Mitos sobre los préstamos en línea

Mitos sobre los préstamos en línea

Gracias a Internet es muy fácil pedir préstamos en línea. Sin embargo, es algo que no convence a todo el mundo pedir créditos en la red.

El poder obtener dinero de forma muy rápida produce interés y temor a la vez. En este artículo, de la mano de Raimon Moreno (experto en finanzas de la página comparadora de productos financieros Financer.com), te hablaremos de mitos, falsas creencias y verdades de los préstamos.

Solo se piden para disfrutar de fiestas y comprar productos que realmente no se necesitan

Uno de los errores más comunes que se puede cometer con los créditos. Es imprescindible tener en cuenta que estos productos solo están pensados para cubrir algún imprevisto como la reparación de un electrodoméstico, la avería de tu auto o una urgencia médica.

Además, lo ideal es que una vez se devuelvan lo antes posibles. Cuando ya cuentas con el dinero de la deuda, mejor devolverlos de inmediato que dejarlo para más adelante.

Es importante que tengas muy claro cuál es el propósito de los préstamos personales. La mayoría de empresas no pregunta por qué los quieres, por lo que debes darle un uso correcto al financiamiento que te otorgan.

Son más caros de lo que se muestra

No es verdad. Por ejemplo, algunas entidades ofrecen el primer préstamo sin intereses. Es decir, simplemente tienes que devolver lo que te prestaron. Sin embargo, las cantidades de estos no superan los $10.000 pesos en la mayoría de los casos.

Para que los créditos no sean más caros, siempre pide la cantidad de dinero que realmente necesitas, no más. 

También devuelve el dinero en la fecha que acordaste con la compañía siempre y cuando no existan penalizaciones por aportar pagos antes de día.

Además, solo tienes que pedir el financiamiento si estás 100% seguro que lo podrás devolver. En caso contrario, puede que los préstamos no sean tu mejor opción. Busca alternativas como pedir dinero a tus amigos o familia, por ejemplo.

Los créditos online son la principal fuente de sobreendeudamiento

Es una afirmación verdadera a medias. Sí que es cierto que las tasas de interés son más altas que los préstamos en los bancos tradicionales. Sin embargo, el dinero llega más rápido que en los otros casos. Hay entidades que pueden aprobar tu solicitud en cuestión de minutos y entregar el dinero en menos de 24 horas.

El simple hecho de la rapidez no te puede endeudar. Lo que sí puede es el cómo tu utilizas el dinero que te conceden. Ya hemos ido señalando a lo largo del texto que solo se tienen que utilizar para situaciones de emergencia y nada más. Bajo ningún concepto los utilices como un medio de financiamiento a largo plazo.

También te recomendamos que te leas de forma detallada el contrato para conocer las condiciones. Y siempre toma las decisiones con cabeza.

Los préstamos inmediatos son un fraude

Completamente falso. La mayoría de las empresas que ofrecen créditos están reguladas por las leyes en México.

Igualmente, debes tener en cuenta que siempre te leas las condiciones de los productos para estar segura que la compañía es segura y no se trata de un fraude. 

En el caso que veas algo que no te convence del todo, lo mejor es contactar la entidad para tratar de resolver las dudas que tengas.

Por ejemplo, nunca te fíes de una entidad que no cuenta con la información fiscal en su página. Tampoco lo hagas si hay alguien que se pone en contacto sin haberle proporcionado tu correo electrónico. Por último, desconfía si aparece una empresa que te ofrece una gran cantidad de dinero con pocas condiciones a la vista.

Los requisitos de los préstamos en línea no son flexibles

Rotundamente falso. Los requerimientos para conseguir este tipo de financiación son muy flexibles si se comparan con los bancos tradicionales.

En general las entidades prestamistas solo piden que la persona sea mayor de edad, resida de forma legal en México, disponga de un medio para contactarle y cuente con una cuenta bancaria para depositar el dinero.

Al tener unos requisitos muy flexibles, las tasas de aprobación de estas compañías son muy altas.

Aparte de los intereses, existen otras comisiones

Los préstamos de pequeñas cantidades no acostumbran a tener otras comisiones extras que no sean los intereses.

En cambio, los créditos de mayores cantidades (como las hipotecas o créditos automotriz) sí que tienen comisiones de apertura o penalizaciones si se paga antes de la fecha acordada.

Si te encuentras con alguna entidad que tiene comisiones de este tipo en los préstamos inmediatos, lo mejor es preguntar para salir de dudas.

Es necesario hacer un depósito previo para que te envíen el dinero

No, no y no. Si alguna empresa te pide dinero para que te den el crédito, enciende todas las alarmas, ya que se trata de un fraude.

Ninguna entidad prestamista segura y fiable pide dinero por adelantado. La primera cuota se paga una vez ya se tenga el dinero del préstamo. Ésta puede ser unos días, semana o mes después de haber recibido el financiamiento.

Si hay comisiones de apertura, estas se acostumbran a fraccionar en las cuotas, por lo que no pagas antes de recibir el dinero. Es por eso que nunca envíes dinero antes de recibirlo.

Las entidades prestamistas otorgan poco dinero

Realmente depende de la empresa y la cantidad de dinero que se pide. Sin embargo, si es el primer préstamo que solicitas seguramente te darán un monto bajo. 

Si devuelves el dinero a tiempo, lo más seguro es que en el segundo te darán uno más grande. Y así sumando.

En definitiva, cuanta más confianza tengan en ti, más dinero te prestarán. Y la mejor forma de conseguirla es que siempre cumplas con las condiciones de los préstamos.

Te puede interesar >>>

Los pisos de madera y laminados ofrecen ventajosas opciones para el hogar y la oficina

Los pisos de madera y laminados ofrecen ventajosas opciones para el hogar y la oficina

Existe una amplia variedad de pisos para satisfacer cualquier gusto o necesidad  que se tenga …