Inicio > Economía > ¿Cómo funcionan los préstamos rápidos?

¿Cómo funcionan los préstamos rápidos?

En los últimos años han nacido nuevas empresas enmarcadas en el sector financiero especializadas en ofrecer préstamos y créditos de pequeño valor de una forma rápida, sencilla y muy ágil para los clientes

¿Has tenido alguna vez la necesidad de obtener un préstamo rápido y tu banco no ha respondido con la velocidad que necesitabas? Esta situación es una de las prácticas más comunes que surgen cuando una persona o una familia necesidad obtener préstamos rápidos y fáciles para hacer frente a un imprevisto. La lentitud de las entidades financieras convencionales y los requisitos que exigen a la hora de concederlos ha favorecido el surgimiento de nuevas empresas especializadas en la concesión de estos préstamos para solucionar los problemas de la gente.

 

Estas nuevas empresas, que están englobadas dentro de lo que se conoce en el sector financiero como empresas fintech, están en auge en la actualidad debido al valor que aportan sus clientes. Entre las ventajas que ofrece acudir a estas empresas para pedir un préstamo rápido destaca, sobre todo, la rapidez y la agilidad con la que conceden el dinero.

¿Qué es un préstamo rápido?

 

Antes de empezar a explicar cómo funcionan estas empresas vamos a dejar claro qué es lo que se considera un préstamo rápido. En concreto, son un tipo de préstamos personales fáciles y rápidos que caracterizados por la celeridad de su concesión y que permiten la concesión de préstamos que oscilan entre los 1.000 y los 3.000 dólares de media.

 

En la actualidad y debido al auge de este tipo de compañías existe una gran variedad de fintech que ofrecen este tipo de minicréditos a las personas. Normalmente, las personas solicitan este tipo de dinero para solucionar alguna urgencia que les ha salido de imprevisto y tienen que pagarla en un corto periodo de tiempo. Ante la imposibilidad de esperar a los trámites establecidos por las entidades financieras, el modelo de estas fintech basado en la tecnología las ha impulsado a ser las empresas más solicitadas a la hora de solicitar estos créditos.

 

¿Cómo funcionan los préstamos rápidos?

En cuanto al funcionamiento de estas compañías y los pasos a seguir a la hora de pedir un préstamo con ellas, hay que seguir una serie de trámites muy sencillos. En primer lugar, hay que destacar que con estas empresas online todo se hace a través de internet, lo que evita a los usuarios tener que desplazarse a un sitio y perder tiempo en el trámite.

Así, los usuarios interesados tan sólo tienen que acudir, por ejemplo, a plataformas como Credy24.mx, consistente en un comparador de préstamos en efectivo, donde se encuentran diversos prestamistas que operan en línea con la legislación específica de cada país. Una vez dentro de ella y seleccionado la fintech con la que queremos trabajar iniciamos el proceso de solicitud del préstamo.

 

En su web tan sólo tendremos que responder en un primer momento a un breve cuestionario. Una vez contestado a través de la web iniciamos el trámite y fijamos el dinero que queremos recibir. Es en este trámite cuando se estipula todo lo relacionado con el préstamo: cantidad económica, plazo de devolución,…

 

Estas plataformas lo hace de una forma muy transparente con el objetivo de que las dos partes, cliente y entidad, sepan cómo tienen que actuar en la operación y evitar malentendidos. Gracias a esta forma de operar, este tipo de préstamos rápidos y sin papeles es perfecta para cualquier persona que necesite conseguir dinero de una forma ágil.

 

Además y lejos de la creencia popular sobre los préstamos rápidos, este tipo de créditos no tienen que ser más más caros que los que ofrece la banca tradicional. Ni mucho menos. De hecho, sucede todo lo contrario, ya que al solicitar exactamente la cantidad económica que necesitamos evitamos pagar intereses por un dinero que no necesitamos y que es lo que sucede cuando en la banca tradicional nos obligan a pedir un mínimo de dinero para concedernos el préstamo.

 

Tiempo de espera: 24 horas

En cuanto al tiempo en el que estas fintech conceden el dinero, éste es muy corto. De hecho, este tipo de préstamos suelen concederse, en la mayoría de los casos, en menos de 24 horas. Una celeridad que lo han convertido en el mejor recurso para aquellas personas que, por ejemplo, tienen que arreglar una avería imprevista en su coche y que en ese momento no disponen del dinero en efectivo suficiente para entregarlo al taller. Con la banca tradicional, conseguir este dinero en 24 horas sería prácticamente imposible.

 

Además, estas compañía se amoldan lo máximo posible al cliente a la hora de devolver el dinero, permitiendo la posibilidad de ampliar el plazo de devolución del préstamo en caso de que los usuarios vean que no van a poder devolverlo en el plazo estipulado. Para ello, tan sólo tendrán que solicitar una extensión o una prórroga del crédito a través del portal del cliente de la web.

 

Te puede interesar >>>

Madrid ofrece una de las mejores maestrías en finanzas de la mano de EAE

Hoy día encontrar un empleo puede ser una labor complicada. Las empresas solicitan un perfil …