Inicio / Destacadas / Cómo reducir el riesgo de cáncer de mama
Cómo reducir el riesgo de cáncer de mama
Cómo reducir el riesgo de cáncer de mama

Cómo reducir el riesgo de cáncer de mama

La principal herramienta para luchar contra esta enfermedad depende de ti y de realizar un verdadero cambio en tu vida

Reducir factores de riesgo, la clave

Se estima que una de cada tres personas en el mundo padecerá cáncer en algún momento de su vida. En México, una mujer muere cada dos horas a causa del cáncer de mama.

Este padecimiento registra 13,600 casos nuevos en nuestro país, cifra que se podría reducir un 30% si cambiaran nuestros hábitos alimenticios —comer frutas y verduras en lugar de harinas refinadas—, dejar de fumar y beber como si no hubiera mañana y, no consumir refresco en grandes cantidades, explica el director del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), el doctor Alejandro Mohar Betancourt.

Evitar que aparezca o detectarlo a tiempo es el primer gran paso que depende de ti. Te compartimos las ocho reglas principales para prevenir el cáncer de mama.

Regla 1: No pienses que no te va a pasar

No pienses que a ti no te podría pasar. El cáncer de mama no solo le ocurre a tu mamá o a la amiga de la amiga.

La edad promedio de aparición en México va de los 30 a los 53 años, y un 7% de los diagnósticos ocurre en mujeres menores de edad.

Si comienzas una rutina preventiva a tiempo, la probabilidad de que no tengas nada de qué preocuparte es muy alta.

Regla 2: Una alimentación balanceada

Controlar tu peso y tener una alimentación balanceada, abundante en frutas y verduras, cereales, y pocos alimentos de origen animal y leguminosas.

El sobrepeso y la obesidad incrementan el riesgo de desarrollar cáncer de mama, según la American Cancer Society.

El doctor Sergio A. Rodríguez Cuevas, director del Instituto de Enfermedades de la Mama (FUCAM), realizó un estudio a cerca de 450,000 mujeres que solicitaron mastografías, de las que solo el 25% tenía un peso ideal, el 50% sobrepeso y el 25% obesidad mórbida.

“Lo triste es ver que la obesidad no sólo tiene que ver con el desarrollo de la enfermedad, si no que la respuesta a los tratamientos es mucho menor en pacientes obesas”, dijo Rodríguez Cuevas.

Regla 3: Cuida tu salud y bienestar

 

La principal responsabilidad de tu salud y bienestar depende totalmente de ti.

Nadie te tiene que recordar lo que debes hacer. Tú misma debes tomar el poder de cambiar en tus manos y mejorar tus hábitos.

Son muchos los casos de éxito de mujeres “empoderadas” que gracias a que tomaron el control de su vida vencieron la enfermedad y ahora realizan diferentes acciones en a favor de la prevención, e informan a más mujeres sobre el cáncer de mama.

“Claro que puedes cuidar lo que comes y lo que bebes y no hacerte de la vista gorda, ni poner de pretexto la falta de tiempo. Hay cosas que podemos controlar para estar bien”, dice Berta Aguilar, una sobreviviente y activista social con más de 10 años realizando acciones a favor de la atención del cáncer de mama.

Regla 4: Haz ejercicio

Numerosos estudios demuestran que practicar un deporte se asocia con la disminución del riesgo de padecer cáncer, no solo de mama sino de otras áreas como el colon.

Además de que los beneficios van más allá de solo prevenir la enfermedad.

Si no estás acostumbrada, comienza con una caminata de 30 minutos, cinco días a la semana.

Regla 5: Deja los malos hábitos

Algunos de los factores de riesgo para las mujeres es la ingesta de alcohol y fumar.  Algunos organismos que luchan contra el cáncer alertan que el consumo de bebidas alcohólicas está fuertemente ligado con la enfermedad, incluso, en niveles bajos.

De acuerdo con la American Cancer Society, consumir 100 gramos al día, lo que equivale a una botella de vino o cuatro cervezas, multiplican entre cuatro y seis veces el riesgo de padecerlo.

Respecto al cigarro, ninguno está permitido. Los peligros por fumar son altísimos y también pueden producir cáncer de pulmón.

Regla 6: Conócete y autoexplórate

Una sencilla autoexploración puede hacer la diferencia.

El doctor Gerardo Casotrena, director de la Clínica de Mama del Centro Médico ABC, señala que en 2010, 5,200 mexicanas murieron por cáncer de mama, de las cuales el 30% se pudo haber evitado con una autoexploración.

El Instituto Nacional de Cancerología considera que desde los 20 años una mujer debe estar informada sobre los beneficios y limitaciones del autoexamen de las mamas, conocer su aspecto natural mediante la observación y la palpación, y notificar a su médico cualquier cambio.

Lo ideal es acudir con un ginecólogo para aprender a hacerlo de forma correcta, además, por supuesto, de la necesaria revisión de este especialista, cada año, una vez iniciada la vida sexual.

Regla 7: La mastografía es importante

Si tienes más de 40 años es de suma importancia que te sometas a una mastografía. Las instituciones de salud, privadas y gubernamentales, organizan diferentes campañas de detección que realizan el examen de manera gratuita o con un menor costo.

El estudio incrementa la posibilidad de hacer diagnósticos en fases más tempranas, y así poder tomar un tratamiento menos agresivo con probabilidad de curación mayor al 90%.

Regla 8: Ve hacia adelante

Recibir un diagnóstico de cáncer de mama es devastador, pero es importante pensar que muchas mujeres han pasado por lo mismo y luchan por vencerlo.

Es una etapa de duelo en la que te tienes que rodear de tus seres más queridos, ve en ellos una fortaleza y una compañía durante este difícil proceso.

Los pensamientos positivos te guiarán de una mejor manera a través de tu tratamiento. No pienses que podrás hacerlo tú sola.

Fuente. http://mexico.cnn.com/

DIETA CONTRA EL CANCER DE MAMA

CANCER DE MAMA SINTOMAS Y TRATAMIENTOS

Estos son los cuatro tipos de cáncer de mama que existen

EL CÁNCER DE MAMA ES DIEZ ENFERMEDADES DISTINTAS

Deja tu comentario

Check Also

Venezuela subasta 440 millones de dólares

Venezuela subasta 440 millones de dólares

CARACAS.— El Centro Nacional de Comercio Exterior convocó el lunes a las empresas de los …