Inicio / Destacadas / El futuro de la industria de la moda
El futuro de la industria de la moda
El futuro de la industria de la moda

El futuro de la industria de la moda

Algunas de las firmas más importantes de ropa se muestran cada vez más interesadas en introducir métodos sustentables de producción

En las fábricas

China conserva su posición como el mayor manufacturero de ropa de las marcas occidentales, según la Iniciativa de Comercio Ético, una alianza de compañías, sindicatos y organizaciones voluntarias que trabajan en conjunto para mejorar las vidas de los trabajadores pobres y vulnerables alrededor del mundo.

“La libertad de asociación aún es severamente restringida, lo que significa un verdadero reto para las compañías que hacen algo por impulsar y mejorar el comercio ético. Pero hemos visto un progreso en otras áreas como la administración de las relaciones industriales. Algunas compañías han implementado programas que adoptan un diálogo más abierto y honesto entre la gerencia y los trabajodres de sus fábricas en China.

“Cada país involucrado en la producción y la manufacturación de prendas tiene sus propios problemas de derechos laborales, influenciados por diferentes factores políticos, sociales y económicos. Nuestro mensaje principal para las compañías es que no le huyan a estos problemas. Colaboren con otras compañías y comprométanse directamente con sus proveedores”.

Mejores condiciones laborales

 

Trabajar en el hogar le permite a millones de familias pobres ganar un sueldo, sin embargo, estos son los trabajadores más vulnerables y marginados, según la Iniciativa de Comercio Ético.

“Por ejemplo, al norte de la India, existe un gran número de personas que trabajan en sus hogares y producen artículos de buena calidad, hechos a mano, que van desde vestidos de lentejuelas, bolsas y hasta zapatos bordados.

“En años recientes hemos sido testigos del compromiso por parte de algunas compañías que se esfuerzan en atender la necesidad de este grupo de personas en su cadena de abastecimiento. El resultado es que los trabajadores en casa comienzan a recibir mejores ingresos por su labor, y ahora son más conscientes de su derecho a tener condiciones laborales decentes aunque su desempeño sea desde su hogar.

“Las condiciones laborales no van a cambiar por sí mismas, lo que se necesita es que los accionistas se involucren más y provoquen un cambio sustentable a largo plazo.”

Un diseño sustentable

Existen todo tipo de nuevas innovaciones en el ámbito manufacturero y en los textiles, escribe Sarah Ditty, director adjunto de la revista SOURCE Intelligence dirigida por el Foro de Moda Ética, una red no lucrativa que promueve la sustentabilidad social y ambiental en la industria de la moda.

“El Slow Textiles Group hace una reveladora investigación sobre lo que significa el diseño sustentable, en el cual los diseñadores, manufactureros y proveedores convergen para compartir conocimiento y experiencia.

“Vemos grandes descubrimientos en telas y fibras hechas de materiales como leche, té, piel de salmón, plástico oceánico cosechado, poliéster reciclable de circuito cerrado, y nanotecnologías que ayudan a reducir el impacto ambiental y a mejorar el desempeño de la tela.

“Algunas de las compañías más importantes en el mundo de la moda buscan cambiar la percepción de los consumidores acerca de la sustentabilidad en sus atuendos.”

Reduce, recicla y reutiliza

La reutilización de la ropa es el proceso de desarmar prendas que han sido desechadas para recuperar materiales, volver a cortar y diseñar para hacer nuevas prendas, explica Geetha Dadigamuwage, del Instituto de Consumo Sustentable del Reino Unido en la Universidad de Manchester.

“Recupera el valor intrínseco del material y restaura el producto desechado y le da un nuevo giro en lugar de desperdiciarse como un producto de bajo valor. El proceso también reduce la demanda de materiales vírgenes y por ende aminora el impacto ambiental que causa el tratamiento de material sin procesar.

“A pesar de que estas iniciativas solo se han acercado a un nicho de mercado, existe un gran potencial para el crecimiento y ofrecerá nuevas oportunidades de negocio conforme se expanda el sector. Un punto clave es que el proceso y la tecnología de manufactura necesita ser desarrollado para la producción en masa, por ejemplo, incrementar el uso de equipos digitales para hacer más rápido el ritmo de modificación de patrones y el cortado de la ropa”.

Consumidor: revisa la etiqueta

Existen muchas maneras para que los consumidores se pueden hacer más responsables de lo que compran, dice Sarah Ditty, editora del Ethical Fashion Forum de la revista SOURCE Intelligence.

“Primero, si quieres comprar algo nuevo asegúrate de que hagas preguntas acerca de la prenda: ¿En dónde se fabricó? ¿Cómo se hizo? ¿Quién es el fabricante? ¿Cuáles son los materiales? ¿Cuánto va a durar? ¿Cómo la cuido? ¿Cómo la puedo desechar ya que no la vaya a utilizar?

“Ve la etiqueta, pregúntale a la asistente de la tienda e investiga un poco más. Trata de comprar algo con un precio justo, orgánico o con otro tipo de certificación ambiental. Si no te sientes seguro mejor apoya a diseñadores locales y enfócate en que sea de buena calidad y materiales naturales que por lo general duran más.

“Si tienes un presupuesto muy limitado, lo mínimo que puedes hacer es tratar de comprar vintage, de segunda mano o ropa ‘mejorada’ para que le des a la prenda un nuevo uso y no vaya directo al tiradero”.

NO al uso de químicos peligrosos

Zero Discharge of Hazardous Chemicals (ZDHC) es un esfuerzo colectivo entre famosas marcas de ropa y calzado, de las cuales destacan Nike, Adidas, Levi Strauss & Co y H&M, que pretende mejorar sus estándares ambientales y reducir el uso de materiales químicos en las prendas.

“Todos los miembros del programa del ZDHC se comprometen a que su ropa y el calzado contengan “cero químicos peligrosos” en las cadenas de abastecimiento para 2020. ZDHC es una nueva iniciativa que impulsa el desempeño y las prácticas ambientales en las empresas de la industria. Eliminan el uso de sustancias químicas peligrosas y potencialmente peligrosas que son parte de la producción de prendas, calzado, y accesorios”.

El grupo se enfoca principalmente en reducir y eliminar a 11 grupos químicos que incluyen sustancias perfluorados (PFCs por sus siglas en inglés) usadas como repelentes de agua y manchas, alquilfenoletoxilatos (APEOs por sus siglas en inglés) utilizados en detergentes, metales pesados como el cadmio y tintas Azo que podrían emitir componentes cancerígenos.

Fuente: http://mexico.cnn.com/

INDUSTRIA TEXTIL EN MEXICO

CHRISTIAN LACROIX EN MEXICO

INDEPENDIENTE: ASÍ SERÁ LA ROPA DEL FUTURO

DIRECTORIOS Y GUÍAS DE MODA EN MEXICO

LISTA LOS POLÍTICOS MAS RICOS DEL MUNDO

 

Deja tu comentario

Check Also

Venezuela subasta 440 millones de dólares

Venezuela subasta 440 millones de dólares

CARACAS.— El Centro Nacional de Comercio Exterior convocó el lunes a las empresas de los …