Psicología del interiorismo: ¿qué dice tu casa sobre ti?

Psicología del interiorismo: ¿qué dice tu casa sobre ti?

La psicología ambiental se encarga del estudio de cómo lo que nos rodea afecta nuestro comportamiento. Las personas establecen lazos psicológicos profundos con el espacio en el que habitan, si bien muchas veces no somos conscientes de ello.

Para el psicoanalista francés Alberto Eiguer, las personas tienen un denominado “inconsciente de la casa”, el cual tiene un doble movimiento. Por un lado, las personas proyectan su personalidad en su entorno, pues este representa nuestras creencias, emociones y valores; en suma, es un reflejo de nosotros mismos.

Por otra parte, el entorno nos transforma como personas. La casa es la piel psíquica, una suerte de envoltorio que nos protege y mantiene a salvo nuestra intimidad. Por tanto, Eiguer sostiene que si discutimos sobre los aspectos del hogar con otras personas, estamos diciendo que necesitamos un acuerdo para que el espacio refleje la identidad de todos.

Asimismo, según Noemí Cárdenas de Sweestesthome.mx, el diseño y la decoración del hogar también influye en el estado de ánimo de las personas. “Por ejemplo, los espacios libres nos brindan una mejor respiración, por lo cual minimizan alteraciones como el estrés. También se ha demostrado que en los espacios verdes las personas son más sociables, ya que la naturaleza mejora la salud corporal y mental, lo cual influye en el comportamiento humano’’, afirma la experta en interiorismo.

Por otra parte, un estudio realizado en la Universidad de Bath (Reino Unido), asegura que el ambiente moldea nuestra personalidad y capacidad de tomar decisiones, pues los procesos mentales básicos se encuentran relacionados a la percepción y el movimiento en nuestro ambiente. En base a estos estudios han surgido nuevos conceptos como la decoración positiva.

En efecto, vivir en un lugar u otro puede afectar en la forma en que nos relacionamos con otras personas, ya que las características del hogar pueden atraer o repeler vínculos interpersonales.

Por este motivo, los lugares en los que vivimos están cargados de significados afectivos. Estos espacios afianzan nuestra identidad, influyen en nuestros pensamientos y sentimientos, y rastrean nuestra conducta.

Existen algunos trucos para transmitir la personalidad deseada en tu hogar. Primero, debes decorar los espacios con tus propios detalles. Los adornos y piezas que generan emociones agradables le darán alma a cada rincón de casa, ya que detrás de cada uno de ellos habrá una historia por contar.

Las texturas también transmiten emociones, por ejemplo: la madera da sensación de calidez, el lino y el algodón es ideal para los textiles, la piedra transmite pureza y limpieza, por lo cual es perfecta para baños y cocina.

La iluminación es la clave para convertir una casa en un hogar. El uso de lámparas indirectas de tonos cálidos aportan una sensación de calor, intimidad y propician la relajación.

Por último, el toque final se lo dará el aroma que envuelve cada ambiente. Según estudios de neuromarketing, los aromas se conectan directamente con el cerebro emocional y son capaces de despertar sensaciones profundas. Puedes optar por la fragancia que más te represente en cualquier versión: aromatizante, aceite, velas o aerosoles.

Te puede interesar >>>

¿Qué necesitas para el embalaje de tus cosas si vas a mudarte?

¿Qué necesitas para el embalaje de tus cosas si vas a mudarte?

Una mudanza siempre ha sido un proceso pesado, dado que debes guardar todas tus cosas …