Camazotz y Batman, parecidos razonables.

Camazotz y Batman, parecidos razonables.

Las sociedades pretéritas siempre han maravillado al ser humano. Solemos fijarnos en el pasado para entender el presente; intentando asimilar cómo los hombres y las mujeres que nos han precedido eran capaces de interpretar correctamente la realidad que los rodeaba con herramientas mucho más rudimentarias que las nuestras. Quizás uno de los casos más paradigmáticos con relación a la especialización técnica de una civilización pretérita la encontramos en los Mayas.

Esta sociedad mesoamericana establecida en buena parte del actual México fue capaz de crear objetos y artefactos que hoy en día todavía nos maravillan. Ubicada en un año próximo al segundo milenio antes de nuestra era, destaca por su rica cosmovisión. Una variada representación pictórica, artística y escultórica, con obras maestras de la arquitectura del pasado como es el caso de Chichen Itzá o los yacimientos de Palenque o Uxmal.

Y la iconografía maya en concreto siempre ha tenido un gran impacto sobre nuestra sociedad contemporánea. Sus representaciones mitológicas, grabados y sus sinuosas formas se han transformado en objetos cotidianos de nuestra actualidad. Ya sea en forma de piezas de bisutería y joyería, moda o elementos 2.0 como la tragamonedas Mayan Eagle de Betway .

Se trata de una civilización plenamente vigente -y cada vez más conocida- en la que siempre encontramos elementos de inspiración. Y hoy os queremos trasladar uno en concreto que guarda relación con uno de los fenómenos más candentes de la cultura pop del siglo XXI: el mundo del cómic.

Actualmente es difícil visitar una sala de cine que no disponga de un largometraje de la factoría Marvel o DC, dos de las compañías creadoras de superhéroes más importantes a escala mediática. Se trata de un sector plenamente consolidado, que cuenta con millones de fans en todo el mundo. Está destrozando todos los registros de recaudación con relación al séptimo arte. Existe un debate candente sobre la calidad argumental de estas películas y sobre su categorización como obra artística. Pero, para llegar a esta inserción social tan profunda – ¿quién no conoce por ejemplo a Spiderman? -, los superhéroes vivieron un proceso creativo que los llevó a convertirse en iconos.

Hemos hecho referencia al hombre araña, con una primera aparición ubicada en 1962. Este sería quizá el superhéroe más paradigmático de Marvel. Y con relación a DC, Batman es también uno de los más importantes, con una trilogía de películas muy popular dirigida por Christopher Nolan.

Para encontrar los orígenes de Batman debemos retraernos aún más atrás en el tiempo, ya que el alter ego de Bruce Wayne apareció por primera vez sobre el papel en 1939. Se trata de un superhéroe imponente que guarda muchas similitudes con una divinidad Maya: Camazotz.

Los paralelismos son más que evidentes: el ser mitológico prehispánico es representado como un murciélago que es mitad animal y mitad persona. Unas características muy similares a las que ostenta Batman cuando se encuentra acicalado con su mítico vestido negro.

Existen teorías que vinculan la creación de Drácula con este ser Maya, ya que tenía connotaciones muy negativas y oscuras. Existe una obra escrita por el científico Roberto Romero titulada «Zotz: el murciélago en la cultura maya» que explora esta posibilidad.

También existe una vinculación mucho más moderna entre Camazotz y Batman. En el año 2014, el Museo Mexicano del Diseño albergó una exposición que quería homenajear los 75 años de existencia del hombre murciélago. En la muestra se podían contemplar diversas máscaras de Batman que intentaban convertirse en piezas de arte por sí solas: con el uso de fórmulas imaginativas y con escalas de colores muy diferentes a las habituales. Entre todas las piezas destacó una en concreto: la creada por el diseñador Christian Pacheco. Utilizó la leyenda de la divinidad Maya y trasladó los diseños y sus formas sinuosas a la vestimenta oscura de Bruce Wayne. Una mezcla espectacular que dio la vuelta al mundo y volvió a poner en boca de todos la relación entre Camazotz y el personaje de DC.

Quizás esta reinterpretación del personaje tenga alguna aparición canónica dentro de su universo, ya sea en un cómic o película. Realmente se trata de un diseño totalmente acertado, que muestra como el pasado que nos ha precedido y el presente más candente siempre tienen vasos comunicantes.

Te puede interesar >>>

Are online casino winnings taxable in Canada?

Are online casino winnings taxable in Canada?

Wherever you live, whether it’s in the UK, the US, or Canada, the thought of …