Ideas para usar tacones sin sufrir

Ideas para usar tacones sin sufrir

El amor de las mujeres hacia los tacones no es nada nuevo y sino que se lo digan a Carrie Bradshaw, -el personaje de Sara Jessica Parker en la serie ‘Sexo en Nueva York’- la gran adicta a los tacones de la pequeña y gran pantalla.

   Los tacones son un símbolo de feminidad y elegancia ya que estilizan nuestra figura y aportan un estilo diferente a nuestro look. Pero dejemos de alabarlos porque lo cierto es que esa elegancia y estilo muchas veces es sinónimo de sufrimiento, mucho sufrimiento.

Llevar tacones no es fácil, hacerte a ellos muy difícil y cómodos, muy pocos. Por ello, en CHANCE te damos algunas ideas para que los tacones dejen de ser sinónimo de dolor.

DI SÍ A LLEVAR TACONES DE UNA FORMA CÓMODA

Lo primero y fundamental es que cuando compres un nuevo par, te los pruebes en la tienda. No tengas miedo, póntelos y anda un poco. Comprueba que son cómodos, que puedes caminar con ellos sin dificultad y que son bonitos, por supuesto.

Una vez en casa, sácalos de la caja y olvídate de estrenarlos en una cena romántica o de copas con tus amigas. Lo mejor es que los pruebes y andes con ellos unos minutos mientras estés en casa, para que cuando llegue el momento de estrenarlos de verdad, el dolor sea el menos posible y tu pie se haya adaptado a él para no sufrir rozaduras o ampollas.

Otro aspecto importante es que si eres primeriza o no usas muy a menudo este tipo de zapato, ‘no te lances a la piscina sin saber si está llena’. Lo mejor es empezar por el principio. Por ello lo mejor es que el zapato no tenga un tacón superior a 6 cm. Esta altura te permitirá acostumbrarte a ellos y poco a poco podrás ir subiendo el tacón, sin que te resulta muy complicado y sin que tus pies y tobillos sufran.

Pero si por el contrario, tu lema es ‘no sin tacones’, te proponemos que apuestes por las cuñas. En verano es el calzado estrella, además de ser un zapato bonito y de lo más cómodo. Si no te convencen, deja a un lado el tacón de aguja y súbete al tacón cuadrado o ancho, más cómodo y fácil de llevar.

La talla del zapato es algo imprescindible. Tiene que ser la perfecta, no vale que te quede un poco grande, ancho o pequeño. Ésto es fundamental para que ni tu pie ni tú sufráis.

Y por último, no olvides llevar tiritas en el bolso. Nunca se sabe cuando los tacones nos van a jugar una mala pasada.

Fuente: http://www.europapress.es

PUBLICA GRATIS TU AVISO AQUÍ!!

Cómo usar tacones sin morir en el intento

Hop Heel: la nueva gimnasia sobre tacos altos

Las enfermedades que provoca el uso de tacos altos

Recomendaciones y ejercicios para usar tacos sin dolor

Deja tu comentario

Check Also

Curiosidades: Estatua de la Virgen María "llora" en Israel - Fotos y Vídeo

Curiosidades: Estatua de la Virgen María «llora» en Israel – Fotos y Vídeo

JERUSALÉN.- Cientos de personas han acudido a una pequeña población en el norte de Israel …