5 formas extrañas de comer chocolate

5 formas extrañas de comer chocolate

El chocolate es un alimento con gran popularidad en todo el mundo. Tiene un distintivo sabor que agrada a la mayoría de los paladares y también es muy nutritivo; se compone por sustancias como la teobromina, cafeína, feniletilamina y proteínas, por ejemplo. Además, es antioxidante y ayuda a disminuir el estrés. Todos sus componentes favorece a muchos procesos del organismo como el desarrollo de los huesos y dientes.

Por esta razón, es uno de los dulces favoritos de todos los tiempos y normalmente se consume en postres o en meriendas. Sin embargo, existen otras formas extrañas de consumir chocolate, mezclándolo con ingredientes no tan comunes como aguacate y sal. Aunque pueda parecer algo extraño, innovar estos sabores puede resultar sorprendentemente agradable, ya que todo lo relacionado a comida necesita de experimentos. 

Galleta de chocolate con cilantro

Las semillas de cilantro combinan perfectamente con el chocolate semiamargo. Éstas le dan un toque perfumado, pero sin ser floral. El sabor cambia y es muy intenso. Por lo general, esta mezcla sirve para preparar las recetas de galletas de chocolate.

Chocolate con aceite de oliva y sal

En la actualidad, muchos restaurantes ofrecen esta versión de postre en su carta. La preparación es sencilla, ya que basta con agregar chocolate amargo sobre un pan tostado. Posteriormente, rocían un poco de aceite de oliva virgen extra y unos granos de sal gruesa.

Chocolate con verduras

Acompañar y cubrir algunos ingredientes con chocolate no es algo nuevo, a decir verdad, las fuentes de chocolate se comercializan desde el 2004. Esta preparación se convirtió en la favorita de muchos. Por esta razón, con el paso del tiempo adquirieron mayor demanda y se crearon nuevos modelos para su venta.

En la actualidad, las fuentes de chocolate tienen hasta 4 niveles o más, con alturas de medio metro, aproximadamente, y son muy populares. En ellas se pueden bañar bombones, fresas, kiwi, uvas, entre otros. Sin embargo, ¿alguna vez habríamos imaginado mezclar chocolate con verduras? Dentro de las formas extrañas de consumir chocolate está la de mezclarlo con tomate.

Esta preparación consigue dos objetivos distintos. Primero, el chocolate puede mejorar el sabor de una salsa de tomate. Segundo, el tomate puede dar un toque más ácido y hasta frutal al cacao.

Chocolate en salsas

Para una solución diferente a los platos típicos, podemos preparar salsas para carnes adobada con romero, soja y trozos de cacao. También podemos combinarlo con cebolla y ají y, añadirlas a recetas de pollo, verduras o legumbres.

Chocolate con sal marina

Se trata de una combinación exótica. En este caso, consta de incorporar cristales de sal sobre el cacao. Al probar el chocolate, los cristales de sal se disuelven, y permite que se liberen más aromas y sabores. Además, puede aportar una textura crocante. Una receta novedosa a la pastelería.

Te puede interesar >>>

Por qué no se recomienda retrasar la alarma del despertador una y otra vez

Por qué no se recomienda retrasar la alarma del despertador una y otra vez

Quedarse en cama 5 minutos más luego de que la alarma haya sonado le pasa …