Las diferencias sobre la marihuana entre Enrique Peña Nieto y Pepe Mujica
Las diferencias sobre la marihuana entre Enrique Peña Nieto y Pepe Mujica

Las diferencias sobre la marihuana entre Enrique Peña Nieto y Pepe Mujica

Para finalizar su primera gira internacional como presidente de México, Enrique Peña Nieto se reunirá este lunes con el mandatario de Uruguay, José Mujica, con quien no se espera un debate sobre la legalización de la marihuana, tema en el que los dos presidentes tienen posturas completamente encontradas.

Peña Nieto conversará con el mandatario uruguayo sobre “nuevas líneas de cooperación” y el intercambio de experiencias sobre la innovación educativa y tecnológica. Se espera que a las 21:30 horas (local, 18:30 en México) den un mensaje conjunto.

En 2012, José Mujica fue el presidente de América Latina que más insistió en abrir el debate sobre legalizar la posesión y producción de la marihuana en la región. En junio pasado impulsó en su país, donde ya es legal el consumo desde 2000, una iniciativa para que el Estado pueda tener control sobre el mercado de esta droga.

Según la iniciativa del gobierno de Uruguay, el Estado podría controlar la importación, producción, almacenamiento, comercialización y distribución de marihuana; además de que estaría permitido cultivar para consumo personal hasta seis plantas por hogar y 90 para agrupaciones de hasta 15 personas.

Si bien Mujica frenó en diciembre pasado la iniciativa en el Congreso para que antes de ser votada sea debatida y aceptada entre la población uruguaya —según la última encuesta sobre el tema de noviembre pasado, el 64% de la población la rechaza—, insistió en que el problema del narcotráfico no se solucionará con una estrategia punitiva.

“Este es un problema grave (el de distribución de marihuana) que le cuesta una guerra a México”, dijo Mujica en diciembre de 2012.

Después de dos semanas de haber tomado protesta como presidente de México, Enrique Peña Nieto dijo en entrevista con CNN que no considera que la legalización sea una salida para el problema del narcotráfico en México y Latinoamérica.

“No estoy a favor porque no se trata solo de legalizar la marihuana, me parece que esa es la puerta a que eventualmente sectores de la población puedan llegar a consumos muchos más dañinos”, dijo en diciembre en CNN.

El presidente mexicano reconoció que la legalización aprobada en noviembre en estados de la Unión Americana como Colorado y Washington “sin duda alguna” tendrá repercusiones en la estrategia contra las drogas de México y América Latina, por lo que se dijo dispuesto al debate, pero abiertamente en contra.

«Eso impactará en la manera en que México y otros países en el hemisferio respondan (…) Personalmente, estoy en contra de la legalización (…) no creo que sea la ruta correcta», dijo Peña Nieto.

Según Mujica, la violencia en México provocada por las drogas le “sacudió el alma”, por lo que ha insistido en la legalización en la región.

“Le estropeamos el mercado (a los narcotraficantes). Existe un mercado clandestino y vemos que el problema grave es eso, el narcotráfico, no la marihuana. El problema es la mafia y la violencia que está detrás”, dijo Mujica a la BBC para apoyar su posición a favor de la regulación estatal de la producción, distribución y venta de cannabis.

En México, el diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Fernando Belaunzarán, presentó en noviembre una iniciativa para permitir el autocultivo de marihuana y la creación de un sistema público que regule las licencias de distribución de la planta. Aunque la propuesta pasó a comisiones y no hay una fecha contemplada para que sea discutida por los legisladores.

Las declaraciones patrimoniales 

En abril de 2012, José Mujica informó que su patrimonio y el de su esposa, la senadora Lucía Topolansky, asciende a 215,230 dólares, entre lo que se incluye un Volkswagen 1987 con valor de 1,700 dólares y tres tractores e instrumentos agrícolas con valor de 22,400 dólares.

La lista de bienes que publicó Mujica incluye un terreno a su nombre y otros dos de los que posee el 50% de la propiedad, todos ubicados en los límites de la granja en la que vive a las afueras de Montevideo, pues rechazó vivir en el palacio presidencial ubicado en la capital uruguaya.

El presidente uruguayo declaró que el sueldo de su esposa es de 4,800 dólares mensuales y que el suyo asciende a 13,500; pero que de este monto, dona el 90% a organizaciones de beneficencia para vivir con 1,500 dólares al mes.

Según la legislación uruguaya, el presidente debe presentar una declaración jurada patrimonial en los dos primeros meses de gestión y luego cada dos años, ante la Junta de Transparencia y Ética Pública.

Peña Nieto también hizo pública en enero pasado su declaración patrimonial, en la que informó que su ingreso mensual es de 15,230 dólares, pero no dio a conocer el monto total al que ascienden sus bienes por la suma del valor de los muebles, inmuebles, joyas, obras de arte y vehículos que posee.

El mandatario mexicano dijo que tiene nueve propiedades, sin dar el valor de éstas reportó que seis fueron donadas, una heredada y dos adquiridas en efectivo entre 1982 y 2005.

En la lista de bienes de Peña Nieto tampoco se incluyó los bienes de su cónyuge, Angélica Rivera, ni de ningún dependiente económico.

Según la ley, cualquier funcionario que recién llegue al cargo, tiene hasta 60 días para entregar su declaración patrimonial, aunque la legislación marca que ésta o partes de ésta serán públicas solo cuando el servidor público así lo desee.

Fuente: http://mexico.cnn.com/

Cómo será la presidencia de Enrique Peña Nieto

Video: El lujoso avión que usará Enrique Peña Nieto

¿El consumo de marihuana es una decisión ciudadana?

¿Enrique Peña Nieto sigue el modelo de Lula da Silva?

Check Also

Venezuela subasta 440 millones de dólares

Venezuela subasta 440 millones de dólares

CARACAS.— El Centro Nacional de Comercio Exterior convocó el lunes a las empresas de los …