Inicio / Curiosidades / La clase de mujer que no tenes que ser en el trabajo

La clase de mujer que no tenes que ser en el trabajo

Ya sea que trabajes en una empresa multinacional (y multipersonal) o un negocio independiente integrado por tres empleados, siempre existirán los estereotipos y personalidades que te encuentras de camino a la máquina de café. Pero hay 6 de ellas que deberás evitar a toda costa si quieres sobrevivir (y sobresalir) en el mundo corporativo.

La Conquistadora

Si eres de las que va de un cubículo a otro, coqueteando con cada elemento masculino del lugar, sabemos que no es la mejor imagen que puedes dar. Un estudio realizado en 2007 por la Sociedad Británica de Psicología encontró que mientras los hombres coquetean en el ambiente laboral por aburrimiento o insatisfacción, las mujeres que lo hacen, tienen con un propósito muy específico (sí, adivinaste): subir de puesto.
El estudio, encargado por la revista Harper’s Bazaar, informa que aquellas mujeres que coquetean en la oficina suelen ver en sus colegas del mismo género a su principal competencia; por lo que prefieren trabajar con jefes del sexo masculino para “flirtear” su ascenso. Los resultados también sugieren que este hábito suele ser peligroso por la reputación que te genera y que podría jugar en tu contra a futuro.

La Rebelde

Seguramente tu jefe te odia cuando llegas tarde o no llevas a cabo el código de vestimenta a las juntas. Pero tú no eres de las que se conforman. “No te dejes llevar”, dice Judith Bowman, autora del libro Don’t Take The Last Donut: New Rules of Business Ettiquete.

“Tu jefe quiere saber que eres diferente, pero no lo suficiente como para ser nombrada ‘la rebelde’ de la oficina. Bowman sugiere adherirse al protocolo y redireccionar esa energía rebelde en una forma positiva para ser líder, creativa, motivar y avanzar en tu carrera”.

La Reina del Drama

Todo lo que haces es digno de un Oscar, sin importar si se te rompió el tacón de tu zapato al llegar a tu lugar, cerraste el cajón de tu escritorio en tu dedo o te dejaron trabajo extra.

Siendo sinceras, las reinas del drama lo que necesitan es atención, pero no es la forma de obtenerla (tienes más de 5 años, ¿cierto?). Si quieres evitar que tu próximo escándalo sea porque te quedaste sin empleo, cada vez que tengas la necesidad de explotar por algo, piénsalo dos veces y pregúntate si vale la pena, o si puedes desahogarte con una amiga o incluso escribiéndolo.

La “Mami”

Este personaje recuerda los cumpleaños de todos sus colegas (sin hacer uso del calendario de Recursos Humanos), siempre entra a apoyar a quienes tienen retrasado el trabajo aún y cuando le represente irse más tarde. Siempre tiene medicinas para remediar cualquier mal en su cajón, e incluso se propone para arreglar la vida de otros.

Esta mujer fue identificada por el Wall Street Journal como aquella que también hornea y decora los pastelitos para cada celebración en su oficina. Aunque el término desató un debate entre si las compañías necesitaban de personas con este tipo de calidez humana o si perjudicaba la carrera de quien lo ejercía, lo que sí nos queda claro es que todo extremo es malo: nunca descuides tu enfoque por ayudar a los demás, pero tampoco seas un témpano de hielo ignorando las necesidades de tus colegas.

La Sabelotodo

Está bien que manejes tu puesto y lo que se requiere de él a la perfección, pero siempre debe existir un espacio para la duda y el aprendizaje. Preguntar te hace más “humana” y menos soberbia. No seas la que contesta por contestar, sólo para evitar que piensen que fallas en algo. Si lo haces, puedes caer en el error y perderás credibilidad. Nada bueno para ti.

La Reina del Chisme

Si eres de las primeras en “pasar la voz”, seguramente tienes mejores cosas que hacer. “Es una pérdida de tiempo muy valioso”, dice Sixcia Devine, fundadora de la firma consultora Sixcia Business para la revista Cosmopolitan. Mientras las charlas ayudan a crear comunidad y generan un trabajo eficiente, el “chismear” de forma negativa, hace lo contrario. Así que usa tu conocimiento para bien. “Échate un cafecito con un nuevo colega y llévate ideas en cómo la compañía puede añadir valor a sus clientes, comunidad y cultura”, sugiere Devine. Chismear te hace ver mal y puede dañar permanentemente tu carrera.

Fuente: http://mx.mujer.yahoo.com

PUBLICA GRATIS TU AVISO AQUÍ!!

Niño de cuatro años mata de un disparo a una mujer

Marissa Mayer: exitosa mujer de negocios con reglas propias

¿La oficina influye en el éxito o desmotivación de los empleados?

El ADN de una mujer, presente en los restos de la bomba de Boston

Deja tu comentario

Check Also

Curiosidades: Estatua de la Virgen María "llora" en Israel - Fotos y Vídeo

Curiosidades: Estatua de la Virgen María “llora” en Israel – Fotos y Vídeo

JERUSALÉN.- Cientos de personas han acudido a una pequeña población en el norte de Israel …