Inicio / Ciencia y Tecnología / Por qué es tan difícil pedir disculpas
Por qué es tan difícil pedir disculpas
Por qué es tan difícil pedir disculpas

Por qué es tan difícil pedir disculpas

Lo siento es la palabra más difícil de decir y obviamente reconocer un error y pedir disculpas es algo que nos cuesta tanto trabajo, y ahora los expertos han explicado exactamente por qué.

Si bien disculparse puede disminuir los sentimientos de culpa y ayudar a restaurar la imagen de un malhechor, como lo hizo Lance Armstrong, parece que negarse a hacerlo puede tener beneficios psicológicos aún más poderosos.

Según el nuevo estudio australiano, el negarse a pedir perdón es bueno para nuestra autoestima y es por eso que decir lo siento es tan difícil.

La palabra disculpa se deriva del griego apologia que significa una defensa o una explicación. Sin embargo, la disculpa en el sentido moderno del término ha llegado a significar una confesión de culpabilidad, sin ninguna de las implicaciones defensivas de su raíz etimológica.

Elton John tuvo un gran éxito en 1976 con ‘Sorry Seems To Be The Hardest Word”. Más recientemente, Lance Armstrong, el ciclista despojado de siete títulos del Tour de Francia por dopaje, protestó su inocencia largo y tendido antes de decir lo siento en una entrevista con la presentadora de televisión Oprah Winfrey el mes pasado.

¿Lo siento?

El autor principal de la investigación, el Dr. Tyler Okimoto, de la Universidad de Queensland Business School, quería saber por qué la gente a menudo se niega a decir lo siento a pesar de que las disculpas se ven como una forma sencilla de reducir la culpa y el castigo.

Sus hallazgos, publicados en la revista European Journal of Social Psychology, provienen de dos experimentos.

La primera consistió en 228 adultos de entre 18 y 77 años de edad. Algunos se les pidió pensar en un momento en que alguien los había afectado y se había disculpado, a otros que recordaran un momento en el que alguien los molestó y se negó a disculparse, otros en los que hicieron algo malo y ofrecieron disculpas y a otros en eventos en los que afectaron a alguien pero no  pidieron perdón y se negaban a hacerlo.

Los participantes que se habían negado a pedir disculpas informaron haber sentido una mayor potencia y un mayor nivel de autoestima que quienes habían dicho lo siento.

En un segundo experimento participan 219 personas de entre 18 y 71 años, divididos en tres grupos. El primero escribió un correo electrónico pidiendo disculpas a alguien por algo que había hecho mal en la vida real, otro tercio escribió un correo electrónico negándose a pedir disculpas y el último grupo tenía que pensar en algo que había hecho mal, pero no escribir nada.

Las personas que se negaron a disculparse sintieron significativamente mayor autoestima después que los que no había escrito un correo electrónico. Pero no fue así con los que habían escrito la disculpa.

El equipo concluyó que los hallazgos podrían ayudar a explicar el comportamiento aparentemente irracional, antisocial, o insensible “mostrada por los malhechores” para no pedir disculpas al incrementar su necesidad de autonomía y congruencia entre sus actos y pensamientos. Sin embargo sugirieron hacer nuevas investigaciones para ver si los beneficios aparentes de negarse a pedir perdón duran en el largo plazo o qué consecuencias tienen, lo que después nos podría explicar mejor la conducta de Armstrong y su negación al dopaje y su posterior confesión.

Fuente: http://quo.mx

Las disculpas de Rinaldo Cruzado a Gago

Venezuela se disculpa por pasar himno mexicano a Ecuador

CHINA SE DISCULPA CON MUJER POR HACERLA ABORTAR

ENRIQUE PEÑA NIETO PIDE DISCULPAS POR TUITS DE SU HIJA

Deja tu comentario

Check Also

Curiosidades: Estatua de la Virgen María "llora" en Israel - Fotos y Vídeo

Curiosidades: Estatua de la Virgen María “llora” en Israel – Fotos y Vídeo

JERUSALÉN.- Cientos de personas han acudido a una pequeña población en el norte de Israel …