¿Cuánto debes sacrificar por tu pareja?

¿Cuánto debes sacrificar por tu pareja?

Una pila de platos sucios se acumulan en la cocina. Es la noche en la que a tu pareja le toca lavar, pero sabes que él o ella ha tenido un largo día, así que tomas el jabón y la esponja y manos a la obra. Ese es sólo uno de los sacrificios diarios menores que se hacen en nombre del amor. Pero ¿qué pasa si tu también tuviste un largo y estresante día?

Un nuevo estudio de la Universidad de Arizona, de próxima publicación en la revista Journal of Social and Personal Relationships, sugiere que al hacer sacrificios en una relación romántica es generalmente algo positivo, si lo haces en los días en que te siente especialmente motivado, pero hacer sacrificios por tu pareja después de un día agotador puede resultar hasta desastrozo.

El estudio dirigido por Casey Totenhagen consistió en el análisis de 164 parejas, casadas o no, cuyas relaciones duraban entre seis meses y 44 años. A cada una de las 328 personas se les pidió que llenaran encuestas en línea diariamente, a lo largo de siete días, en donde indicaban el continuo sacrificio que hacían con su pareja en 12 categorías, tales como cuidado de niños, tareas del hogar y la cantidad de tiempo que pasaban con amigos, entre otros.

También se les pidió que informaran sobre el número de problemas que han experimentado ese día y la cantidad en que les afectaban esos problemas. Los participantes se clasificaron en una escala de uno a siete, el grado de compromiso que se sentían a sus parejas, lo cerca que se sentían con sus parejas y que tan satisfechos se sentían con su relación de ese día.

Para efectos del estudio, el sacrificio se definió como un pequeño cambio en la rutina diaria con el fin de hacer algo bueno por la pareja y mantener la calidad de la relación.

Los investigadores encontraron que las personas que hicieron sacrificios por sus seres queridos en general reportaron sentirse más comprometidos cuando hacían tarea en un buen día. Pero cuando hicieron sacrificios en los días en que habían experimentado un montón de problemas, no se sentían más comprometidos.

En los días cuando la gente estaba muy estresado, cuando en realidad estaban acosados, los sacrificios no eran realmente más benéficos, ya que era sólo una cosa más en el plato en ese punto. Si ya has tenido un día muy estresante, y luego llegas a casa y ya estás sacrificandote por tu pareja, es sólo una cosa más. Hay que ser conscientes de los recursos en los que se tienen que hacer esos sacrificios al final del día. Tal vez tratando de amontonar más sacrificios al final de un día muy estresante no es el mejor momento», dijo Totenhagen.

¿Y el otro?

Totenhagen aclaró que las parejas que supuestamente se ven beneficiadas por el sacrificio del otro no reportaron sentirse más comprometidos con su pareja, tal vez porque eran conscientes de que su compañero no había hecho nada especial para ellos, pero la falta de conciencia es un fenómeno explorado en otras investigaciones y es algo que Totenhagen espera estudiar más a fondo en el futuro.

Cuando se trataba de sentimientos de satisfacción de la relación y cercanía, haciendo sacrificios por la propia pareja parecía tener poco que ver el cambiar o no la rutina.

Sin embargo, los problemas diarios reportados por una persona si afectaron los niveles de cercanía y satisfacción para ambas partes, independientemente de que uno experimentara esos problemas.

Encontramos que los sacrificios no predijeron significativamente la satisfacción y la cercanía, pero nos pareció que las molestias jugaron un papel bastante grande para los dos resultados. Y no importa qué pareja estaba teniendo el peor día molestaba, es probable que afectó a ambos», dijo Totenhagen.

Estos hallazgos apoyan los estudios existentes que sugieren que a la gente por lo general no les va muy bien en la división de los diferentes aspectos de su vida – como el trabajo y la vida personal – que a menudo resultan en un efecto de «derrame».

Si tengo un mal día en el trabajo, voy a volver a casa sintiéndome mal humor, y probablemente mi calidad de la interacción con mi pareja, no voy a ser tan agradable. Y si mi pareja tiene un día estresante, probablemente está volviendo a casa con una sensación de mal humor y no va a tener la energía para tener interacciones positivas, así que todavía sufren de un día estresante con su compañero”, dijo Totenhagen.

Lo que les quedaría por hacer a las parejas es hacer frente a los factores estresantes diarios a medida que ocurren, antes de que tengan la oportunidad de complicar las cosas.

El trabajo es parte de la investigación en curso de Totenhagen en las relaciones románticas.

Quiero entender lo que hace que las buenas relaciones sean buenas y a las malas relaciones, malas, y creo que mucho de eso viene en nuestras interacciones diarias con nuestras parejas y cómo nuestra vida cotidiana se filtra en nuestras relaciones. Creo que es realmente útil, entonces, para tratar de entender no sólo las grandes cosas que suceden en las relaciones, pero las cosas que podemos hacer cada día para fomentar el ser positivos con ellos a través de nuestras interacciones cotidianas”, dijo en un comunicado que difundió la Universidad de Arizona.

Fuente: http://quo.mx/

PUBLICA GRATIS TU AVISO AQUÍ!!

CÓMO AMAS SEGÚN TU SIGNO

Es útil tener un ‘novio de transición?

¿CÓMO PREPARARSE PARA SER MADRE?

El color que debes usar para atraer todas las miradas

Check Also

Curiosidades: Estatua de la Virgen María "llora" en Israel - Fotos y Vídeo

Curiosidades: Estatua de la Virgen María «llora» en Israel – Fotos y Vídeo

JERUSALÉN.- Cientos de personas han acudido a una pequeña población en el norte de Israel …