Inicio / Autos & Motores / Cómo hacer un auto ecológico y ganar dinero
Cómo hacer un auto ecológico y ganar dinero
Cómo hacer un auto ecológico y ganar dinero

Cómo hacer un auto ecológico y ganar dinero

El cambio climático y la contaminación entre otras cosas son el resultado de la sobre explotación de los recursos naturales, el exceso de población y el gran número de vehículos que circulan día a día. Sin embargo existen diversas acciones que como conductores podemos hacer para aminorar ese daño, proteger el ambiente y contaminar menos con nuestro auto.

En seguida te damos cinco consejos para hacer tu manejo más “verde” y de paso ahorrarte algo de dinero.

1. Libera la cajuela

La cajuela de nuestro auto fue creada para cargar todo lo que se necesite llevar de un lado a otro, como ir al súper por la despensa y llevarla a casa. No obstante ¿Qué pasa cuando se convierte en una bodega móvil? Es decir guardamos prácticamente de todo ya sea el equipo del gimnasio, herramienta, carreola del bebé, ropa y demás cosas. Con la cajuela llena,  nuestro auto pesa más de lo normal y esto hace que el motor trabaje de más por lo que consumirá más combustible, esto contaminará el ambiente y con los altos precios del combustible gastarás también más.

La solución es simple, libera la cajuela del auto y no cargues aquello que no vayas a trasladar de un lado a otro. Esto ayudará a que tu auto contamine menos, afectando minoritariamente tu bolsillo.

2. Mantén infladas las llantas

Los neumáticos son una parte esencial de nuestro auto ya que permiten el contacto directo con el camino. Al tener poco aire o completamente desinfladas generan una mayor fricción con el asfalto al estar en movimiento, esto hace que el motor trabaje más para poder moverse y al igual que en el punto anterior consumirá más combustible, contaminando más de lo normal. Lo mejor en este caso es mantener las llantas infladas a su presión correcta, esto reducirá la fricción y el motor se esforzará menos reflejándose directamente en el rendimiento de gasolina, disminuyendo la cantidad de humo al ambiente.

3. Limita tu velocidad

De acuerdo con la Agencia de Protección al Ambiente (EPA) en Estados Unidos, acelerar, ir a alta velocidad y frenar a fondo puede reducir la eficiencia de un auto hasta en un 33%. Al realizar cualquiera de las acciones anteriores tu auto tiene que vencer la inercia. A ésta se le define como la resistencia que un objeto tiene al encontrarse en movimiento.

Superar la inercia requiere de energía, en el caso de un auto nos referimos a la gasolina. Puedes consumir menos energía –combustible- si vences a la inercia de manera lenta. ¿Qué te cansaría más? Empujar un carrito de súper completamente cargado de manera lenta, desde que está parado hasta una velocidad razonablemente rápida o impulsar inmediatamente el mismo carrito a toda velocidad. Al hacerlo de manera lenta te permite construir un impulso que ayuda a vencer la inercia, consumiendo menos energía. En el auto debes acelerar pausadamente si estás completamente detenido, esto le ayudará al vehículo a conseguir ímpetu para avanzar.

Cuando el auto está en movimiento, debes tratar de preservar el impulso evitando situaciones donde pueda perderse. Digamos que vas manejando y ves que el semáforo que tienes adelante cambió de amarillo a rojo. En lugar de tener tu acelerador a fondo y frenar a fondo en el último segundo, quita el pie del acelerador y aproxímate al semáforo lentamente. No sólo ahorrarás gas, incluso puede que no llegues a detenerte cuando la luz se ponga en verde, con esto tu auto vencerá menos inercia que si lo hicieras completamente parado.

Finalmente al correr a alta velocidad tu auto también consume más gasolina y por ende contaminan demás. La EPA señala que la mayoría de los vehículos otorgan su mejor eficiencia de combustible a una velocidad de 100 Km/h (60 mph), si superas esta velocidad cada 10 Km/h (cinco mph) reduces la eficacia del consumo en un 6%.

4. Compartir auto

Este consejo aunque ya es muy conocido, no deja de ser importante mencionarlo. Al momento de compartir tu auto con alguien, permites que otros vehículos dejen de circular, no se incremente el tránsito, además de aminorar la contaminación.

En muchos casos tus pasajeros llegan a ser habituales –amigos, vecinos o compañeros de trabajo. En cualquier caso puedes proponer con aquellos que tengan auto propio, ir rotando su unidad cada quien por día o por semana, según les acomode. Esto te ahorrará también un dinero y hasta descansar del estrés generado por el tránsito.

5. Cambiar de vehículo

Quizá tengas como vehículo de uso diario una camioneta o un deportivo, ambos por tradición consumen más gasolina que cualquier otro tipo, lo que contamina más el ambiente.

Una buena solución para hacer tu conducción más “verde” es cambiar ese vehículo por uno más pequeño y ahorrador, puede ser desde un subcompacto o incluso si eres aventurero una motocicleta. Con ambos contaminarás menos, además de ayudar a tu bolsillo al momento de pagar la gasolina.

La ventaja del subcompacto es que puedes llevar a la familia y en la motocicleta, sólo tú junto con un acompañante; por lo que la elección dependerá mucho de tu necesidad.

Recuerda que cualquier acción que podamos hacer para proteger el ambiente y aminorar la contaminación por conducir un vehículo, es dejarle a tus hijos o generaciones jóvenes un mejor mundo, en el cual ellos vivirán.

Fuente: http://mx.especiales.autocosmos.yahoo.net/

Beneficios de hacer limpieza en el motor

Fotos: Conoce el auto más pequeño del mundo

LOS TODOTERRENO MÁS INCREÍBLES DEL MUNDO

Nueva sustancia 100% ecológica para lavar autos

Deja tu comentario

Check Also

Venezuela subasta 440 millones de dólares

Venezuela subasta 440 millones de dólares

CARACAS.— El Centro Nacional de Comercio Exterior convocó el lunes a las empresas de los …