Usos y aplicaciones del teflón

Cuando de Teflón o de Tetraflon se trata, hay que hacer reverencia: estamos hablando de un material que ha ido sin lugar a duda, más allá de todas las expectativas que se pensaron al momento de su descubrimiento. Los usuarios a todo nivel le han ido descubriendo y sólo se habla de sus virtudes en cuanto a rendimiento, calidad y fiabilidad durante más de 50 años.

A lo largo de ese tiempo, cientos de investigadores y empresas alrededor del mundo, se han dedicado a refinar y hallar nuevos usos para el teflón, un compuesto que en realidad en su origen fue descubierto por accidente, es decir cuando se estaba buscando solución a otra cosa.

Fue en 1938, cuando un químico norteamericano de apellido Plunkett estaba trabajando para la empresa Dupont, en busca de algo capaz de reducir la inflamabilidad de los refrigerantes. A través de una polimerización, de llega a la obtención de “extraño” material de tipo plástico similar al Nylon, pero con notorios y diferentes atributos.

Rápidamente la noticia cobra vuelo y se pone en juego la preocupación por la excelencia y refinamiento del teflón, con especial énfasis en investigación orientada al mercado, es decir, precisamente el título de nuestra propuesta ¿cuántas y cuáles podrían ser las soluciones revolucionarias para aplicaciones de consumo que podrían venir de la mano del teflón?

La atención de los investigadores se centra en esas características tan especiales que le convierten en un material sumamente versátil: su notoria resistencia a la temperatura y su elevada estabilidad estructural, lo que supone en los hechos sostener su composición química y física evitando mezclarse con toda sustancia o medio con el que tome contacto.

Éste último atributo, por ejemplo, a nivel de insumos médicos es sumamente importante: no debe reaccionar con ninguna sustancia o parte del cuerpo humano con el que eventualmente tome contacto.

Pero sin duda, la flexibilidad y diversidad de las características de los fluoropolímeros, hace que la “estrella” de las aplicaciones venga por el lado de los recubrimientos antiadherentes para utensilios de cocina y para hornear. 

Estos recubrimientos no sólo mejoran el rendimiento antiadherente de los utensilios de cocina y horneado, sino que todo el trabajo posterior se facilita de manera impactante, pues ellos garantizan una limpieza más rápida y con menos esfuerzo. 

Pero salgamos por un momento del rubro gastronómico, precisamente para dar cuenta de la versatilidad y amplitud de aplicaciones de las que hablábamos antes. Pensemos en los recubrimientos textiles de teflón, que se usan a nivel de la fabricación de vestimenta dado que prestigiosas marcas han valorado por encima de otros, dos requisitos que los clientes y los consumidores finales buscan afanosamente: repelencia al agua y protección contra manchas para las telas. 

Y no es difícil pensar un poco más, y extender estas virtudes a otro tipo de confecciones como podrían ser banderas para exteriores, toldos, e incluso tiendas de campaña (las conocidas carpas). ¿Quién valora más que los acampantes una tela capaz de aislar del agua y otros agentes complejos a la hora de pernoctar al aire libre?

En suma: lo cierto entonces es, que cuando hablamos de Tetraflon, éste es sinónimo o garantía de calidad, durabilidad y elevado rendimiento. ¡Te invito a pensar de qué forma los derivados del teflón podrían mejorar tu vida!

Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Antlers: Guillermo del Toro regresa al cine de horror este 2020

En su papel de productor, Guillermo del Toro guía el camino de Antlers, una de …