La PGR investiga el espionaje de Estados Unidos

La PGR investiga el espionaje de Estados Unidos

La PGR investiga contratos entre México y Estados Unidos firmados en el marco de la Iniciativa Mérida y que permiten la operación de sistemas para interceptar y grabar comunicaciones en nuestro país.

El vocero del Gabinete de Seguridad Nacional, Eduardo Sánchez Hernández, así lo informó a pregunta de este diario sobre si el actual gobierno sabía de esos acuerdos, si los invalidaron o si ese sistema de espionaje continúa operando en nuestro país.

Excélsior reveló ayer que el gobierno de Felipe Calderón avaló en 2007 que el Departamento de Estado estadunidense instalara el sistema para interceptar y almacenar llamadas telefónicas y servicios de internet a escala nacional.

Momentos antes de iniciar una gira por EU, el presidente Enrique Peña Nieto expresó que “sería inaceptable” que se haya realizado o realice espionaje en México y dijo que se solicitó a través de la Cancillería un informe sobre el caso. En la embajada de EU explicaron que contestarán sobre el tema sólo por la vía diplomática.

Indagan espionaje “caiga quien caiga”

La PGR investiga el convenio con Estados Unidos para intervenir comunicaciones y si hay delitos qué perseguir.

La Procuraduría General de la República (PGR) tiene una investigación en curso en la que está revisando los contratos por medio de los cuales se adquirió equipo de intercepción de comunicaciones para que pudieran ser usados por los gobiernos mexicano y estadunidense, con el propósito de grabar llamadas y otro tipo de comunicaciones en nuestro país, presuntamente para combatir el narcotráfico y el terrorismo, en el marco de la Iniciativa Mérida.

Así lo dio a conocer Eduardo Sánchez Hernández, vocero del Gabinete de Seguridad Nacional, en respuesta a pregunta expresa sobre la investigación publicada en Excélsior este miércoles.

Al preguntarle si ese convenio y ese contrato siguen vigentes, que si el gobierno de Enrique Peña Nieto tenía conocimiento de esta situación y la pararon a tiempo o continúan operando este tipo de equipos, y si se permite todavía al gobierno estadunidense la intercepción de las comunicaciones, el vocero respondió que “la Procuraduría General de la República está atendiendo este caso en específico, está haciendo la revisión de la documentación a la que justamente ha hecho mención y está procediendo con una investigación en el caso de que, derivado de estas acciones, se desprenda la comisión de un delito”.

“La Procuraduría General de la República realiza esta investigación y dará cuenta del resultado en cuanto ello sea posible”, señaló el también subsecretario de Normatividad  de Medios de la Secretaría de Gobernación.

—¿Si garantiza el gobierno federal que las comunicaciones de los mexicanos no están siendo espiadas no solamente por el gobierno mexicano sino también por el gobierno norteamericano?

—Desde luego que está prohibido en la ley penal el que haya espionaje, y nosotros estamos atentos a cualquier denuncia en caso de que se detecte este tipo de prácticas; caiga quien caiga tendrá que responder ante las autoridades.”

Este diario dio a conocer ayer que desde febrero de 2007, casi al inicio de la administración del panista Felipe Calderón, se permitió al gobierno estadunidense llevar a cabo prácticas encaminadas a la intervención de comunicaciones telefónicas y de internet y prácticamente en todas las compañías que ofrecen los servicios de telecomunicaciones en el territorio nacional.

Sin embargo, el vocero de Seguridad  Nacional no respondió a los cuestionamientos específicos sobre sí el contrato S-INLEC-06-R-4042 con la firma Verint Systems, la cual vendió el equipo de espionaje al gobierno estadunidense con un valor de tres millones de dólares, que llegó a nuestro país a través de la Agencia Federal de Investigación (AFI) y la PGR, continúa vigente, al igual que el convenio para tal efecto, firmado dentro de la Iniciativa Mérida, ni tampoco si la actual administración tenía conocimiento de los mismos.

De acuerdo con el Titulo Primero de Delitos contra la Seguridad Nacional del Código Penal federal, en su capitulo segundo, donde se refiere al espionaje, y de acuerdo con el artículo 127, “se aplicará la pena de prisión de cinco a veinte años y multa de hasta cincuenta mil pesos al extranjero que en tiempo de paz, con objeto de guiar a una posible invasión del territorio nacional o de alterar la paz interior, tenga relación o inteligencia con persona, grupo o gobierno extranjeros o le dé instrucciones, información o consejos.

“La misma pena se impondrá al extranjero que en tiempo de paz proporcione, sin autorización a persona, grupo o gobierno extranjero, documentos, instrucciones o cualquier dato de establecimientos o de posibles actividades militares”.

Contra el narcotráfico

Este periódico publicó ayer, basado en documentos de agencias estadunidenses y la información pública de la empresa Verint Systems, que Felipe Calderón Hinojosa permitió al Departamento de Estado de la Unión Americana instalar en nuestro territorio un sistema de intercepción de comunicaciones que permite la recepción, procesamiento, análisis y almacenamiento de llamadas telefónicas a escala nacional, así como de servicios deweb, como chat, e-mail y llamadas por internet.

Los datos están concentrados en el contrato S-INLEC-06-R-4042, donde el fabricante de sistemas de intercepción de comunicaciones Verint Systems vende el equipo al gobierno estadunidense con un valor de tres millones de dólares, el cual llegó a nuestro país por medio de la entonces Agencia Federal de Investigaciones (AFI) y la Procuraduría General de la República, bajo el esquema de apoyo para “disuadir, prevenir y mitigar los principales delitos federales en México, como el narcotráfico y el terrorismo”.

Según se señala en el contrato, el equipo permite interceptar llamadas de destino de redes de Telmex, Telcel, Nextel, Telefónica, Unefon, Iusacell, VoIP de Cisco Systems, paquete de datos de Prodigy, así como de otros prestadores de servicios de internet, y almacena hasta 25 mil horas. Asimismo, los equipos tienen la capacidad de recoger, monitorizar y registrar 60 llamadas simultáneas y mapearlas en segundos a nivel de calle, gracias al software MapInfo.

Sería inaceptable, advierte Peña Nieto

El Presidente afirma que se pidió a Estados Unidos aclarar las acusaciones de espionaje.

“Sería inaceptable” que Estados Unidos haya realizado o realice acciones de espionaje a líneas telefónicas y comunicaciones por internet en México, aseguró el presidente Enrique Peña Nieto, en entrevista momentos antes de salir a una gira a Idaho, Estados Unidos.

Aunque sea un convenio bilateral, se vulnera la seguridad nacional.” Lizbeth Rosas, diputada (PRD)

“Nosotros claramente hemos pedido a través de la Cancillería, que haya un informe de toda esta especulación, de todos estos temas que han surgido en la prensa, que haya una explicación de parte del gobierno —de Estados Unidos—, sobre este tema en particular, que haya una explicación que esclarezca tales señalamientos”, advirtió el mandatario.

Al preguntársele si esta situación daña la relación bilateral México-Estados Unidos, el Presidente respondió que no, y que se mantiene la armonía en la relación bilateral.

“No. Creo que, honestamente, no ha habido una condición que altere el clima de la relación de respeto y de cordialidad que hemos establecido con el gobierno de Estados Unidos y donde, como ustedes lo han sabido, estamos fijando objetivos dentro de la relación que permitan generar beneficios y desarrollo”, explicó.

Es la coyuntura: diputada

“El gobierno de México no quiere pronunciarse al respecto (del presunto espionaje estadunidense) en gran medida por la coyuntura del viaje del presidente Enrique Peña a Estados Unidos (el cual inició la tarde de este miércoles)”, consideró la diputada federal panista Adriana González Carrillo, internacionalista y ex senadora, actual secretaria de la Comisión de Relaciones Exteriores en San Lázaro e integrante de la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional.

“Es lamentable que sea primero el Congreso el que exija el cese del espionaje del que son sujetas las instituciones mexicanas por el país del norte.”

Cuestionada sobre el acuerdo entre el gobierno del ex presidente Felipe Calderón y la Casa Blanca para que con recursos de la Iniciativa Mérida financiaran el equipo para el espionaje, la diputada del PAN definió que cualquier modalidad de esa práctica viola la Ley de Seguridad Nacional.

“Eso implica que todo lo que se aborde al respecto del tema deberá hacerse al interior de la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional. Ahí deberá explicarse por parte de las autoridades si hubo y si hay violaciones a la ley”, argumentó.

Expuso que, como senadora, exigió en el sexenio anterior que se modificaran los acuerdos suscritos en 1992 entre México y Estados Unidos para que “la cooperación tuviera garantías de respeto al país, a su independencia, a su autonomía y a sus instituciones”.

González Carrillo comentó que ella reclamó que fuera obligatorio que los acuerdos interinstitucionales que firma el Ejecutivo pasaran por el Senado cuando incluyan asuntos de seguridad.

Del tema, la diputada del PRD Lizbeth Rosas Moreno consideró indispensable que el Presidente se pronuncie “de manera pública y contundente, al menos, en el tenor en que lo han hecho presidentes de países como Alemania, Brasil y Francia, todos ellos al igual que México, aliado y socio comercial de Estados Unidos”.

La perredista dijo que aunque sea un convenio bilateral, el asunto vulnera la seguridad nacional del país.

EU: contestaremos por canales diplomáticos

Señalado por espiar a usuarios de telecomunicaciones en diversos países del mundo, entre ellos México, el gobierno de Estados Unidos respondió a Excélsior que la información recolectada es igual a la que monitorean “todas las naciones”.

Esta respuesta se dio a través de un funcionario de la embajada de Estados Unidos en México, después de que este periódico publicó ayer que la administración de Felipe Calderón Hinojosa y el Departamento de Estado de aquel país pactaron espionaje en 2007.

“Si bien no comentaremos públicamente sobre cada alegato específico de actividad de inteligencia, como política hemos dejado en claro que los Estados Unidos recolectan inteligencia del extranjero del tipo que todas las naciones recolectan”, afirmaron.

La diplomacia estadunidense informó que el único medio por el que contestarán las acusaciones será directamente por la vía diplomática, pues Estados Unidos es una nación que valora las relaciones multilaterales.

“El gobierno de los Estados Unidos responderá a través de canales diplomáticos a nuestros socios y aliados en las Américas y en otras partes; valoramos nuestra cooperación con todos los países en temas de interés mutuo”, expresaron.

Este miércoles el presidente de México, Enrique Peña Nieto, declaró a los medios de comunicación que su gobierno ya pidió explicaciones al vecino país del norte sobre el espionaje, declaración que fue confirmada por la embajada de Estados Unidos.

“Hemos hablado con funcionarios mexicanos sobre estos alegatos y planeamos continuar nuestro diálogo con el gobierno mexicano mediante canales diplomáticos”, concluyeron.

Fuente: http://www.excelsior.com.mx

PUBLICA GRATIS TU AVISO AQUÍ!!

En qué espía Estados Unidos a México

Cómo proteger a tu celular del espionaje

Para qué sirvió el espionaje de Estados Unidos

Más revelaciones sobre el espionaje doméstico de Estados Unidos

Deja tu comentario

Check Also

Marco Antonio Baños pide consejeros con experiencia para el INE

Marco Antonio Baños pide consejeros con experiencia para el INE

CIUDAD DE MÉXICO, 11 de febrero.- El presidente provisional del IFE, Marco Antonio Baños, dijo …