Cómo manejar el dinero en la pareja para evitar conflictos
Cómo manejar el dinero en la pareja para evitar conflictos

Cómo manejar el dinero en la pareja para evitar conflictos

Expertos sugieren que antes de tomar la decisión de casarse es importante platicar y dividir los gastos de forma razonable

Empezar una vida en pareja debe ser uno de los momentos más importantes para una persona, pero si de verdad se quiere alcanzar el «vivieron felices» hay que considerar todas las implicaciones, entre ellas compartir las responsabilidades financieras.

Para muchos hablar de dinero antes de una boda equivale a mostrar desconfianza y en muchas parejas el tema económico resulta incómodo, pero para conservar la relación esto es necesario, pues se ha demostrado que gastar el dinero de manera irresponsable aumenta a las posibilidades de divorcio o separación.

Antes de tomar la decisión de unir sus vidas, Rocío García, responsable de Finanzas Prácticas de Visa, propuso algunos puntos a considerar para iniciar con el pie derecho.

Por ejemplo, anticipar los gastos que deberán compartir y pactar, es decir, quién pagará los servicios básicos como luz, teléfono y gas, y quién la renta o los gastos de la comida.

«No es necesario dividir estas labores y asumir las responsabilidades en forma exclusiva, pero hay que asegurarse de establecer algún tipo de sistema para que se haga lo que sea necesario, por ejemplo, dividir de acuerdo a lo que cada uno gana o dejarlo al azar y sacar papelitos.

Una opción más es abrir una cuenta donde ambos depositen dinero de acuerdo a sus capacidades y tomar de ahí los recursos para pagar todas las deudas y servicios. Pero sin importar la forma de organización que se elija todas deben ser flexibles, pues deberán ajustarse a través del tiempo y con base en los cambios laborales de cada uno.

También será necesario realizar algunos trámites, por ejemplo cambiar al beneficiario de planes de retiro, seguros y cuentas, por supuesto esto no es obligatorio pero sí importante si se desea que el cónyuge reciba ese dinero.

Si ambos cuentan con una póliza de seguros vale la pena revisar las condiciones de cada una para verificar que las coberturas no se dupliquen, pues eso significa un desperdicio de dinero.

Respecto a las cuentas bancarias, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) invitó a evaluar cuánta autonomía financiera se desea tener para elegir entre cuentas separadas o conjuntas; en este último caso se puede elegir una opción en la que ambos tengan disponibilidad del dinero, o un modelo que implica la firma de ambos para realizar operaciones, aunque en cualquiera de los casos es importante llevar un control cuidadoso para manejar el flujo de efectivo.

Sobre las tarjetas de crédito se recomienda conservar al menos una propia para mantener un historial individual.

En el caso del presupuesto la Comisión explicó que es necesario tener una plática donde ambos expresen cuánto ganan, cuánto podrían aportar para el proyecto común y cómo a cada uno le gustaría manejar el dinero, suele ser difícil porque en el ambiente social se coloca al dinero como un opuesto del amor o del romance.

La manera más sencilla es llevar un registro de los gastos e ingresos para conocer el presupuesto. Pero también implica no posponer conversaciones incómodas como si uno sobregiró la tarjeta o si se le olvidó hacer un pago, pues de no decirlo creará una atmósfera de desconfianza.

También hay que considerar que si bien en una relación lo ideal es que cada uno cuente con dinero propio para evitar dependencias económicas y malos entendidos, ello no quiere decir que no puedan plantear metas a corto y largo plazo, o que no sea posible vivir de un solo sueldo, ya que si se analiza bien el presupuesto, tal vez se puedan dar el lujo de no trabajar en ese momento.

Pensando a futuro, Rocío García recomendó destinar 10% de los ingresos de ambos al ahorro, ya sea para alcanzar alguna meta como la compra de una casa o un auto, o bien para algún imprevisto que llegue a presentarse.

En este caso, hay que considerar que el dinero pierde valor con el tiempo por lo que se aconseja abrir una cuenta en una sociedad de inversión con características de riesgo bajas que generará ganancias, y así evitar la depreciación de su dinero.

¿Mancomunados o separados?

Víctor Aguilar, del despacho Aguilar Valadez, explicó que en el Código Civil del Distrito Federal se establecen las figuras de separación de bienes y de sociedad con- yugal, en este último todos los bienes que adquieren los cónyuges durante la vigencia del matrimonio serán de ambos, esto aunque sólo uno los haya pagado o aunque estén a nombre de alguno.

A su vez, el régimen de separación de bienes establece que el patrimonio es propiedad de quien lo adquiere, es decir, que no necesitan del otro para enajenar sus propiedades y pueden disponer de éstos, ya que conservan la posesión y goce.

Aunque se establece una excepción, si se acredita que uno de los cónyuges se dedicó a la administración del hogar y cuidado de los hijos, en consecuencia, quien adquirió los bienes tendrá que dar hasta 50% de los mismos.

Insistió en que elegir el régimen depende de las características de cada pareja, es necesario hablarlo y acordar qué es más conveniente. Consideró que los acuerdos prenupciales son útiles para determinar la repartición de bienes.

Estos convenios además de que son positivos pueden concretarse, incluso, cuando se efectuó el matrimonio; ello reducirá conflictos entre las parejas.

Fuente: http://www.eluniversal.com.mx

Hombres ricos controlan el dinero en la pareja

COMO TENER UNA RELACION DE PAREJA FELIZ

NUEVAS FORMAS DE GANAR DINERO EN INTERNET

Tener una cuenta bancaria grande sirve como afrodisíaco

Deja tu comentario

Check Also

Conoce cuáles son los diferentes tipos de amor que existen

Conoce cuáles son los diferentes tipos de amor que existen

MÉXICO, D.F.- El primer pensamiento del ser humano al momento de nacer es la necesidad …