Por qué no se recomienda retrasar la alarma del despertador una y otra vez

Por qué no se recomienda retrasar la alarma del despertador una y otra vez

Quedarse en cama 5 minutos más luego de que la alarma haya sonado le pasa a muchas personas. No obstante, esto puede resultar nocivo para el cuerpo. De acuerdo con una encuesta realizada en Reino Unido por un equipo del programa Body Positive, el 46 % de los encuestados afirmó que no se levanta cuando suena en la alarma y prefiere posponerla varias veces.

No obstante, esta situación se origina debido a la falta de sueño que sufre gran parte de la población. Muchas personas consideran que postergar la alarma les permitirá recuperar el sueño que les falta, cuando esto no sucede. Cuando utilizamos el botón de snooze, el cerebro empieza su nuevo ciclo de sueño. Entonces, al despertar minutos más tarde, la sensación de cansancio es todavía mayor.

Los mecanismos del cuerpo entran a tallar en este punto. Tanto al dormir como al despertar, la temperatura corporal sube, el sueño se vuelve más ligero y se liberan ciertas hormonas, las que nos proporcionan energía para iniciar un nuevo día.

Al respecto, la Sociedad Española del Sueño (SES) ha precisado que la clave se encuentra en la falta de sueño que padecen muchas personas. Por otro lado, expertos en neuropsicología consultados por la BBC han precisado que utilizar un despertador cada mañana corta de forma abrupta el sueño y no es nada recomendable.

Los expertos refieren que cuando alguien necesita varias alarmas para despertarse, a menudo hay una falta de sueño detrás. Lo ideal es despertarse luego de dormir 8 horas seguidas sin problema alguno. Aquellos que duermen menos de dicha cantidad tienen más dificultades para despertarse a una hora establecida.

La falta de sueño repercute en nuestras actividades diarias, pues se produce la llamada ‘inercia del sueño’, una sensación de aturdimiento, falta de energía y capacidad de concentración. Por tanto, mientras más postergamos la alarma, nuestro cerebro entra en una etapa de sueño más profunda, por lo que los mecanismos de vigilia no se activan totalmente y la sensación de somnolencia se prolonga.

Para los especialistas, lo ideal es despertarse de forma espontánea, como respuesta al estímulo lumínico. Los expertos coinciden en que el sueño que conciliamos entre los despertares no es nada reparador y solo trae consecuencias negativas. Cuando el sueño se ha roto, la calidad del descanso se altera. Dormir 8 horas diarias implica acostumbrar al cuerpo a descansar lo necesario y a estar activo durante todo el día.

Lo ideal es despertarnos con la luz-despertador, advierten. Los redactores de la sección Artículos para el Hogar de Eldulcehogar, recalcan la importancia de usar un despertador en lugar de un smartphone, pues la luz que emiten los teléfonos interfieren en el sueño y las vibraciones o sonidos alteran nuestro cerebro. Hay equipos digitales que regulan el brillo de acuerdo con la hora, de modo que no interfieren con el sueño.

Te puede interesar >>>

Pesarse constantemente puede ser una señal de trastorno alimenticio

Pesarse constantemente puede ser una señal de trastorno alimenticio

La báscula es el temor de muchas personas. En tanto, hay otras que se pesan …