¿Se puede ser exitosa sin un amor que nos acompañe?

¿Podemos tenerlo todo y no saber abrir la puerta para ir a jugar? ¿Es necesario encontrar una compañía para sentirnos felices? Los años pasan, las épocas cambian, los valores se transforman, las presiones sociales van mutando, y los seres humanos nos acomodamos en la vida como podemos, adaptándose algunos más que otros.

Hoy para la mujer es más fácil que la acepten en un puesto de trabajo que antes pertenecía exclusivamente a los hombres. Sin embargo, muchas de las que lo han logrado de pronto se ven solas. No dedicaron tanta energía a armar una familia y luego sienten que tienen los minutos contados. Es así como vemos que hay muchas chicas guapas, exitosas, sofisticadas, que parecen tenerlo todo pero no logran ser felices porque no tienen pareja.

¿Por qué se repite tanto este modelo? ¿Es una etapa de transición?

La Licenciada en Psicología Verónica Barca, especialista en temas de género, nos ayuda a reflexionar acerca de este tema.

¿Por qué la supuesta “mujer ideal” no encuentra pareja?

“En realidad habría que ver si hay una ‘mujer ideal’ y también una ‘pareja ideal’ para ella. ¿Qué es ideal? Es una idealización. A veces tendemos a creer que la felicidad pasa por un lugar y no es tan así. En la sociedad actual, estamos acostumbrados a que el éxito esté relacionado con lo económico, con una profesión… pero depende de para quien. Quizás para otras personas ser exitoso es formar una pareja y tener hijos. ¿Por qué siempre una cosa debe excluir a la otra?”.

¿Influye la época en las relaciones sociales?

“Cambió mucho la cultura, el lugar de la mujer, el del hombre, el del amor y por lo tanto, la pareja. Tradicionalmente el amor era como en las películas, romántico, para toda la vida. Hoy hay otras formas de relacionarse y de armar pareja, ni mejores ni peores. Hay criterios diferentes, es un romanticismo distinto, actual.

Antes la mujer buscaba al príncipe azul y el hombre era el que iba a la conquista, el que avanzaba. Hoy todo eso cambió. Por eso me vuelvo a preguntar, ¿qué es la mujer ideal?”.

¿Cuál sería entonces la característica de esta etapa?

“Para la sociedad de hoy, tener éxito está planteado como algo personal, que no se puede compartir; es más, se compite. Hay una tendencia a que el logro sea individual.

En la actualidad, la mujer quiere lo mismo que el hombre, ya no se pliega. En el medio de todos esos cambios se van perdiendo las formas tradicionales con las que antes se entablaba una relación. Por eso cada vez se venden más monoambientes en el mundo”.

¿Es un momento de transición?

“Es un momento de reacomodación, porque están cambiando los paradigmas culturales. Hoy, haciendo una lectura del capitalismo que impera, te das cuenta de que para esta sociedad tener más es estar mejor. Eso se acompaña con una sensación de urgencia permanente. No hay tiempo para pensar, reflexionar y procesar cosas que tienen que ver con el amor.

En las grandes urbes hay una tendencia a instalarse en una cultura individualista, en la que siempre hay que eliminar al otro para destacarse. Los reality shows, por ejemplo, son un emblema de lo que sucede. ¿Por qué no sumar al otro a nuestra vida para enriquecerla? Traduciéndolo a una pareja sería ¿qué podemos hacer juntos?”.

¿Los hombres le tienen miedo a una chica supuestamente exitosa y, además, guapa?

“A mi me parece que el hombre se puede sentir seducido o atraído por una chica exitosa y guapa. Pero es cierto que en las relaciones humanas hay vínculos de amor y poder. Cuando me pongo mal porque mi pareja tiene más éxito que yo, entra en juego el poder. Y es muy difícil de sostener la pareja. En cambio, si predomina el reconocimiento mutuo o de amor se puede avanzar.

“En muchos casos, los hombres acarrean el paradigma cultural de sus padres y frente a estos cambios se acomodan como pueden. A veces los varones se sienten incómodos frente a estos cambios”.

¿Una chica linda y sola puede tener que ver con haberse prestado demasiada atención a si misma, dejando de lado su parte afectiva?

“Hay una cosa muy narcisista de mirarse el ombligo y, en el medio, aparecen tiempos que se vencen, como el de una mujer cuando quiere ser madre. Como si fuera poco, influye el mandato de no envejecer nunca. Hoy hay una cuestión de la temporalidad que cambió. La variable tiempo se transformó; por ejemplo, con la computadora en un instante aparece todo lo que uno quiere. O las cirugías estéticas hacen que parezcas joven. Y es difícil armar una interpretación de cómo construir la temporalidad. Sin embargo, aunque se intenta detener el tiempo no se puede. Se postergan ciertos proyectos para ser planeados de otra manera, pero después nos enfrentamos con la realidad, que es distinta”.

¿Tiene un lado negativo ser una mujer independiente?

“Emocionalmente los hombres y las mujeres somos dependientes: necesitamos amar y ser amados. ¿A qué llamamos independencia? La independencia económica es otro tema. No estamos reconociendo, entonces, esa necesidad humana de que nos quieran. Desde que nacemos necesitamos afecto. Un chico que nace sin amor se muere porque siempre está la necesidad de otro. Lo que sí va variando con las épocas es cómo se entra en relación con ese otro”.

¿Es necesario encontrar una pareja para ser felices o se puede ser feliz sin pareja también?

“Me parece que la vida implica momentos de felicidad. Uno se puede acompañar con distintas personas, y no necesariamente la mejor compañía es la pareja. Hay un mito en esto de la soledad, porque hay hijos, amigos, hasta perros. Es decir que podemos sentirnos acompañados igual. De todas maneras, el ser humano sigue insistiendo en tratar de tener un vínculo amoroso, aunque cada vez sean más inestables. La búsqueda de la pareja erótica continúa; sólo que ha ido variando.

“Es bueno poder leer o darse cuenta de cuál es la forma de encuentro que quieren hoy los jóvenes. Saben que para buscar una pareja hay que pagar determinados precios y no tienen ganas. Pero esto vale tanto para el hombre como para la mujer. Un punto a favor es que hay más honestidad, pero esta variable del tiempo juega en contra.

“La cultura ultracapitalista de la era del descarte deja afuera otros modos más sensibles. Todo pasa por el tener y no por el ser. Es el problema a resolver de este momento. Tenemos que parar y dejar de pensar que todo es descartable. En definitiva, vamos acopiando basura que ya no sabemos a dónde colocar. Hoy creemos que tener dinero te hace feliz, el tema es cómo hacer el traspaso de lo material a lo humano”.

Fuente: http://mx.mujer.yahoo.com/

PUBLICA GRATIS TU AVISO AQUÍ!!

¿CÓMO SER UNA MAMÁ SOLTERA EXITOSA?

Los mejores sitios para gente adinerada y soltera

¿COMO EDUCAR A MI HIJO SI SOY MADRE SOLTERA?

CÓMO TENER UNA DESPEDIDA DE SOLTERA ORIGINAL

Deja tu comentario

Check Also

Conoce cuáles son los diferentes tipos de amor que existen

Conoce cuáles son los diferentes tipos de amor que existen

MÉXICO, D.F.- El primer pensamiento del ser humano al momento de nacer es la necesidad …