Inicio / Curiosidades / Qué hacer si tienes un jefe egocéntrico

Qué hacer si tienes un jefe egocéntrico

Lidiar con un jefe narcisista pasa de ser incómodo a desgastante. Si su personalidad ególatra y manipuladora te trae de cabeza, es momento de tomar cartas en el asunto. Comprender lo que pasa por su mente, sus miedos y formas de actuar, puede ayudarte a manejar la situación. Conoce algunas estrategias para contrarrestar sus efectos negativos.

¿Qué puedes esperar de un narcisista? De acuerdo con Psychology Today (psychologytoday.com), revista especializada en psicología, las personas con este perfil buscan ser el centro de atención y menosprecian a quienes perciben como inferiores a ellos. En el trabajo, desarrollan hambre de poder y ven las relaciones con los demás como un medio para beneficiarse, por lo que lo más sabio es no esperar nada de ellos, para evitar decepciones.

Conoce sus reglas. Puede que algunas actitudes de tu jefe sean tan egoístas que te impacten, pero si asimilas que a un narcisista solo le importa su persona, entenderás por qué es capaz de hacerlas. ¿La solución? Si no afectan tu desempeño, réstales importancia.

Manéjalo tú, ¡no al revés! Una vez que has comprendido la esencia de su egoísmo, es momento de aprender a manejarlo en lugar de que él ¡te maneje a ti! Lo primero que debes saber es que los narcisistas no soportan las críticas o que los contradigan, mucho menos frente a los demás. Por ello, Psychology Today recomienda exponer tus puntos de vista sin ser demasiado directa y enfocarlos a cómo sus desiciones pueden impactarte a ti, sin remarcar que tu jefe ha cometido un error.

Ármate de paciencia y aprende a leerlo.Otra característica típica de los narcisistas es que esperan atención inmediata, lo que los lleva a ser seriamente demandantes, aun con cuestiones irrelevantes. Este aspecto de su personalidad es uno de los más peligrosos para ti, pues puede hacer que te retrases en fechas de entrega, arruinar cualquier planeación ¡y terminar por absorberte por completo! La publicación sugiere actuar con oportunidad cuando se amerite y evaluar cuándo es posible hacerle esperar, ya que sus ansias de respuesta pueden llevarle a resolverlo el asunto ¡sin tu ayuda!

Usa su soberbia a tu favor. Los narcisistas mueren por tener la atención y admiración de los demás, así es que si quieres que tu jefe ceda en algo, dile lo grandioso que es y verás resultados inmediatos. Cuando realicen algún proyecto, dale crédito por su labor y guía. Pídele consejos y agradece sus contribuciones. Puede que estas estrategias alimenten su ego, pero tu papel no es cambiar su personalidad, ¡sino sobrevivir a la relación que tienes con él!

Que no te afecten sus cambios de humor. Psych Central (psychcentral.com), portal dedicado a la salud mental y emocional, remarca que los narcisistas tienen la habilidad de cambiar de personalidad de acuerdo a la situación. Esto puede hacer que pasen de agradables si te necesitan, a intimidantes si sienten que tratas de pasar sobre ellos o que no tienen control sobre ti. Recordar que ninguna de sus dos posturas son auténticas, dejar que él sea el que se enoje y no tú y evitar tomarte las cosas de manera personal, puede ayudarte a manejar la situación.

Muestra soluciones, no problemas.Cuando se presenta algún problema, los narcisistas prácticamente se congelan y solo ven los incovenientes. Si te toca comunicárselo, Psychology Today recomienda mencionarlo y pasar inmediatamente a las propuestas para solucionarlo, con el fin de cambiar su enfoque pesimista. Exponer varias soluciones le hará sentir que tiene el control, especialmente si las presentas pidiendo su guía para elegir la mejor.

Queda bien, aunque él te quiera hundir.En su afán por quedar bien frente a los demás, y especialmente a los ojos de los superiores, los narcisistas se llevan a una o varias personas en el camino; al ser parte de su equipo, eres una víctima potencial. Si te sucede, necesitas cuidar la percepción que se tiene de tu trabajo en la oficina. Brinda a los involucrados la información correcta, siempre sin culpar o exponer a tu jefe y centrándote en los hechos, no en las distorsiones.

Marca tus límites y respeta los suyos. Los jefes narcisistas, al sentirse superiores, llegan a tratar mal a sus subordinados. No lo permitas, pero tampoco lo confrontes. Exponle cómo otras reacciones pueden ayudar al departamento a mejorar, para hacerle quedar bien dentro de la compañía. ¡Ah!, y toma en cuenta también sus límites. Psych Central señala que estos individuos prefieren no hablar de sus cosas personales. Si insistes en preguntarle qué le pasa cuando lo ves mal, puede percibirte como alguien “peligroso” para su “bienestar”, lo que podría colocarte en su lista de personas “incovenientes”. Mantente estríctamente en lo profesional.

Fuente: http://mx.mujer.yahoo.com/

PUBLICA GRATIS TU AVISO AQUÍ!!

¿CÓMO REPARAR EL AUTOESTIMA? 

Interpretación de la sonrisa de los capos arrestados

WEB LANZA BANCO VIRTUAL PARA PROCREAR BEBÉS BELLOS

Deja tu comentario

Check Also

Curiosidades: Estatua de la Virgen María "llora" en Israel - Fotos y Vídeo

Curiosidades: Estatua de la Virgen María “llora” en Israel – Fotos y Vídeo

JERUSALÉN.- Cientos de personas han acudido a una pequeña población en el norte de Israel …