Inicio / Destacadas / Ex gobernador preso goza de servidumbre

Ex gobernador preso goza de servidumbre

Narciso Agúndez Montaño, ex gobernador de Baja California Sur de 2005 a 2011, goza de trato VIP en el Centro de Readaptación Social (Cereso) de La Paz, acusan reos y ex internos.

El perredista fue detenido el 26 de mayo pasado por peculado por 52 millones de pesos y falsedad de declaraciones, entre otros cargos.

De acuerdo con los denunciantes, cuyas identidades conoce Excélsior pero las reserva a petición de los entrevistados, el ex mandatario y Antonio Alcántar López, su ex vocero, “habitan celdas separadas de la población carcelaria, tienen personal que les realiza la limpieza de las habitaciones, les hacen café y van por los mandados”.

También señalaron que el perredista disfruta de comidas especiales, aire acondicionado, televisión y videojuegos.

Este diario solicitó a las autoridades penitenciarias un recorrido por la celda del ex gobernador, pero fue rechazada la petición.

Ex gobernador preso lleva una vida VIP

La celda de Narciso Agúndez cuenta con aire acondicionado, Xbox y personal a su servicio.

El ex gobernador de Baja California Sur Narciso Agúndez, quien se encuentra preso desde mayo pasado, goza de privilegios en su celda como servidumbre, consolas de video y aire acondicionado.

Así lo denunciaron reos y ex convictos del Centro de Readaptación Social (Cereso) de La Paz.

Con sus declaraciones desmintieron al director de Ejecución, Prevención y Reinserción Social de Baja California Sur, Armando de la Toba Polanco, quien había afirmado que el ex gobernador no goza de ningún privilegio dentro del centro penitenciario.

Uno de los reclusos, que solicitó no revelar su apellido por temor a represalias y otro más que sólo estuvo detenido 72 horas acusado de un delito menor, afirman que tanto el ex gobernador Agúndez como su vocero oficial Antonio Alcántar López cuentan con una serie de privilegios al interior del Cereso.

Excélsior solicitó a las autoridades penitenciarias realizar un recorrido interno en la celda del ex titular del Ejecutivo de la entidad.

Sin embargo, el permiso fue negado, a pesar de que se solicitó la licencia con el fin de constatar tales denuncias.

Los funcionarios autorizan el ingreso al área de gobierno del penal, bajo la condición de que los reporteros no introduzcan grabadoras ni cámaras fotográficas o de video.

Le dan trato preferente

El pasado 26 de mayo, Agúndez Montaño fue detenido acusado de los delitos de peculado, coalición de servidores públicos, falsedad de declaraciones, coparticipación de conductas ilícitas en agravio de la Administración Pública del Gobierno del Estado.

El servidor público es procesado además por estar ligado a un fraude por la compra de siete bienes inmuebles en Los Cabos.

Junto con él fue detenido en otro operativo, el ex secretario general de Gobierno, Alfredo Porras Domínguez, implicado en el mismo delito que el ex mandatario de la entidad, por el delito de peculado por el orden de 16 millones de pesos.

El gobernador perteneciente al Partido de la Revolución Democrática (PRD) fue acusado por el actual gobierno panista por presunto desvío de 52 millones de pesos.

Agúndez estuvo en el poder en el periodo que comprende de 2005 a 2011.

Cristian J., interno del Cereso, denunció que tanto Agúndez Montaño como Alcántar López, no sólo están separados del resto de los reclusos por seguridad, sino también en sus celdas, “tienen aires acondicionados, abanicos, televisión y hasta un Xbox, es más, tienen personal a su servicio que se encarga de hacerle el café, la limpieza de sus habitaciones y hacen los mandados a la tienda”.

Por su parte Carlos A., que estuvo detenido un breve período por un delito menor, asegura que este modo de vida del ex gobernador corre por su cuenta.

“El señor goza de los privilegios que él se paga, tiene una celda aparte, limpia, con televisión, abanico, le llevan comida especial y tiene a su disposición a dos personas que hacen la limpieza de su celda”, dijo el convicto a este diario.

“Es una realidad, quien tiene dinero compra todo, puesto que al interior existe desde tráfico de influencias hasta tráfico de drogas”, declaró.

Ambos informantes coincidieron al señalar que desconocen cuánto pagan por los privilegios que tienen al interior del Cereso, ni a quién se ve beneficiado con esa paga.

La narciseñal

Un año antes de dejar el poder, durante su Informe de Gobierno, Agúndez recibió reclamos de justicia por parte de la sociedad.

Sin embargo, durante su administración, el funcionario protagonizó episodios de rechazo a las exigencias sociales.

En 2010, el ex funcionario alzó en brazo derecho y mostró su conejo, riéndose. Sin atender las peticiones de la sociedad de la entidad.

Esa actitud fue conocida en el estado como la narciseñal, lo que generó rechazo y críticas contra el entonces saliente gobernador.

Además, su detención provocó enfrentamientos entre las tribus del PRD.

El ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, y el presidente del partido, Jesús Zambrano, se deslindaron de manera inmediata de Agúndez, militantes locales se pronunciaron a su favor. Incluso actualmente, su hermano Antonio Agúndez es el alcalde del XI Ayuntamiento de Los Cabos.

Sin embargo, fue expulsado del PRD en junio de 2011.

No obstante, mantuvo los privilegios en el Cereso en el que está recluido.

Libre de lujos

Internado en el Cereso de La Paz, el ex mandatario disfruta todo tipo de privilegios:

Narciso Agúndez disfruta de una celda independiente y limpia.

Cuenta con televisión y aire acondicionado.

El funcionario se alimenta de comida especial, incluso dispone de dos personas que hacen la limpieza de su celda.

El ex perredista que ocupó el poder de 2005 a 2011 tiene una consola Xbox.

Acusado de los delitos de peculado y falsedad de declaraciones, el ex gobernador fue detenido en Monterrey.

Agúndez fue acusado por el actual gobierno panista por el presunto desvío de 52 millones de pesos.

Convictos ignoran qué autoridades resultan beneficiadas con el pago de estos beneficios.

El 9 de marzo de 2011 Excélsior publicó que en ese año, Narciso Agúndez Montaño asistió a la inauguración del aeródromo privado Las Arenas, propiedad del estadunidense Joseph Angelo Bravo, quien fue encarcelado por narcotráfico.

Fuente: http://www.excelsior.com.mx

LIBERAN A MUJERES ‘ASESINAS’

PERDONAN A JIM MORRISON POR CONDUCTA LUJURIOSA

 

GOBERNADORES MEXICANOS LIGADOS AL NARCOTRÁFICO

Deja tu comentario

Check Also

Venezuela subasta 440 millones de dólares

Venezuela subasta 440 millones de dólares

CARACAS.— El Centro Nacional de Comercio Exterior convocó el lunes a las empresas de los …