Inicio > Consejos > Qué opción de crédito hipotecario te conviene

Qué opción de crédito hipotecario te conviene

Te mostramos todas las opciones de las que dispones en cuanto a créditos hipotecarios en México, con todas sus peculiaridades y características con el fin de que elijas el crédito que mejor se adapta a tus necesidades. Para ello comentamos factores como el monto que se ofrece, la tasa de interés o el tiempo de liquidación.

Aunque la tasa de personas que deciden hipotecarse para pagar su vivienda ha disminuido, sigue habiendo mucha gente que no le gusta depender de una renta de por vida. Las rentas de las viviendas han aumentado, ya que no todo el mundo puede permitirse meterse en una hipoteca, normalmente por situaciones económicas inestables, ya sea porque no tienen un trabajo estable o por desconfianza en general. Hemos vivido una larga etapa de crisis económica donde muchas personas han perdido su trabajo en el que llevaban 20 o 30 años de sus vidas. La estabilidad económica ha dejado de ser una realidad. Por ese motivo la gente se lo piensa bien antes de meterse en una hipoteca.

No obstante, en nuestro país hay cierto desprecio hacia la renta, ya que este ¨contrato¨ económico con el dueño se trata de pagar una mensualidad por el uso de las instalaciones correspondientes. En definitiva, después de desembolsar quizás 20 años de renta mensual, la vivienda sigue siendo del mismo dueño. Por ello mucha gente considera que pagar una renta es tirar el dinero, y en cierto modo no podemos quitarles la razón. En todos esos años que se ha pagado la renta, se habría finalizado de pagar una hipoteca y la vivienda sería de tu propiedad.

Pero, aún para las personas que tienen claro que quieren comprar una vivienda, deben decidir qué tipo de hipoteca se adapta mejor a sus preferencias. No es una tarea fácil, ya que es recomendable analizar todos los tipos de hipotecas y compararlas entre sí para elegir la que mejor responda a los intereses del comprador. Veamos a continuación los diferentes tipos de hipotecas que se pueden encontrar en nuestro país.

Hipotecas de tasas fijas

Una hipoteca de tasa fija es la que da seguridad de poseer la misma tasa de interés en todo el transcurso del préstamo. Se pueden elegir entre diferentes tipos de plazos para préstamos, sin embargo, este tipo de hipotecas de tasa fija suelen rondar entre los 15 años a los 30 años de duración.

Dicho de otro modo, consiste en que la tarifa y los pagos efectuados mensualmente no varían. Esto es lo fundamental de este tipo de hipoteca, desde el momento en el que se confirma el contrato o negociación, el comprador ya sabe cuál será la tarifa de interés y los pagos que debe de realizar cada mes. No habrá ninguna variación durante el tiempo que dure la hipoteca, si esta se fija en 30 años, finalizará en ese tiempo.

Una hipoteca de plazo fijo tiene multitud de ventajas como la estabilidad que le proporciona al comprador, no se aplica la clausura de suelo y los plazos son largos. Pero no todo son beneficios, hay que tener en cuenta ciertas desventajas como que la tarifa de interés es muy elevada, la negociación es algo más restringida y las comisiones son altas.

Hipotecas de tasas ajustables

Las hipotecas de tasas ajustables o variables (ARM) ofrecen una cierta flexibilidad en la tasa de interés y en el pago mensual. Normalmente los primeros pagos suelen ser más bajos y van aumentando con el tiempo. Cabe destacar que la tasa de adapta y se modifica dependiendo de las tasas de mercado y fluctúa constantemente según los movimientos del mercado. Esto puede modificar los pagos que pueden aumentarse dependiendo de esos cambios financieros.

Este tipo de hipoteca variable o ajustable tiene un orden u organización determinada, es decir, el hecho de que sea ajustable no quiere decir que el comprador la ajuste libremente a su antojo. Normalmente tienen una tasa de interés fija en un intervalo de tiempo determinado, que suele ser desde un año hasta diez. Seguidamente, se va ajustando cada año dependiendo del resto que quede por pagar. Veamos un ejemplo para ilustrar la explicación, si hemos contratado una hipoteca de tasa ajustable de 5/1 podría tener una tasa de interés fija en los seis primeros años, pero después la tasa de tendría que ajustar por lo demás del plazo dele préstamos de manera anual.

Las hipotecas de tipo variable tienen un interés inicial más bajo por lo que es beneficioso para el comprador, sin embargo, va aumentando con el tiempo y de manera bastante rápida. Este tipo de hipoteca es perfecta para personas que no tienen pensado permanecer en la vivienda durante mucho tiempo.

Si quieres informarte en profundidad, entra aquí para conocer más sobre los requisitos y otras cuestiones relacionadas que la guía de créditos hipotecarios que Vivanuncios proporciona. Esta página web te explica dónde y cómo empezar un trámite y te ofrece diferentes guías dependiendo del tipo de crédito que deseas ordenar.

Te puede interesar >>>

5 alternativas para ganar dinero desde tu móvil

Generar dinero utilizando nuestro dispositivo móvil es totalmente posible. Hay alternativas que te permiten ganar …