Hacer las maletas en vacaciones: consejos y claves para no olvidarte nada

Preparar la ropa y todo lo que deseas llevar hacia tu próximo destino puede ser tan estresante como la planificación de todo el viaje. La ansiedad y las dudas pueden invadirte a la hora de armar las maletas para tus vacaciones y cuando esto ocurre corres el riesgo de dejar cosas importantes en casa que sin dudas lamentarás.

Antes de hacer la maleta debes hacer un checklist con una lista de objetos, prendas y accesorios imprescindibles. Siempre tienes que tener en cuenta el destino al que vas y la época, ya que no tendrá demasiado sentido llevar abrigo si viajas al Caribe en verano, o si vas hacia los países escandinavos y llevas una remera musculosa. Siempre adáptate al contexto que es tu destino vacacional.

Lo segundo a tener en cuenta es que llevar cosas por demás o “por las dudas” nunca es una buena idea, puesto que aquello que no tienes certeza de que usarás ocupará espacio innecesario en tu maleta. Además, el equipaje también deberá adaptarse al formato de viajo que hayas elegido ya que no es lo mismo recurrir a varias escalas hasta llegar al destino final, o tener un alojamiento a muchas cuadras del centro. Por esta razón, siempre debes buscar un alojamiento que esté lo más cercano a los lugares de interés, como ocurre con la mayoría de los hoteles en mazatlan, que están muy cerca de la playa y tienen todo el lujo necesario para que no tengas que preocuparte por nada durante tu estadía en México.

Aquellos intrépidos y amantes del ecoturismo optan por una mochila de mano de 5 kilos, aunque según la aerolínea puede que tengas impedimentos con la carga y debas despachar el equipaje. Por esta razón, averigua los requerimientos de cada aerolínea. En cambio, si vas hacia un all inclusive como en decameron o un resort es preferible que optes por la maleta ya que no necesitarás moverte demasiado entre un punto y otro de tu itinerario.

La tercera opción es optar por la maleta y una mochila de mano con los objetos relevantes: documentación, pasajes, seguro de viaje, visas de acceso al país -en caso de que sean necesarias- dinero, electrónicos como una Tablet y una muda de ropa. Esto último es fundamental ya que existen casos en los que la aerolínea pierde tu equipaje y tendrás unas vacaciones sin ropa. Por eso, es mejor asegurarse y tener unas prendas accesorias para salir del paso hasta cobrar el seguro por pérdida de equipaje o hasta que la aerolínea encuentre la maleta que fue hacia un destino equivocado.

Ahorrar espacio en la maleta

Las prendas con mayor peso deberán ir en el fondo de la maleta: camperas gruesas, buzos abrigados, mientras que los zapatos y la ropa más proclive a dañarse deberá ir en la superficie como las camisas. La ropa interior debes ubicarla en cualquier espacio libre al igual que las medias (ponerlas dentro del calzado para ganar espacio).

La verdadera clave para ahorrar espacio es enrollar las prendas, en lugar de doblarla en varias partes. Existen muchos tutoriales en línea sobre cómo hacerlo. Los cinturones deben ir sueltos sin enrollar.

Separa compartimientos con bolsas dentro de la maleta, ya que ganarás en organización sabiendo que cada bolsa (usa diferentes colores) contiene un tipo de ropa específica evitando revolver todo hasta encontrar lo que estabas buscando.

Si llevas cosméticos puedes guardarlo en bolsas con cierre hermético, mientras que los estuches de los lentes te sirven para guardar cables USB, cargadores extra, USB, auriculares, entre otros.

Por último, no tengas todo el dinero encima ya que puedes perderlo. Usa diferentes “escondites” secretos en tu maleta y enrolla algún que otro billete que puede sacarte del apuro.

Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Antlers: Guillermo del Toro regresa al cine de horror este 2020

En su papel de productor, Guillermo del Toro guía el camino de Antlers, una de …