trastorno alimenticio a los 14 años y un día se desmayó en la calle, cuando pesaba tan sólo 20 kilos, casi muere atropellada por un coche; en ese momento se dio cuenta que quería vivir. Tras ocho años de tratamiento y 50 kilos de peso hoy cuenta su impactante historia pues llegó a estar tan delgada que sus propios huesos eran «como cuchillas de afeitar al contacto con su cama le dejaban lesiones. «En ese momento, no me di cuenta lo mal que estaba. No me di cuenta lo que me estaba haciendo a mí misma y a mi familia «, dijo a The Telegraph la joven de 22 años de edad.

Pero esta no es la suerte con la que corren todas las personas que sufren un desequilibrio de este tipo, pues Jeremy Gillitzer sí murió en 2010 a la edad de 38 años, pesando tan sólo 33 kilos. Este adonis que una vez se consagró como un impactante modelo masculino de aspecto muy guapo y varonil, un joven musculoso y con un cuerpo bien contorneado, se enfrentó a la anorexia y la bulimia durante casi toda su vida adulta. A través de un régimen de hambre crónica, vómito autoinducido y ejercicio extremo, llevó su enfermedad a un límite que le causó la muerte.

Así existen en la actualidad miles de historias de este estilo, hombres y mujeres con un problema que crea en sus mentes emociones extremas, con actitudes y comportamientos que traen serias consecuencias de peso por la falta de comida.

Este también fue el caso de Clare y Rachel Wallmeyer, que no dejó de llamar la atención por tratarse de un par de gemelas australianas reconocidas por compartir diversos aspectos de su vida y de su anorexia a través de la televisión de su país. «Básicamente no comemos nada. Tal vez, un trozo de sandía», dijo Claire mientras Rachel la apoyaba. «Puede ser una Coca Light y un café». Ambas confesaron que nunca se habían enamorado ni conseguido un empleo y consideraban que su muerte era sólo cuestión de tiempo. Y así fue, pues este par de hermanas famosas por sus desórdenes alimenticios, que desde la juventud tuvieron una pérdida de peso tan abrupta, murieron a los 42 años, por un incendio que se produjo en su casa de Geelong. A pesar de que los detectives de la Unidad de Investigación del Crimen del lugar consideran el hecho como un accidente, hay quienes aseguran que ambas atravesaron por diversos y reiterados intentos de suicidio.

En cuanto a casos familiares se apareció el de Rebecca Jones, una madre anoréxica de 26 años que encendió las alarmas el año pasado cuando se declaró orgullosa de poder usar la ropa de su hija Maisy de 7 años, que pesa más que ella y seguramente en el futuro deberá lidiar con problemas de imagen, si su madre no busca ayuda. Rebecca es una secretaria médica que sobrevive a base de sopa, tostadas y bebidas energéticas a pesar de que los médicos le han advertido que la falta de nutrientes podría matarla. Ella al mismo tiempo anima a Maisy a disfrutar de chocolates y pastelillos. Rebecca recibe tratamiento psicológico ya que luego de sus declaraciones, decenas de padres reclamaron se revisara si era apta para criar a su hija mientras que otros simplemente solicitaron que se le retirara la custodia de la niña, hasta que la mamá se recuperara del trastorno.

Y es que estos casos críticos donde las persona no pueden hacerse responsables de sus acciones ni tener control de su vida deben ser llevados a la corte, como en el caso de la joven inglesa estudiante de medicina quien se encuentra al borde de la muerte por anorexia severa y debe ser alimentada para mantenerla viva según ha dictaminado el juez Peter Jackson y hacerlo ‘por la fuerza si es necesario’. Por su parte, los padres de la joven dicen que ella ha sufrido bastante y alegaron ante el tribunal que se le debe permitir «morir con dignidad», mientras esté rodeada de sus seres queridos. Sin embargo el Tribunal Superior aseguró que sus problemas de salud se traducían en que ella no era capaz de tomar una decisión de no morir y hay que había que darle «la oportunidad de la vida».

Fuente: http://vidayestilo.terra.com.mx

PUBLICA GRATIS TU AVISO AQUÍ!!

Video: una cirugía para tratar la bulimia y la anorexia

Cómo los latidos del corazón pueden predecir la anorexia

TERRIBLES FOTOS DE LA ANOREXIA DE KATE MIDDLETON

ANOREXIA Y BULIMIA – QUE SON? SINTOMAS Y TRATAMIENTOS

Deja tu comentario

Check Also

EEUU retira del mercado más de 4 millones de kg de carne de res

EEUU retira del mercado más de 4 millones de kg de carne de res

PETALUMA— Una empresa del norte de California está retirando del mercado más de 4 millones …