Sites Mexico - Notas & Noticias Destacadas e interesantes


CÓMO ENSEÑARLE A TU HIJO SER GENEROSO

¿Su hijo pequeño no quiere prestar sus juguetes a los demás niños? ¿A su hija de pocos años no le hace ninguna gracia compartir sus dulces con sus compañeras de colegio?

ESPAÑA.- “Es algo normal, porque la generosidad infantil comienza a desarrollarse a partir de los 48 o 60 meses de edad. A partir del quinto año de vida, los padres pueden inculcarle a sus hijos la capacidad de dar y compartir, predicando con el ejemplo”, señala Carmen Retuerce, psicoterapeuta del Centro Hara en Madrid (España).

“Dar y darse sin esperar nada a cambio. Es una virtud que parece  casi utópica, en un mundo donde impera la idea que todo aquello que hacemos, debe producir beneficios o aumentar nuestra riqueza, aunque sea indirectamente”, señala Retuerce.

“Ganar, acumular, producir, gastar, economizar. Son conceptos de la economía de mercado que marcan nuestras vidas y se han trasladado a las relaciones, transformándolas en una inversión en la que se calculan el deber y el haber”, señala la experta.

“La crisis empuja a mucha gente a procurar recibir más de lo que entrega en su vida social y practicar el “sálvese quien  pueda” pero, dado que el egoísmo y la avaricia están en la raíz de la crisis, hay que cultivar la solidaridad y la generosidad e inculcarlas a los hijos, para que no se repita”, indica la psicóloga.

Dar sin esperar

“Los niños deben aprender a actuar a favor de otros de forma desinteresadaCÓMO ENSEÑARLE A TU HIJO SER GENEROSO y no para conseguir algo a cambio. Para conseguirlo, sus padres deben educarlos en este valor y aprobar sus pequeños actos de generosidad para motivarles a seguir por ese camino”, aconseja Retuerce.

Según la psicoterapeuta, “los pequeños aprenden a vivir con generosidad, cuando son animados por sus mayores a dar y compartir su tiempo y cosas con los demás, a ceder sus juguetes en los juegos y a identificar las necesidades ajenas”.

“También es importante que los padres les narren cuentos que hablan de la generosidad, y les expliquen las diferencias y consecuencias de ser egoísta y generoso”, agrega.

“Lo que más puede ayudar a los niños es que vivan en un ambiente de participación y servicio a los demás y observen cómo sus padres ayudan a otras personas y les hacen favores”.

El altruismo y la generosidad no sólo dependen de las enseñanzas de los padres sino también de los genes que trasmiten a sus hijos.

El deseo de hacer cosas buenas por los demás podría tener una causa genética, sugiere un estudio de la Universidad de Bonn (Alemania), que constató que un cambio minúsculo en un gen se relaciona con una voluntad significativamente mayor de dar.

Al analizar un gen llamado COMT, los científicos comprobaron que aquellas personas con un pequeño cambio en dicho gen son el doble de generosas que quienes no tienen dicha variante.

Según los investigadores, es la primera vez que se comprueba una relación directa entre genes y altruismo, aunque por estudios anteriores se sabía que ciertos comportamientos pro-sociales están en parte vinculados con nuestro código genético o ADN.

Por ejemplo en 2007, un estudio realizado por científicos de Israel demostró que la generosidad es un comportamiento con un componente genético, al verificar que existe una relación entre una variación del gen AVPR1a y la generosidad humana. Fuente

Compartir este articulo :

 

CRIANZA DE LOS HIJOS

¿CÓMO SER BUENOS PADRES?

¿ESTAS CONSIDERANDO TENER UN HIJO?

QUE REGALAR EN EL DIA DE LAS MADRES?

EL DIVORCIO EN HIJOS NIÑOS Y ADOLESCENTES

¿CÓMO EXPLICAR LA ADOPCION AL HIJO ADOPTADO?

¿CÓMO CRIAR A TU HIJO PARA QUE SEA UN BUEN MARIDO?

CONSEJOS PARA REGAÑAR A LOS NIÑOS DE LA FORMA CORRECTA

ALGUIEN QUIERE LO QUE TU TIENES, ALGUIEN TIENE LO QUE TU QUIERES.

- Como vender por Internet   - Como comprar por Internet

- Guías de compras (Lo que debes saber antes de comprar)