5 alimentos para mejorar el desarrollo infantil

5 alimentos para mejorar el desarrollo infantil

Una alimentación saludable para niños es elemental para que nuestros pequeños tengan un desarrollo infantil sano. Como mamá o papá debes poner atención a la cantidad de nutrientes, vitaminas y minerales que contienen los alimentos para asegurarte de que contribuyan al sano crecimiento de tus hijos.

La nutrióloga infantil Katherine Larraguibel recomienda a los padres de familia que comprendan la etapa de desarrollo infantil en la que está su hijo antes de establecer una dieta específica; también aconseja un suplemento de hierro y vitamina D para menores de un año si sólo son alimentados con leche materna. Asimismo, hace énfasis en la importancia de una alimentación rica en hierro, potasio, fibra y vitaminas A y del complejo B como el ácido fólico durante la edad escolar para garantizar un desarrollo infantil óptimo.

Por su parte, la Asociación Mexicana de Pediatría (AMP) aconseja a los padres de familia que presten especial atención al consumo de vitaminas y minerales puesto que los niños entran en una etapa importante del crecimiento durante la infancia. Minerales como el zinc y el calcio juegan un papel vital en el desarrollo infantil; por ello, se recomienda un alto consumo de lácteos y nueces o frutos secos en esta etapa. Por lo demás, siempre es bueno incluir vitaminas y minerales en una alimentación saludable para niños de primaria y de todas las edades.

¿Cuáles son los nutrientes que todos los niños necesitan?

Las vitaminas son nutrientes fundamentales para regular muchas funciones diferentes dentro del cuerpo; esto las hace importantes para un correcto desarrollo infantil ya que intervienen en la formación de nuevos tejidos, células sanguíneas, hormonas y neurotransmisores o sustancias químicas que utiliza el sistema nervioso.

Las vitaminas también funcionan como catalizadores en el desarrollo infantil porque intervienen en la producción de enzimas por parte de algunas proteínas o como coenzimas para transmitir señales químicas de una célula a otra en el organismo. El cuerpo humano sintetiza solamente la vitamina D mientras que el resto debe obtenerse de los alimentos o a través de suplementos que las contengan.

Existen 13 vitaminas diferentes que impactan el desarrollo infantil y que se clasifican en hidrosolubles, como las del complejo B y la vitamina C que el cuerpo expulsa fácilmente al ser solubles en agua y que, por ello, no se pueden almacenar lo que hace necesario consumirlas con mayor frecuencia como parte de una alimentación saludable para niños, y en liposolubles, como las vitaminas A, D, E y K que son absorbidas por el tracto intestinal y pasan así al torrente sanguíneo. El exceso de vitaminas liposolubles se almacena en el hígado o en la grasa del cuerpo por lo que no es necesario consumirlas diariamente.

El cuerpo humano emplea minerales en el desarrollo infantil para muchas funciones distintas como mantener el correcto funcionamiento de huesos, corazón y cerebro; además, son importantes para las reacciones bioquímicas en las que intervienen enzimas y hormonas.

La mayoría de las personas obtienen los minerales que necesitan de los diferentes alimentos que consumen por lo que fácilmente se los puede incluir en una comida sana para niños. En algunos casos, el pediatra de tus hijos puede recomendarles un suplemento mineral mientras que, en otros (especialmente si tienen ciertas condiciones de salud o están tomando algunos medicamentos) les indicará que consuman cantidades menores de un mineral para su desarrollo infantil.

Si tu hijo no obtiene las vitaminas o minerales suficientes durante cierto periodo en su desarrollo infantil, tendrá algún tipo de deficiencia. Aquí hay algunas de las más comunes:

  • La deficiencia de vitamina D puede provocar raquitismo y enfermedades óseas.
  • Una cantidad insuficiente de vitamina B12 puede provocar anemia de algún tipo. Las familias veganas pueden tener dificultades en el desarrollo infantil para obtener toda la vitamina B12 a partir de los alimentos fortificados y es posible que necesiten tomar suplementos.
  • La falta de calcio puede provocar raquitismo, osteopenia y osteoporosis.
  • Los niños pequeños que tienen una dieta limitada durante mucho tiempo, así como aquellos que siguen una dieta vegana o vegetariana, podrían no estar consumiendo el zinc suficiente lo que podría ralentizar su crecimiento.

¿Cómo debe ser la alimentación de los niños?

La nutrición para el desarrollo infantil descansa en los mismos principios que la nutrición para adultos: todos necesitamos los mismos nutrientes, es decir, vitaminas, minerales, carbohidratos, proteínas y grasas. Lo que cambia es la proporción ya que los niños necesitan diferentes cantidades de nutrientes específicos en cada etapa de su desarrollo infantil.

¿Cuál es la mejor fórmula para impulsar el crecimiento y el desarrollo infantil de tu hijo? Los siguientes conceptos básicos de nutrición a diferentes edades te pueden ayudar a elaborar un plan de alimentación saludable para niño de acuerdo con las pautas dietéticas más actualizadas:

Incluye alimentos ricos en proteínas para un buen desarrollo infantil como mariscos, carnes magras, aves, huevos, frijoles, chícharos, soya, nueces y semillas sin sal; diferentes frutas, frescas de preferencia en lugar de enlatadas, congeladas y jugos; verduras verdes, rojas y naranjas, frijoles, chícharos y papas, igualmente frescas primero que procesadas; cereales como la avena, el pan integral, la quinoa, las palomitas de maíz naturales y el arroz integral, y lácteos como la leche, el yoghurt y el queso. Para favorecer una alimentación saludable para niños y un mejor desarrollo infantil, limita el consumo de productos procesados y con azúcares añadidos, así como el de harinas refinadas.

5 alimentos para mejorar el desarrollo infantil

Para auxiliarte, te presentamos algunas tablas que podrás utilizar como referencia cuando prepares comida sana para el desarrollo infantil:

Para niñas de dos a cuatro años:

Calorías: 1 000-1 400, dependiendo del crecimiento y nivel de actividad

Proteína: de dos a cuatro onzas

Frutas: una taza o taza y media

Vegetales: una taza o taza y media

Granos: de tres a cinco onzas

Lácteos: dos o dos y media tazas

Para niños de dos a cuatro años:

Calorías: 1 000-1 600, dependiendo del crecimiento y nivel de actividad.

Proteína: de dos a cinco onzas

Frutas: una taza o taza y media

Verduras: una o dos tazas

Granos: de tres a cinco onzas

Lácteos: dos o dos y media tazas

¿Qué alimentos ayudan al niño para su desarrollo infantil?

No existe un alimento único que contenga todas las vitaminas y minerales que tu hijo necesita: todo debe estar incluido en una alimentación saludable para niños. De todos modos, te sugeriremos algunos alimentos que le encantarán a tus hijos y te ayudarán a complementar su dieta y alcanzar un máximo desarrollo infantil.

Frijoles

Los frijoles son un humilde superalimento ya que están cargados de proteínas y fibra; además, son baratos y su preparación requiere poco esfuerzo. Si vas a comprarlos enlatados, procura que tengan muy poco sodio como los frijoles negros y los garbanzos; para quitar cualquier exceso de sodio, enjuágalos y agrégalos a cualquier plato.

Huevos

Un huevo grande tiene 6 g de proteína aproximadamente y aporta hierro y vitaminas D y B12; algunos también están fortificados con ácidos grasos como el omega-3 y que participan en el desarrollo cerebral de los niños.

En el desayuno puedes reemplazar los hotcakes, los alimentos fritos y las carnes procesadas con huevos revueltos para tus hijos. Si a tus hijos no les gustan revueltos, prueba diferentes presentaciones ya que una de las ventajas del huevo es su versatilidad de presentaciones.

Aguacate

Los aguacates son una forma fácil de incorporar grasas saludables a la dieta de tu hijo: tienen un alto contenido de grasas monoinsaturadas que disminuyen la inflamación y controlan los niveles de colesterol.

Esta grasa se mueve a través del tracto digestivo lentamente por lo que mantiene a los niños satisfechos por más tiempo, pero la mejor parte de los aguacates es su versatilidad: tus hijos pueden comerlos con una cuchara, hacerlos puré sobre una tostada, echarlos a un batido, mezclarlos con una ensalada de pollo o atún o bien, hacer pesto de aguacate como salsa para pasta.

Semillas y nueces

Cambia los bocadillos crujientes como las papas y frituras que, además contienen muy poca fibra, por nueces y semillas para brindar una combinación saludable de fibra, proteínas y grasas saludables para tus hijos. Mezcla anacardos, nueces, almendras, nueces, semillas de girasol y de semillas de chía, entre otros.

Si tu hijo es alérgico a las nueces de árbol, las semillas pueden ser una opción segura para lograr una nutrición importante. Las nueces tienen un alto contenido de magnesio, que es crucial para el desarrollo óseo y la producción de energía. Las nueces pecanas, las semillas de chía y la linaza tienen un alto contenido de ácido α-linolénico (ALA), un ácido graso omega-3 que el cuerpo no puede producir.

Moras y bayas

Una taza de bayas aporta 4 g de fibra, así como vitamina C y antioxidantes como las antocianinas. Los arándanos, las moras y las fresas contienen menos azúcar que muchas frutas; por ello, las bayas frescas son un excelente refrigerio para los niños y un excelente aderezo para el yoghurt. Si no tienes bayas de temporada, cómpralas congeladas sin azúcares añadidos y mézclalas con avena.

¿Cómo hacer que tus hijos coman más alimentos saludables para su desarrollo infantil? Prueba lo siguiente

Trata de preparar la mitad de su plato con frutas y verduras, una cuarta parte de cereales integrales como pan o pasta de trigo integral y una cuarta parte de proteínas como huevos, carne, queso, frijoles o nueces: recuerda que tu trabajo es ofrecer una variedad de alimentos adecuados para un sano desarrollo infantil mientras que el de tu hijo es comerlos.

Deja que tus hijos participen en preparación de su comida para aumentar las probabilidades de que prueben la comida; también puedes servir la comida al centro de la mesa para que los niños puedan elegir qué y cuánto les gustaría comer de la comida que hay.

Se un modelo a seguir saludable: recuerda que tus hijos te observan y aprenden de ti.

Danonino es un excelente complemento para acompañar el desarrollo infantil de tus pequeños ya que contiene nutrientes como calcio y vitamina D, necesarios en esta etapa; si incluyes estos nutrientes en la alimentación, implementas actividad física y fomentas hábitos de sueño saludable, ¡ayudarás a tus hijos a crecer sanos y fuertes! Ahora ya conoces las vitaminas para niños indispensables para fomentar el desarrollo infantil y el crecimiento de tus hijos.

¿Cuándo se debe dar vitaminas o suplementos a los niños?

Los suplementos con vitaminas no son necesarios para la mayoría de los niños sanos y que tienen un desarrollo infantil normal, ya que los alimentos frescos son la mejor fuente de estos nutrientes; la comida y los refrigerios regulares proporcionan todos los que la mayoría de los niños necesitan.

Que muchos niños pequeños sean quisquillosos con la comida no implica forzosamente que tengan deficiencias nutricionales o un mal desarrollo infantil. Muchos alimentos comunes como los cereales para el desayuno, la leche y el jugo de naranja están fortificados con nutrientes importantes tales como las vitaminas B y D, el calcio y el hierro. Por lo tanto, es posible que tu hijo obtenga más vitaminas y minerales de lo que crees.

Habla con el pediatra de tu hijo si te preocupa su desarrollo infantil y la cantidad de vitaminas y minerales que está recibiendo. Un multivitamínico podría ser útil para su hijo si tiene un retraso en el crecimiento físico, enfermedades crónicas o alergias alimentarias o bien, sigue una dieta restrictiva, como una vegana estricta.

Si el médico de su hijo recomienda un multivitamínico, elige uno diseñado para el grupo de edad de tu hijo y que no proporcione más del 100% del valor diario de vitaminas y minerales recomendados para su desarrollo infantil; además, mantén los multivitamínicos fuera del alcance de tu hijo y déjale claro que no son dulces.

Mas alimentos para el desarrollo infantil

Vegetales

Si puedes hacer que tu hijo coma vegetales, ¡felicitaciones! Si no, ten presente que cuanto más color y mayor sea la variedad de verduras es mejor para su desarrollo infantil. Cada color ofrece diferentes nutrientes: las verduras de hoja verde como la espinaca y la col rizada tienen un alto contenido de vitamina K; las verduras naranjas y rojas, vitamina A; los pimientos, muchísima vitamina C y las verduras crucíferas como el brócoli, el repollo y la coliflor contienen compuestos que combaten el cáncer y son buenos para la alimentación.

Frutas cítricas

Los cítricos son una excelente fuente de vitamina C, un micronutriente esencial para los humanos que contribuye a distintas funciones celulares. Una dieta deficiente en vitamina C podría estar relacionada con una mayor incidencia de enfermedades en los niños.

Lácteos

Los lácteos son considerados por los expertos como una gran fuente de calcio y un alimento muy beneficioso en la dieta de los niños. De igual manera, Danonino aporta calcio para el desarrollo de huesos y dientes fuertes, así como vitamina D la cual está estrechamente relacionada con el sistema inmunológico.

Es importante que, como padre o madre, proveas los nutrientes necesarios para contribuir a un desarrollo infantil saludable ya que este es uno de los objetivos de la alimentación saludable para niños durante las edades preescolar y escolar, sin dejar de lado otros factores clave como los hábitos saludables y el ejercicio físico, para que puedan alcanzar su potencial genético y masa ósea máximos, así como para prevenir trastornos metabólicos y nutricionales en el corto y largo plazo.

No olvides la actividad física para un sano desarrollo infantil

También ten en cuenta que para un correcto desarrollo infantil no sólo es necesaria la alimentación, sino también complementarla con una buena rutina física llena de actividades que esimulen su crecimiento. La realización de actividades físicas para niños favorece el proceso de crecimiento ya que estimulan la producción de la hormona del crecimiento; además, el ejercicio hace que los niños tengan huesos más fuertes y mejor respuesta inmunológica, hormonal y cardiovascular a futuro.

Como si esto no fuera suficiente, los niños que realizan algún tipo de ejercicio también tienen un desarrollo infantil mejor en otras areas como el aprendizaje, son más sociables y poseen una mejor salud mental. Por estas razones, y sin perder de vista que la obesidad es un problema de actualidad para muchos niños, los padres deben asegurarse de que sus hijos realicen actividades físicas para niños regularmente.

Las actividades físicas para niños deben corresponder con la etapa del desarrollo infantil en la que se encuentren; los beneficios que los niños obtendrán de ellas son una mejor condición física y un peso saludable para lo cual se recomienda que realicen diariamente 60 minutos de ejercicio físico de moderado a vigoroso.

Estar activos todos los días es importante para el desarrollo saludable de los pequeños en cualquier etapa del desarrollo infantil. Las actividades físicas para niños en cada fase de su desarrollo deben incluir una parte que sea ligera y otra más intensa, siempre acorde con su edad, por ello aquí te damos ideas para activar físicamente a tus pequeños:

Para bebés (hasta 12 meses): trata de mantener activo a tu bebé de diversas maneras, diariamente y a lo largo del día. Una de ellas puede ser el gateo, pero si aún no gatea, juega con él y anímalo a que alcance y agarre juguetes u objetos, enséñalo a tirar y empujar o bien, mueve suavemente su cabeza, cuerpo y extremidades como parte de sus rutinas diarias y del juego supervisado en el piso

Procura incluir al menos 30 minutos de actividad física boca abajo y repartidos a lo largo del día cuando estén despiertos; una vez que tu bebé pueda moverse, anímalo a estar lo más activo posible en un entorno de juego seguro y supervisado

Niños de uno a tres años: los niños pequeños deben hacer ejercicio físico todos los días durante al menos tres horas que deben distribuirse a lo largo del día e incluir tiempo de juego al aire libre.

En esta etapa, las actividades físicas para un buen desarrollo infantil incluyen actividades ligeras como pararse, moverse, rodar y jugar, así como otras más intensar como saltar, brincar y correr; también puedes priorizar el juego activo en un parque infantil con actividades como trepar, andar en bicicleta y jugar en el agua o con una pelota. Esta es la mejor forma de lograr que los niños pequeños estén activos.

Niños en edad preescolar (de tres a cinco años): si bien el ejercicio físico es igualmente importante en todas las etapas del desarrollo infantil, tal vez en ésta lo sea aún más ya que la mayor parte de los menores de cinco años que padecen obesidad infantil pueden mejorar su salud con actividades físicas para niños; si su peso no cambia, tal vez necesiten más ejercicio y hacer un cambio sustancial en su alimentación.

Procura que los niños menores de cinco años no pasen mucho tiempo inactivos, excepto cuando están dormidos, y limita el tiempo que pasan frente a la televisión, de viaje en automóvil, autobús o tren o bien, atados a un cochecito ya que estas formas de inactividad no son adecuadas para el sano desarrollo infantil.

Al igual que en la etapa anterior, la recomendación es que realicen por lo menos tres horas de actividades físicas para niños repartidas a lo largo del día; la tercera parte de ese tipo debe ser de ejercicio intenso, pero acorde con su edad.

En esta etapa de desarrollo infantil como en las siguientes, además, la actividad física debe verse principalmente como un juego: este enfoque no se debe perder con el fin de construir hábitos saludables para el futuro. Así, algunas actividades físicas para niños de tres a cuatro años pueden ser jugar con un frisbee o a los encantados, aunque tal vez este sea el momento para empezar a andar en triciclo. ¿Y por qué no nadar? Si practicas natación junto con tu hijo obtendrás beneficios adicionales como crear un vínculo fuerte entre ustedes ¡y que pierda miedo al agua!

Los primeros tres años después del nacimiento son de rápido crecimiento y desarrollo infantil ya que el cerebro de un niño crea complejas vías neuronales a una velocidad impresionante. A los seis años, el cerebro se ha desarrollado al 90% de su tamaño adulto y están en constante absorción de una asombrosa cantidad de información que proviene de sus experiencias y su entorno.

Estas experiencias tempranas, tanto buenas como malas, sientan las bases para la supervivencia, el crecimiento, la salud y el bienestar futuros de un niño. Las investigaciones arrojan evidencia consistente de que un buen desarrollo infantil tiene un impacto positivo directo en los resultados de salud a largo plazo y mejora las oportunidades futuras, el rendimiento escolar e incluso el potencial de ingresos. No menos importante es el impacto de esta etapa del crecimiento infantil en el desarrollo emocional y social de un niño, vital para su futura confianza, comunicación, relaciones, inclusión comunitaria y salud mental.

Te puede interesar >>>

¿Por qué es importante tener un servicio de seguro en 2022?

¿Por qué es importante tener un servicio de seguro en 2022?

La pandemia de Covid-19 demostró que nadie está a salvo cuando de salud se trata. …