Éstas son las deducciones de impuestos más insólitas

Éstas son las deducciones de impuestos más insólitas

¿Quieres un reembolso? En EU se han deducido desde operaciones de nariz, hasta juguetes sexuales.

Aire acondicionado

¿Quién imaginaría que sudar profusamente podría evitarte pagar impuestos?

Tom Walpole, un contador certificado de Rochester, Nueva York, tuvo un cliente que dedujo exitosamente los más de 10,000 dólares que pagó por el aire acondicionado central en su casa y casa de campo.

Afirmó que eran gastos médicos, ya que tenía una condición que implica sudoración excesiva que hacía necesario que tuviera aire acondicionado.

Adjuntó la receta de un médico a su declaración de impuestos indicando que la pérdida de fluidos de sudoración podría suponer una amenaza para la salud, y el Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos (IRS, por sus siglas en inglés) lo dejó pasar.

Operación de nariz

Incluso las operaciones de la nariz pueden ser deducibles -siempre y cuando necesites la nariz para trabajar.Una propietario de una tienda de vinos y de un bar de vinos de California, fue capaz de deducir con éxito su operación de nariz como un gasto de negocio el año pasado porque estaba teniendo problemas para oler.

Afirmó que la cirugía era médicamente necesaria para su trabajo, teniendo en cuenta los diversos viajes de compra que realizaba a Europa cada año en los que tenía que ser capaz de oler bien para escoger los mejores vinos.

Su preparadora de impuestos, la agente inscrita Bonnie Lee, lo consideró un gasto necesario, pero le dijo que consiguiera una nota de su médico detallando la enfermedad del olfato y la prescripción de la cirugía de nariz en caso de que el IRS decidiera husmear.

Dinero sacrificado a Dios

Debido a que ella decidió trabajar en una escuela católica privada en lugar de una escuela pública, una maestra de New York imaginó que podría deducir la diferencia de casi 20,000 dólares en salario como una contribución de caridad.

Eso tenía mucho sentido para ella, ya que estaba dispuesta a trabajar por menos dinero con el fin de ayudar a su iglesia.

Pero su preparador de impuestos, Jeff Gentner, un agente inscrito en Williamsville, Nueva York, tuvo que ser el portador de malas noticias.

«Le dije que es cobro vs reducción – las recompensas celestiales estarán allí, pero no puedo hacer nada sobre el reembolso», dijo.

Juguetes sexuales

El hecho de que sea un poco atrevido, no significa que no pueda ser considerado una deducción válida.

Vincent Porter, un contador público de Arlington, Texas, descubrió eso este año, cuando una clienta quiso deducir 200 dólares en juguetes sexuales.

La clienta, una bailarina exótica, pudo deducir el costo de algunos vibradores, lubricantes y lencería como gastos de negocios, ya que los utilizó para su trabajo frente a una webcam.

«Si un constructor de techos puede deducir el costo de los instrumentos utilizados en su línea de trabajo, entonces una ‘actriz’ podrá deducir las ‘herramientas’ utilizadas para generar ingresos también», dijo Porter. «Siempre y cuando ella no estuviera haciendo nada ilegal, entonces podríamos apoyar a la deducción».

Libertad bajo fianza

Después de una larga noche de beber con los clientes, el dueño de un negocio fue llevado a la cárcel por enredarse en una pelea de bar.

Posteriormente, trató de deducir todos los gastos de bebidas y la cena de esa noche – junto con la fianza que pagó para salir de la cárcel y la tarifa del taxi para volver a trabajar al día siguiente.

Fue capaz, en última instancia, de deducir la comida y los gastos de bebidas – e incluso la tarifa del taxi porque estaban relacionadas con el trabajo. Pero los más de 10,000 de dólares en dinero de la fianza le fueron negados, dijo Dominique Molina, presidente del American Institute of Certified Tax Coaches.

Ropa interior usada

Nadie quiere tu ropa interior y tus calcetines usados, y el IRS que no quiere ver a una deducción benéfica de ellos tampoco.

En varias ocasiones, los clientes han presentado una larga lista de donaciones caritativas, incluyendo muchos pares de ropa interior y calcetines usados que habían dado a organizaciones como Goodwill, dijo Bernadette Schopfer, directora de Impuestos en Maier Markey y Justic LLP.

Y si tratan de valorar la ropa interior y los calcetines en un par de dólares por par, realmente pueden tener una gran suma.

«Las cosas siempre valen más para la persona que dona», dijo Schopfer. «A veces hay que dar un paso atrás y decir, ‘¿Hay alguien que realmente vaya a usar esto?'» Y lo más probable es que nadie quiera tu ropa vieja».

Cientos de kilos de atún

Después de tomar unas vacaciones de pesca en California cada año, una gerente de un centro de reparación automotriz de Great Neck, Nueva York, dejaba los peces capturados en una fábrica de conservas.

Debido a que la fábrica de conservas donaba sus ganancias de venta de pescado a una institución religiosa, el hombre fue capaz de reclamar el valor de los cientos de kilos de pescado que regaló como una deducción caritativa, dijo el agente inscrito David Kaiser.

Con una tarifa de entre cinco y seis dólares por libra de atún y sierra golfina que atrapó, la deducción a menudo sumaba varios miles de dólares, y la reclamó durante más de 10 años.

Un guardarropa para modelar

Un año, una modelo presentado una pila de recibos de ropa por un total de 15,000 dólares ante su preparador de impuestos.

Bernadette Schopfer, directora de impuestos de Maier Markey y Justic LLP, dijo que la cliente realmente creía que la ropa debe ser deducible y no estaba tratando de engañar al sistema.

Pero Schopfer explicó que el IRS no sería comprensivo con sus costosos hábitos de compra – especialmente porque la ropa usada para el modelaje normalmente se puede usar para el día a día.

«Nada de eso era deducible, ya que podía usarlo en la calle», dijo Schopfer. «La ropa (deducible) tiene que ser específica para tu trabajo – como un uniforme de McDonalds».

Para empeorar las cosas, el cliente sólo reportó 300 dólares en ingresos por su carrera como modelo, lo que planteaba una nueva señal de alerta ante el IRS en caso de que ella reportara esos altos gastos.

Cuentas médicas… de mascotas

Puede que tú consideres tu hijo a tu perro, pero el IRS no.

Jeff Gentner, un agente inscrito en Williamsville, Nueva York, dijo que uno de sus clientes presentó una cantidad inusual de gastos médicos un año. Cuando le preguntó por qué eran tan altos, la mujer lució alterada y dijo: «Ella murió».

Gentner le preguntó quien había muerto, y ella respondió que su perra había estado muy enferma y había muerto, y que los miles de dólares en gastos eran todos de facturas del veterinario.

Gentner tuvo que darle la lamentable noticia de que, pese a lo cercana que era con su perro, los gastos médicos no eran deducibles.

Un vestido negro

No, el vestido que compras para llevar a la gran gala benéfica no puede ser registrado en tus impuestos como una deducción caritativa.

Una clienta trató de hacer esto, diciendo que tenía que comprar un bonito vestido porque era una recaudadora de fondos de gala para una organización caritativa y no tenía nada apropiado que usar.

«En su mente tenía sentido. Ella pensó: ‘Voy a apoyar a esta organización por lo que cualquier dinero que gaste de mi bolsillo en este sentido debe ser deducible'», dijo Bernadette Schopfer, directora de Impuestos en Maier Markey y Justic LLP.

Pérdida en el juego por 700,000 dls

Una pérdida de juego por 700,000 dólares parecía una deducción de negocios legítima para un dueño de un negocio hipotecario.

Dijo que había clientes extranjeros que lo visitaban desde China a los que les gustaba jugar y que tenía que entretenerlos – y participar, dijo Dominique Molina, presidente de la American Institute of Certified Tax Coaches.

Las pérdidas en el juego de hecho pueden ser deducidas en la medida en que tengas ganancias -por ejemplo, puedes deducir 20,000 dólares en pérdidas si también tuvieras 20,000 dólares en ganancias. Por lo tanto, el cliente de Molina sólo fue capaz de deducir 280,000 dólares en pérdidas en el juego, ya que ésa era la cantidad que había ganado ese año.

Honorarios de un abogado penal

Después de ser detenido en una motocicleta y arrestado por portar un cuchillo, un hombre de la ciudad de Nueva York trató de reclamar los honorarios que pagó a un abogado criminal como una deducción de negocio en su declaración de impuestos.

Su preparadora de impuestos, Shelly Taylor Jacobson de SJ Associates, era escéptica al principio, ya que los gastos de los delitos por lo general no son deducibles. Pero él explicó que era un actor e iba en camino a una actuación – y el cuchillo era un apoyo necesario para su obra.

Ella le permitió pelear la deducción, e incluso cuando el IRS vino a auditar su reembolso, él ganó la deducción.

Fuente: http://www.cnnexpansion.com

PUBLICA GRATIS TU AVISO AQUÍ!!

Cómo opera la deducción para asalariados

CUALES Y COMO SON LOS NUEVOS IMPUESTOS ?

COMO REALIZAR LA DECLARACION DE IMPUESTOS

CUANTO GANA OBAMA? CUANTO PAGA OBAMA DE IMPUESTOS?

Check Also

Curiosidades: Estatua de la Virgen María "llora" en Israel - Fotos y Vídeo

Curiosidades: Estatua de la Virgen María «llora» en Israel – Fotos y Vídeo

JERUSALÉN.- Cientos de personas han acudido a una pequeña población en el norte de Israel …