Inicio > Sites Mexico > ¿Qué pasa si no se cumple el contrato de arrendamiento?

¿Qué pasa si no se cumple el contrato de arrendamiento?

Un contrato de arrendamiento, es una herramienta legal que sirve para establecer las condiciones bajo las cuales se guiará la relación entre inquilino y propietario. Generalmente, el documento constituye el resumen de los derechos y obligaciones que han sido acordados tanto por el arrendador como por el arrendatario.

El cumplimiento de los parámetros estipulados en el contrato, resulta fundamental para garantizar una relación sin complicaciones. Sin embargo, existe una amplia lista de incumplimientos que pueden generar, la rescisión del contrato.

Qué información contiene un contrato de arrendamiento

Los contratos de arrendamiento, suelen ser documentos extensos que detallan todos los acuerdos establecidos, previo al cierre de la negociación. La legalización de la relación contractual, permitirá a ambas partes, contar con una guía para resolver cualquier controversia que surja durante la duración del contrato.

Dentro de las cláusulas que integran el contrato destacan, los datos de los involucrados. Además, de su información personal que permita ubicar al participante a través del domicilio, definir su actividad laboral e incluso el salario mensual devengado. Esta información, sirve de base no solo para ubicar a la persona, sino también para establecer de forma legal la situación económica del inquilino. En esta cláusula, también quedan reflejados los datos de quien tendrá el rol de avalista, en caso de que el arrendatario incumpla las obligaciones asumidas en el documento.

Otra cláusula que no debe faltar en un contrato de arrendamiento, es la información del inmueble, en ella se indicará todos los datos que permitan al futuro inquilino, conocer la distribución exacta de la propiedad. Igualmente, el documento debe considerar el importe del alquiler, la vigencia y la forma de pago que será empleada. Esta cláusula permite establecer de forma clara, el valor del alquiler, la periodicidad del pago y las fechas exactas en las que debe ser realizada la cancelación de las cuotas, así como el método de pago que será utilizado.

Por su parte, la cláusula de vigencia del contrato, también estará presente, ya que esta establecerá el tiempo de duración de la relación entre inquilino y arrendatario. Generalmente, el acuerdo reconoce un periodo de vigencia de entre 6 y 12 meses.

Haz clic aquí para conocer más sobre qué es el contrato de arrendamiento y la información que debe contener.

Rescisión del contrato, el destino del incumplimiento

Los contratos de arrendamiento, además de contener información básica que permita establecer las formas de pago, la vigencia y las condiciones, incluyen parámetros para determinar las acciones legales que deben ser llevadas a cabo en caso de incumplimiento. Por ello, se incluye una cláusula de rescisión del contrato, en la cual quedan expuestos los motivos que pueden dar origen a una finalización forzosa de la relación y las acciones legales que pueden ser ejecutadas.

Asimismo, el contrato establece los procedimientos que deben ser desarrollados en caso de que alguno de los involucrados incumpla los parámetros establecidos. Esto se realiza con la finalidad, de que las partes conozcan las consecuencias que pueden presentarse en caso de incumplir sus acuerdos.

Principales motivos por los que se rescinde un contrato de arrendamiento

Aunque para muchos, la principal causa que conlleva a dejar sin efecto un contrato, es la demora o retraso en el pago, es importante saber que existen otros motivos por los que, un arrendador puede poner fin a la relación. Por ello, es fundamental conocer con profundidad cada cláusula que ha sido incorporada al documento, así el inquilino tendrá claras sus responsabilidades y evitará situaciones indeseadas.

Si bien no pagar la deuda está en el primer lugar de la lista de motivos que puede ocasionar la rescisión, también existen otras causas, entre las que destaca, realizar modificaciones al inmueble sin ninguna autorización. Esto puede ocasionar serios problemas pues una renovación implica un cambio sustancial en la propiedad, lo que, puede generar un problema para el propietario. Además de la rescisión, la modificación sin autorización puede obligar al arrendatario a restablecer el estado original de la propiedad, sin reclamación de gastos al propietario.

Asimismo, otra razón que puede ocasionar el cese del contrato, es la cesión de derechos a otra persona. Esto debido a que el inquilino no posee la autoridad para comprometer la propiedad a nombre de un tercero, salvo que esto esté formalmente establecido en el documento. Además de la rescisión, tendrá el compromiso de responder a las obligaciones que estarán a su cargo.

En caso de que durante la vigencia del contrato se llegase a presentar alguna situación como las anteriormente mencionadas, lo más recomendable será dirigirse de forma inmediata al tribunal de su localidad. Allí seguramente le ayudarán a determinar cuál debe ser la acción legal, para llegar a un acuerdo entre ambas partes.

Te puede interesar >>>

ARTROSIS: CINCO CONSEJOS PARA SOBRELLEVAR ESTA ENFERMEDAD

En la actualidad, existe una gran cifra de personas que padecen de artrosis alrededor del …