Sites Mexico - Notas & Noticias Destacadas e interesantes


CÓMO DECIR NO A LAS HORAS EXTRAS EN LA OFICINA

Trucos para mantenerse enfocados en el día a día y evitar las distracciones. La idea es no quedarse horas extra y dejar tiempo para la vida personal.

En realidad no hay mucha diferencia si uno trabaja en casa o en la oficina, las distracciones están en todas partes. El ruido ambiental, la hiperconectividad y el ritmo de la vida moderna han hecho que nuestro rango de atención disminuya considerablemente. En los Estados Unidos, por ejemplo, el 50% de los empleados sólo puede mantener la atención fija por 15 minutos continuos. Pero no todo está en los estímulos externos, la estructura del cerebro también juega un papel importante. El córtex prefrontal, el área del cerebro que regula los rangos de atención, también maneja las emociones, de ahí que cualquier sentimiento de frustración, enojo o tristeza es suficiente para sacarnos de concentración.

Dejando a un lado los días de intensidad emocional y suponiendo que estamos en un trabajo que al menos resulta agradable, pasemos a la acción:

Identifica el problema. ¿Qué es lo que te distrae con más frecuencia? ¿El cansancio, el hambre, el teléfono, tu jefe tóxico, tus compañeros de oficina, tu adicción a las redes sociales, la música del lugar? El primer paso para concentrarte es saber de dónde viene tu distracción.

Desayuna bien. El cerebro es como un cachorro, si no le das de comer, llorará y llamará tu atención hasta que lo alimentes. Frutos rojos, un plato de avena con almendras y un yogurt con chía te darán suficiente energía para no preocuparte por la comida en las primeras horas de trabajo matutino, que suelen ser las más intensas.

Medita. Lo recomiendo ampliamente. Yo practico meditación trascendental (20 minutos diarios por la mañana o por la noche) y sé por experiencia que es unaCÓMO DECIR NO A LAS HORAS EXTRAS EN LA OFICINA magnífica herramienta para ordenar los pensamientos y mantener la  concentración por más tiempo.

Café o té. Además del placer que da una taza de café o té recién hecho, no hay que olvidar que entre los muchos beneficios de la cafeína está el de mejorar la concentración y disminuir la fatiga.

Despeja tu escritorio. Dicen que el caos es directamente proporcional al nivel de distracción. Y estoy de acuerdo: la simple presencia de objetos revueltos (servibles, inútiles, decorativos, urgentes de atender) hace que una pequeña parte del pensamiento se distraiga en poner un orden mental: "llevar la taza a la cocina, botar los papeles que no sirven, no olvidar el cargador del celular...".

Planea tu jornada. Antes de comenzar, toma un papel y un lápiz y anota solamente los pendientes del día; concéntrate en ello y no te preocupes por lo que ocurrirá el resto del mes.

Organiza tareas por tiempos. A veces no hace falta un jefe explotador para hacerse la vida miserable, uno mismo es capaz de imponerse tareas abrumadoras bajo el criterio escolar de "no te vas hasta que acabes". Con esa amenaza, el cerebro busca escapar ante el menor estímulo. Otra forma de aprovechar el día sin autodestruirse, es dedicarle tiempo definido a las tareas. Por ejemplo, escribe y contesta correos solamente entre las 12:00 y las 2:00 pm. A menos que seas Jack Bauer, el mundo no se va a derrumbar si no respondes tus mails por la tarde; poco a poco los clientes y los colegas de trabajo se irán acostumbrando a tu horario de respuesta.

Enfócate en tareas cortas. Los psicólogos dicen que nuestro cerebro se agota muy pronto cuando tiene que lidiar con grandes cantidades de información. Si tienes que desarrollar un proyecto muy largo, divídelo en tareas cortas que puedas avanzar en lapsos de tiempo razonables.

Limita tu tiempo en línea. Hay tareas para las que no es necesario usar internet, apágalo y trabaja a la antigüita, con un cuaderno y un lápiz. Es complicado al principio, pero verás que el 60% de las distracciones desaparecen. Si tienes teléfono con internet, al menos ponlo en silencio. Revisa tu correo cada hora y limita tu tiempo en línea. Incluso te darás cuenta de que el trabajo retoma su dimensión.

Ponte audífonos. En muchas oficinas se tiene como regla no molestar a alguien que tiene puestos los audífonos, porque se entiende que necesita escuchar música para concentrarse en algo importante. Si piensas hacer una lista de reproducción, procura que la música no sea un factor más de distracción.

Toma descansos breves. Los periodos largos de trabajo no son necesariamente más productivos. Incluso hay diversos estudios que muestran la degradación física y emocional de quienes no se paran del asiento más que para salir a comer. Si tienes oportunidad de tomar aire fresco cada hora, estirarte o caminar media cuadra, con eso basta para renovar la concentración.

¿De que otra manera evitas las distracciones en el trabajo? Fuente

Compartir este articulo :

 

TRABAJO DESDE CASA

PARA QUÉ SIRVE LA ELECTROTERAPIA

LAS REDES SOCIALES EXPANDEN NEGOCIOS

COMO SER CONTRATADO ? - CONSEGUIR EMPLEO

CÓMO ENTRAR A SITIOS PROHIBIDOS EN LA OFICINA

SER MAS PRODUCTIVO - CONSEJOS PARA AUMENTAR LA PRODUCTIVIDAD

ALGUIEN QUIERE LO QUE TU TIENES, ALGUIEN TIENE LO QUE TU QUIERES.

- Como vender por Internet   - Como comprar por Internet

- Guías de compras (Lo que debes saber antes de comprar)