El precio de ser hijos de celebrities

El precio de ser hijos de celebrities

Ser hijo de una celebridad puede ser un arma de doble filo, por un lado se goza de la fama y los privilegios que el progenitor tiene, pero por otro están los excesos y el escrutinio constante, algo que pude pasar factura en el aspecto emocional, como el reciente caso de Paris Jackson, quien intentó suicidarse.

Pero la hija de El Rey del Pop no es la única que ha tenido que pagar el precio de llevar un apellido reconocido. En 1995 Marlon Brando tuvo que decir adiós a su hija Cheyenne, quien después de diversos periodos de depresión, desencadenados por el asesinato de su novio Drag Drollet a manos de su hermanastro Christian, se quitó la vida ahorcándose en su casa de Tahití.

El año pasado Stephanie Bongiovi, hija mayor del rockero Jon Bon Jovi, fue encontrada inconsciente por sobredosis de heroína en la residencia para estudiantes del Hamilton College en Clinton, Nueva York. Aunque no enfrentó cargos y se recuperó, su padre calificó el suceso como una verdadera desgracia.

Quien no salió bien librado de una situación con drogas es Cameron Douglas, hijo del actor Michael Douglas, quien se encuentra en la cárcel por posesión y distribución de estupefaciente. Su papá reconoció en una entrevista para la publicación Vanity Fair su falla en la relación con él: “Mis prioridades eran similares (a las de mi padre, Kirk). Primero estaba la carrera profesional”.

Scout, hija de Demi Moore y Bruce Willis, también tuvo un altercado con la ley. En junio del año pasado fue detenida por beber en la vía pública, siendo menor de edad, y además por falsificar un documento de identidad; se salvó de la cárcel por no tener antecedentes penales y sus buenas calificaciones.

Especulaciones de sobremedicación rodearon el deceso de Sage, hijo de Sylvester Stallone, quien fue encontrado muerto en su residencia de Hollywood Hills el 13 de julio de 2012. Un mes después se demostró, tras la autopsia, que una enfermedad coronaria terminó su vida y no los fármacos.

En 2006, cinco meses antes de que su madre la playmate Anna Nicole Smith falleciera, Daniel (20 años) murió en el hospital donde la modelo acababa de dar a luz a su media hermana Dannielynn Birkhead. Estudios forenses arrojaron como posible causa una combinación de medicamentos, entre ellos metadona y antidepresivos.

Un icono del cine de Hollywood, Paul Newman, vivió con sentimiento de culpa por no haber estado más cerca de su hijo Scott y evitar su muerte por sobredosis en 1978, según reveló el guionista A. E. Hotchner, en el libro Paul and me. Scott se volvió adicto a ciertos medicamentos, después de un accidente en moto.

Una biografía no autorizada de Angelina Jolie, escrita por Andrew Morton y publicada en 2010, reveló que la actriz sufrió emocionalmente por el divorcio de sus padres, Jon Voight y Marcheline Bertrand.

La inestabilidad provocó en ella la necesidad de lacerar su cuerpo para manifestar su dolor y de suicidarse.

Fuente: http://www.eluniversal.com.mx/

PUBLICA GRATIS TU AVISO AQUÍ!!

Padres de famosos qe arruinaron a sus hijos

Investigan a un cineasta por tener muchos hijos

¿Mel Gibson es el padre de los hijos de Jodie Foster?

Éstos son los famosos mexicanos más escandalosos

Check Also

Bruselas festeja 2 siglos del nacimiento del creador del saxofón

Bruselas festeja 2 siglos del nacimiento del creador del saxofón

MÉXICO, D.F.- Con la exposición «Sax200», se quiere hacer justicia a un gran desconocido del …