Inicio / Destacadas / ¿Las reservas de oro son la salvacion de la crisis europea?

¿Las reservas de oro son la salvacion de la crisis europea?

¿Es hora de que algunos gobiernos de la eurozona comiencen a vender ese miembro metafórico de la familia de la plata? O más específicamente, ¿deben mirar a sus reservas de oro para encontrar una solución a la crisis en Europa?

Es una pregunta que ha estado revoloteando alrededor de algunos círculos de políticas públicas e inversión. A medida que se acerca el otoño, es claro que la eurozona permanece en un estrés profundo. Sin embargo, es poco claro también si el Banco Central Europeo, aparte de los políticos de la eurozona, podrá hacer algo para relajar los temores del mercado y reducir los costos de endeudamiento.

Mientras se construyen las medidas, el Consejo Mundial del Oro -el organismo que representa a la industria de ese metal- ha planteado una nueva idea: cree que es tiempo de que los gobiernos de la eurozona comiencen a utilizar oro en una manera creativa, particularmente en lugares como Italia, para recortar las tasas de interés.

El tema en cuestión involucra un estimado de 10,000 toneladas en reservas de oro que tienen actualmente los gobiernos de la eurozona. De acuerdo con el Consejo, “es bien sabido que algunos de los países más afectados por la crisis, incluyendo Portugal e Italia, son responsables de una proporción significativa de estos activos”.

Evidentemente, la situación ha provocado que algunos sugieran que los gobiernos deben vender algo de ese oro. El valor del metal ha avanzado en los últimos años, y si en algún momento los países de la eurozona necesitan algo de buena fortuna, digamos, para pagar los intereses por sus bonos, ese momento es ahora.

Sin embargo, el Consejo del oro insiste que esto sería un error. Aparte del hecho de que una venta masiva de oro golpearía el precio, las deudas de la eurozona son tan grandes que las ventas de oro sólo harían un leve raspón a la superficie del problema. O como lo detalla: “Las tenencias de oro de los países golpeados por la crisis de la eurozona (Portugal, España, Grecia, Irlanda e Italia) representan sólo 3.3% de la deuda combinada de sus gobiernos centrales”.

Favorece, en su lugar, otra idea: los gobiernos de la eurozona deberían esencialmente titulizar parte de ese oro, al emitir bonos gubernamentales respaldados por oro. Eso puede lograrse de una forma simple, o estructurarse para incluir tramos de distintos riesgos. De cualquier forma, el punto clave es que el oro sería utilizado para proveer seguridad adicional a los bonos, y así tranquilizar a los inversores que no confían en las hojas de balance de los gobiernos.

“Utilizando sólo una porción de esas reservas de oro como colateral podría significativamente reducir la tasa a la que esos países periféricos pueden emitir deuda”, argumenta el Consejo, apuntando que este esquema se ha utilizado pocas veces en la historia. En la década de 1970, por ejemplo, Italia y Portugal utilizaron sus reservas de oro como colateral para obtener préstamos del Bundesbank, el Banco de Pagos Internacionales y otros prestamistas. Más recientemente, India obtuvo un préstamo de Japón, que respaldó con oro.

Así que, ¿hay algún signo de que la idea prospere? No contengan el aliento, al menos no todavía. Personalmente, y dejando a un lado al propio interés del Consejo del oro por servir a sus intereses al presentar este esquema, creo que el concepto de los bonos respaldados por oro vale la pena debatirse. Los bonos respaldados con el metal no pueden ser la completa solución, pero pueden ayudar.

Sin embargo, hay pocos signos de que la idea haya ganado apoyo entre quienes diseñan las políticas públicas hasta ahora. Aún si los líderes de la eurozona adoptan la idea, habría algunos obstáculos legales; el más importante, mucho del oro lo tienen los bancos centrales, no las arcas públicas.

Aun así, los inversionistas deben tomar nota del debate. Hace una década, parecía anticuado sugerir que un inversor utilizara oro como colateral; en la era de las ciberfinanzas, un activo como los bonos del Tesoro tiende a reinar en este asunto. Sin embargo, en meses recientes grupos como LCH Clearnet, ICE y el Chicago Mercantile Exchange, han comenzado a aceptar oro de colateral como un requerimiento marginal para las operaciones con derivados. Este verano, el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea emitió un documento de discusión que sugería que el oro podría ser utilizado como uno de los seis activos utilizados de colateral como requerimientos marginal para los intercambios de derivados, junto con ítems como los bonos del Tesoro.

Esto no nos acerca a una revolución; sin mencionar que es el tipo de paso hacia unas finanzas con respaldo del oro o de estándar oro que a algunos entusiastas (y unos cuantos miembros del partido republicano) les gustaría ver. Pero sí sugiere que una lenta evolución en la actitud de los mercados viene en camino -no tanto en términos de deseo por el oro per se, pero un incremento en el poco deseo y los riesgos de otros activos supuestamente “seguros”, como los bonos gubernamentales. Este patrón no cambiará pronto, especialmente mientras los mercados esperan lo que el BCE develará el 6 de septiembre.

Fuente. http://www.cnnexpansion.com/

Deja tu comentario

Check Also

Venezuela subasta 440 millones de dólares

Venezuela subasta 440 millones de dólares

CARACAS.— El Centro Nacional de Comercio Exterior convocó el lunes a las empresas de los …