¿Qué diferencias hay entre las operaciones a largo y a corto plazo?

¿Qué diferencias hay entre las operaciones a largo y a corto plazo?

Cuando vamos a operar en trading, lo primero que debemos hacer es fijar objetivos claros sobre qué es lo que queremos lograr con ellas. En principio, debemos conocer el plazo que cubriremos con las operaciones, y estos van en corto (de 1 día a 1 o 2 semanas) mediano (de un mes a menos de un año) y largo plazo (1 o más años). Dependiendo del plazo que elijamos dependerá las técnicas que utilizaremos para tomar mejores decisiones y las herramientas que utilizaremos.

Obviamente, la diferencia más clara entre las inversiones en corto plazo y largo plazo es el tiempo que toman, pero, como este factor influye de manera determinante en toda estrategia, también habrá una serie de diferencias que debemos tomar en cuenta a la hora de operar. En ambos casos, podemos realizar nuestras inversiones a través de plataformas como MT4 Trading, pero las tarifas que deberás pagar y los límites de capital dependerá del bróker que vayas a utilizar.

Diferencias en el análisis de datos

Probablemente el análisis sea la parte que más cambiará a la hora de decidir el plazo que le daremos a las inversiones. En corto plazo, por ejemplo, es más productivo darles importancia a las tendencias en corto, representadas en gráficos de velas y lineales, además de herramientas de dispersión que nos pueden dar una clara idea de hacia dónde podría moverse la tendencia a continuación.

Por otro lado, las noticias que modifican los comportamientos del mercado a corto plazo suelen ser más frecuentes, bien sea por decisiones cortoplacistas que tome la empresa o por acontecimientos que modifiquen el sentimiento del mercado en un momento determinado.

A largo plazo, no es tan necesario tomar en cuenta los gráficos, a menos que quieras medir el rendimiento de un instrumento particular, para ver cuál ha sido su patrón de crecimiento en los últimos años.

Diferencias en los retornos

Otra gran diferencia en lo referente a las inversiones a corto, mediano y largo plazo, es el retorno de la inversión, ya que este, sea favorable o no, se presentará a intervalos variables. Como es lógico, si compras una acción hoy y la vendes en 7 años, el resultado lo verás en 7 años. Operar de esta manera, de hecho, es un método bastante efectivo de ahorrar dinero y muchos lo utilizan como una alternativa a las pensiones, pensando en una vejez más cómoda.

Para los traders más activos, el corto plazo es ideal, ya que permite ver resultados más inmediatos, bien sean resultados favorables o desfavorables para el trader. Este último, además, puede estar apoyado por tasas altas de apalancamiento, dependiendo del bróker en el que haya invertido, sus políticas y las restricciones de cada país.

Con el mediano plazo, finalmente, tenemos resultados intermedios, por lo general lo practican traders que quieren aprovechar una tendencia que se prolonga en el tiempo, o que compran activos que se encuentran a la baja a la víspera de una eventual subida del precio. Para decidir una buena estrategia a mediano plazo, debes hacer énfasis en el análisis fundamental y en los calendarios económicos, ya que estos influyen directamente en el comportamiento de los activos a mediano plazo.

Te puede interesar >>>

Parque industrial: una vía de crecimiento y desarrollo

Parque industrial: una vía de crecimiento y desarrollo

Uno de los temas que está a la palestra es el nuevo planteamiento del parque …