Sites Mexico - Notas & Noticias Destacadas e interesantes


¿SE PUEDE PERDONAR LA INFIDELIDAD?

La relación amorosa o íntima de uno de los miembros de la pareja con una tercera persona es una de las pruebas más difíciles de superar. Pero hay formas de recuperar la relación si ambos, el infiel y el traicionado, trabajan para lograrlo

“Hace unos años me enamoré de forma apasionada de aquel hombre y mi vida se puso patas arriba. Hice y toleré cosas que superaron mis anteriores límites. Fui más allá de lo me creía capaz. Después de unos meses de romance, el conflicto entre lo que quedaba de mi matrimonio y lo que me ofrecía la nueva relación me superó. Mi marido finalmente me abandonó...”.

Luis (52 años): “Creo que engañé a mi mujer después de que ella tuviera una aventura con un compañero de trabajo. Entiendo que nuestra relación no funcionara bien, que hubiera perdido el brillo de otras épocas y que yo no le daba lo que ella necesitaba. Pero aún así me llené de rabia. No podía soportar el que estuviera con otro. Tuve amoríos con varias mujeres por despecho, por venganza”.

Son dos testimonios, entre muchos otros, que muestran el complejo estado psicológico y emocional, cargado de rencor, incertidumbre y ansiedad, que suele caracterizar a las infidelidades, y el difícil punto de partida que representa para recuperar una relación que otrora fue feliz pero ahora aparece dramáticamente resquebrajada y llena de desconfianza.

¿Realmente se puede superar una infidelidad? ¿Una pareja puede recuperar y sanar su vínculo amoroso, después de que uno de sus miembros, y a veces ambos, se hayan entregado sentimentalmente a una tercera persona? ¿Puede superar el amor tan dura prueba?.

Para Allan Pease, experto en comunicación, lenguaje corporal y relaciones personales, una relación de pareja puede recuperarse de una infidelidad si actúan decididamente y ambos se implican, y si desde luego aún el amor y la atracción siguen vivos.

La comunicación, ante todo

Según el autor del libro “Porque los hombres quieren sexo y las mujeres necesitan amor” una de las claves para iniciar una segunda vida de la relación radica en la comunicación.

“Si no se habla de lo sucedido y de por qué ha sucedido jamás se podrá seguir adelante. No hay que tener miedo de preguntar, aunque sepamos que la respuesta no nos va a gustar. Estas respuestas son lo único que puede desbloquear el futuro”, explica el experto.

De acuerdo a Allan Pease “hay que hablar abiertamente del tema. Si se ha tenido una aventura hay que admitirlo y dejar claro que se quiere salvar la relación. Puede que nos asusten las consecuencias, pero a menudo tras una infidelidad puede empezar a arreglarse todo”.

“Una relación amorosa con alguien ajeno a la pareja supone un golpe lo bastante fuerte como para que sus miembros se paren a pensar, auto-examinarse y mejorar”, agrega el experto.

Para Allan Pease -quien forma junto a Pamela Pease una pareja sentimental y profesional especializada precisamente en investigar la comunicación entre mujeres y hombres- “hay que evitar culpar a nuestra pareja por lo que hicimos o dejamos de hacer, ya que esa actitud no ayuda a aclarar y solucionar los problemas que condujera a la aventura amorosa”.

Tampoco, según el experto, “hay que tomar decisiones precipitadas,¿SE PUEDE PERDONAR LA INFIDELIDAD? ya que es recomendable dejar pasar un tiempo después del romance para compartir lo que ha sucedido con nuestra pareja”. Ello permitirá realizar un análisis más  lógico y razonado de situación, en vez de hacerlo ‘en caliente’.

Para Pease también hay que aceptar un cierto período de duelo, ya que “la relación que se mantenía con la pareja antes de la aventura amorosa ha desaparecido y no volverá jamás. Es inevitable cierto sufrimiento, pero después del duelo surgirá otra relación diferente, que incluso puede llegar a ser más profunda, segura y mejor que la original”.

Tras una infidelidad bien abordada y resuelta, el vinculo que emerge puede mejorar, no sólo porque ambos miembros de la pareja han pasado y superado juntos este episodio, sino que además se conocen mejor que antes, según Pease.

El especialista aconseja hacer una lista sobre lo que hay que cambiar o enfatizar para arreglar la relación, y asegura que “resulta sorprendente comprobar lo simples y directas que suelen ser las propuestas de esta lista y difícil de entender por qué no surgieron antes de la crisis”.

Dos requisitos clave para superar la infidelidad, según Pease, son hacer gala de flexibilidad y “salir del propio ego para ponerse en el lugar de la otra persona, comprender su sufrimiento, tenderle la mano y abrirle nuestro corazón”.

“Cuando cada uno de los miembros de la pareja trabajan juntos sus respectivas responsabilidades, y por ambas partes existe un arrepentimiento sincero, se produce una autocrítica, se evitan los sentimientos de culpa y se hace lo que haya que hacer para solucionar el problema”, señala el experto.

Por otra parte, algunos asesores consideran que las parejas se destruyen al no confesar una infidelidad, porque si la aventura se mantiene en secreto se traiciona la intimidad de la pareja y no se puede hacer nada para recomponerla, pero en cambio, si se confiesa el desliz puede ser el punto de partida para arreglar los problemas y lograr cambios positivos en la relación, aunque ello no está exento de riesgos.

El psicoterapeuta transpersonal José María Doria no está de acuerdo con este punto de vista, porque “en nombre de la verdad, muchas personas confiesan a su cónyuge o pareja que la han engañado con otra, lo cual produce un gran daño en el “engañado” y, a veces, encubre el sentimiento la culpa y una necesidad de perdón y aprobación del “engañador”.

“Hay que tener mucho cuidado, porque nuestra pareja no se merece nuestras infidelidades y menos conocerlas: si se le describe literalmente lo que ha sucedido, va a desconfiar de uno y de la relación toda la vida, va a mantener dentro una herida muy profunda por el engaño”, señala.

Para este experto, “el mero desahogo literal de los acontecimientos, sin tener en cuenta otros factores, produce una cadena de consecuencias tóxicas”.

Para el doctor Bonnie Eaker Weil, autor del libro “¿Se puede curar y perdonar el adulterio?” es preferible no confesar la infidelidad o al menos mantenerla en secreto durante algún tiempo, si su pareja está bajo un gran estrés, si es una persona muy rencorosa, si puede reaccionar con violencia o abusos físicos, o si el romance clandestino ha sido “debut y despedida” .

¿Peor el remedio que la enfermedad?


El doctor Weil coincide con Doria en que “la honestidad absoluta no es siempre lo mejor”, pero –señala- incluso si no confiesa la infidelidad hay que tratar de entender por qué se ha producido esta aventura amorosa”.

Para el psicólogo y terapeuta de pareja, Walter Riso decir la verdad o no depende de cada persona, ya que hay “casos en los cuales la confesión de un beso furtivo desmoronó matrimonios de muchos años y que se llevaban bien”.

Para Silvia Fittipaldi, autora del libro “2+1= engaño”, “la infidelidad es, un problema del infiel, que suele ser una persona que tiene conflicto con su deseo. Entonces la pregunta sería... ¿el infiel engaña o se engaña? ¿Dónde quiere estar? ¿Qué relación quiere conservar, el matrimonio o su relación paralela?

La escritora no ve nada positivo en contar la verdad sobre todo porque daña y hace mal al otro.

“Lo importante es que un infiel se plantee qué le está pasando y plantee los problemas que tiene con su pareja. Lo demás, es parte de su intimidad, aunque de todos modos las parejas suelen intuir las infidelidades”, señala. Fuente

Compartir este articulo :

 

RELACIONES DE PAREJA

¿CÓMO SUPERAR UNA INFIDELIDAD?

MUJERES INFIELES - INFIDELIDAD FEMENINA

QUE ES UNA INFIDELIDAD? SEXO SER O NO INFIEL

INFIDELIDAD: EL NEGOCIO MAS RENTABLE EN INTERNET

TODAS LAS FOTOS DE LA INFIDELIDAD DE KRISTEN STEWART ¿SEXO EN EL AUTO?

ALGUIEN QUIERE LO QUE TU TIENES, ALGUIEN TIENE LO QUE TU QUIERES.

- Como vender por Internet   - Como comprar por Internet

- Guías de compras (Lo que debes saber antes de comprar)