Polémica sobre slots online: la compra de bonos

Polémica sobre slots online: la compra de bonos

Muchos jugadores de generaciones no tan mayores recordarán qué ocurría cuando a nuestro video-juego favorito decidíamos avanzarlo mediante los trucos. Les contamos, lo que ocurría es que rápidamente aquel juego se tornaba aburrido y acabábamos por abandonarlo. Bueno, en el mundo de los slots online existe una tendencia que nos permite realizar lo mismo. Pero para entender porqué en los juegos de azar esto es aún mas polémico, debemos entender cómo funcionan la mayoría de las maquinitas tragamonedas hoy en día.

Empecemos por las definiciones. ¿Qué es un bono en un slot? Debemos aclararlo ya que en el mundo de casas de apuestas en línea términos como bonos y bonificaciones suelen confundirse. Por eso son necesarios sitios honestos como este o comunidades transparentes como Betizen para aclararlos.

Polémica sobre slots online: la compra de bonos
Pirámides Aztecas de Booongo, uno de esos slots donde podremos comprar el acceso al bono

Por bonos normalmente se conoce a aquellas promociones que los casinos online realizan como ofertas para captar nuestra atención. Desde ofertas o bonos de primer, segundo y hasta tercer depósito, bonos de cashback, o inclusive bonos sin depósito.

En esta página podemos ver un ejemplo mas claro de qué se trata este tipo de bonos.

Luego tenemos aquellas pantallas de bono o bonificación que en determinados momentos se activan en las slots, maquinas tragamonedas o tragaperras, que son todos los nombres que este tipo de juegos de azar reciben en lo ancho del mundo de habla hispana.

Ya que «bono» es un término genérico, estas pantallas pueden tener muchas formas diferentes.

Algunas tragamonedas le llaman bono a un escenario especial del juego, por el ejemplo en los slots con bonos «Elige y gana» o «Pick & Win» en las que una vez que accedemos mediante una combinación con símbolos Scatters eligiremos premios en efectivo vinculados a la temática del juego.

Otras tragamonedas le llaman bono a la característica especial de Giros Gratuitos.
Estos son giros sin costo a los que accedemos, también normalmente, mediante combinaciones de símbolos que involucran a los famosos Scatters o Dispersión. Es mas, es usual que tan solo 3 de estos símbolos nos otorguen giros gratis.

Sin dudas hay decenas de otras formas en las que las maquinitas tragamonedas nos permiten acceder a pantallas especiales o de bono. Pero lo que todas ellas tienen en común es que mejoran nuestras posibilidades de obtener ganancias. Es mas, normalmente es durante las pantallas de bono donde tendremos la posibilidad de obtener los mayores premios previstos en las tragamonedas.

Es aquí donde la opción de la compra de bono se vuelve polémica.

Porque tengamos en cuenta que para acceder a estas pantallas especiales debemos, durante un juego normal, invertir cierta cantidad de dinero y tiempo en el slot. Generándose así una expectativa, y por lo tanto a través de esa expectativa, se juntan emociones, intenciones, en definitiva, entretenimiento para adultos. Que debe ser justo y transparente.

Justamente porque es durante estos bonos donde podemos obtener los premios mas preciados es que estas pantallas generan dicha expectativa. Motivo por el cual son las mas buscadas, en definitiva el momento clave donde se decide nuestra suerte en cada tragamonedas.

La polémica surge cuando comenzaron las tragamonedas, como las del popular proveedor de slots Big Time Gaming, en las que es posible, en vez de esperar por ellos, comprar directamente el acceso a las pantallas de bono.

Como ejemplo de tragamonedas que lo permiten tenemos juegos como Extra Chilli Megaways de la propia BTG o Pirámides Aztecas de Booongo.

En estos juegos con solo cliquear un botón vamos a ser mágicamente (y no tan mágicamente, ya veremos porqué) a la pantalla de bono en cuestión. Está el tema de la compra, ¿porqué polémico? Bueno porque solo aquellos que tienen un buen bankroll para gastar en esta compra de tiempo tendrán la posibilidad de, por decirlo de alguna manera, modificar el flujo normal del juego, donde nuestra suerte está calculada en base a valores de RTP y volatilidad predeterminados.

Pero también porque como jugadores puede ser engañoso. Estamos arriesgando a que durante estas pantallas de bono vamos a obtener mayores premios que el costo que nos costó acceder a ellas… Algo que es posible. Pero ya estamos comenzando desde un balance negativo que luego deberemos recuperar.

Y luego, como decíamos al comienzo debemos preguntarnos ¿para qué jugamos a las tragamonedas?
Es decir, una vez que hemos encontrado, dentro de los literalmente miles de juegos del catálogo online, aquel juego que nos apetece, ¿porqué estropearlo comprando su bono? ¿Para qué renunciar a la expectativa y por resultado, al entretenimiento?

Cada jugador tendrá su propia respuesta.
Existen aquellos inclinados a los slots para pasar un buen rato, con la posibilidad siempre latente del golpe de suerte que nos permita acceder a un pozo acumulado. Y están los estrategias.

Para ellos sí que esta función puede tener sentido. Ya que si bien nunca saldremos de los valores de aleatoriedad de ganancias previstos para cada slot determinado, sí tendremos en nuestro arsenal otra herramienta con la que «atacar» estos juegos.

Dependerá, como siempre, de nuestra habilidad y nuestra suerte.

Te puede interesar >>>

Parque industrial: una vía de crecimiento y desarrollo

Parque industrial: una vía de crecimiento y desarrollo

Uno de los temas que está a la palestra es el nuevo planteamiento del parque …