Anuncios Gratis    │   Noticias & Actualidad   │   Contacto

 

Sites Mexico - Notas & Noticias Destacadas e interesantes

 

TIPOS DE ORGASMOS FEMENINOS

¿Quieres saber en qué consiste cada uno?

El punto G

Se llama así por la primera letra del apellido del médico alemán Ernst Grafenberg, que en los años 60 lo describió como una diferencia en el tejido vaginal.

El punto G es conocido como “La perla negra” por los chinos, y “la piel de la lombriz” por los japoneses, su tamaño no supera el de una moneda de cinco céntimos y se localiza encima del hueso púbico, en la pared frontal de la vagina y a una distancia de la entrada equivalente a unos dos tercios del tamaño de tu dedo corazón. Si aún no te lo has encontrado, prueba a hacerlo desde la posición de cuclillas. Hazlo cuando estés excitada, ya que el aumento de la circulación sanguínea hace que sea más palpable.

Por si no tuviéramos suficiente con el G, el malasio Chua Chee Ann descubrió el punto A, también llamado Zona AFE (Anterior Fornix Erotic). Es una zona esponjosa de la vagina, situada en la misma pared que el Punto G, pero más arriba del canal, cerca del cuello del útero.

El estudio del sexólogo Chee, sobre 193 mujeres, arrojó una estadística interesante: todas, menos 11, habían sentido placer y hasta orgasmos al ser estimuladas en la zona.

Técnicas para alcanzar el orgasmo

Manuales

Para el Punto G, basta con presiones firmes con el dedo introducido en la vagina. Una vez localizado y estimulado, el movimiento del dedo ha de ser el mismo que si llamaras a alguien.

En el Punto A, los toques han de ser más suaves y ligeros, para que sigan el ritmo de la excitación y la refuercen.

En el coito

Las reinas del Punto G son las posturas kamasutra en las que él está detrás, ya que los ángulos de penetración favorecen que el pene presione la zona.

Para el Punto G, existe una variante que no siempre se puede practicar, pero que cuando resulta es fabulosa. Comienza con la penetración clásica desde atrás, tú tumbada y él sobre ti. Una vez dentro, él mueve sus piernas hasta sentarse sobre tu trasero y te cabalga. La presión es espectacular, pero ha de hacerlo sin que se salga.

Otra opción que actúa sobre ambas zonas, es aquella en la que estás tumbada boca arriba, con cojines debajo de tu cuerpo. El, de frente y de rodillas, coloca tus piernas debajo de sus brazos y te levanta mientras te penetra. El chico ha de estar fuerte para no cansarse, pero el orgasmo merecerá el esfuerzo.

Orgasmo Bucal

Sí, existe. Y para el doctor Herbert Otto, hay más orgasmos de los que pensamos porque, ¿quién no ha sentido que le temblaban las piernas con un beso apasionado? Otto indagó al respecto en un grupo de más de 200 personas, y comprobó que un 20%  había experimentado el orgasmo bucal.

Normalmente, un beso apasionado provoca la excitación genital instantánea y pronunciada. En algunos de los casos en que se ha verificado este tipo de orgasmo, se manifiesta como una expansión de placer por toda la zona. En otros, desemboca en las sensaciones genitales internas que identificamos con el clímax.

Muchas mujeres han comentado también haber sentido una sensación de gran placer mientras practicaban sexo oral a su pareja, y otras han llegado directamente al orgasmo. En cualquier caso, la boca es una fuente de placer que usamos sólo en la fase previa del sexo. Mal hecho, deberíamos usarla siempre.

Orgamos de Uretra o Punto U

U de uretra. Sí, por donde sale el pis. Resulta que, además de su proximidad a la zona del clítoris –y recuerda que éste es mucho más grande de lo que se creía–, ofrece su propia sensación placentera que, en algunas mujeres, desemboca en el orgasmo.

Técnicas para alcanzar el orgasmo

Manuales

La presión, ya sea la tuya o la de tu chico, en la zona de la uretra ha de ser suave para poder alcanzar el orgasmo, con caricias circulares de arriba abajo, similar a la estimulación que sueles proporcionarte en el clítoris.

Orales

Dile a tu chico que separe los labios vaginales para descubrir la zona uretral y que te acaricie con la punta de la lengua. También puede estimularla rozándola con el labio inferior, mientras con la lengua y el resto de la boca te da placer oral en la zona del clítoris.

En el coito

Si estás encima, has de inclinarte mucho hacia su cuerpo, con las piernas bien separadas, para que el contacto y el ángulo faciliten el roce con la zona uretral para facilitar el orgasmo. Otra opción es tú sentada en un puff o sillón muy bajo y tu chico de rodillas frente a ti. Rodéale con tus piernas y deja que él te penetre con movimientos cortos y firmes.

Orgasmo desde el pecho y los pezones

Los investigadores no se ponen de acuerdo sobre el porcentaje de mujeres que puede experimentar un orgasmo a partir de la estimulación de los pechos y pezones. Pero todos admiten que existe.

El informe Kinsey, y también el de Masters y Johnson, hablan de un tímido 1%, pero el doctor Herbert Otto, que realizó un estudio al respecto sobre más de 500 mujeres, sitúa a las privilegiadas en un 29%.

La importancia erótica de los pechos está fuera de discusión, y lo que nadie duda es que las caricias en los pechos provocan de un modo casi directo la excitación en los genitales.

Datos clínicos indican los casos de madres que han experimentado un orgasmo amamantado, y no son pocas las que afirman sentir contracciones uterinas o vaginales.

Para Otto, este orgasmo es el segundo más frecuente, y si no se tiene tan en cuenta es porque rara vez se estimulan los pechos con la misma intensidad y duración que otros puntos en los que sí buscamos provocar el orgasmo, como el clítoris o el Punto G.

Técnicas

Lo ideal es combinar técnicas orales y manuales para alcanzar el orgasmo, que han de ser variadas para no perder sensibilidad y mantener la excitación. Cada una de nosotras sabe lo que nos gusta ahí, pero a menudo nos sorprende una caricia inesperada.

Los usuales movimientos circulares erotizan, pero si se alternan con pequeños tirones o mordiscos, con los labios húmedos rozando la piel, los resultados pueden ser sorprendentes.

Si se busca este orgasmo, hay que tener en cuenta que necesitará un buen rato de variaciones y cambios de ritmos. Además, es un tipo de orgasmo interesante para lograr el combinado.

Orgasmo mental

Sin tocarte ni que te toquen, este orgasmo surge de una fantasía erótica, sin estimulación de los genitales o zonas erógenas. Es poco frecuente pero documentado.

En 1992, Odgen, Whipple y Komisaruk realizaron experiencias medidas en laboratorio, y la conclusión fue que el “orgasmo mental” genera la misma respuesta física que cualquier otro: se incrementa la presión sanguínea, se acelera el corazón, se dilatan las pupilas…

No podemos ofrecerte técnicas para alcanzar el orgasmo mental, salvo dejar libre la imaginación y no reprimir tus fantasías sexuales. ¿Valdrá imaginar que tu chico es Johnny Deep, mientras le desabrochas la camisa?

Orgasmo Clitoridiano

Nadie discute el potencial orgásmico del clítoris, que por otra parte no tiene otra función en la vida que la de darle placer a la mujer (sola o acompañada). 400 años a.C., Hipócrates ya lo describió y apuntó su maravillosa utilidad. Pero no fue hasta finales del siglo XX cuando la prensa médica le prestó la atención que requería.

En 1998, la cirujana-uróloga Helen O'Conell, sorprendió al mundo revelando que el verdadero tamaño del clítoris es diez veces mayor de lo que se creía, ya que todas las mediciones anteriores se limitaban al glande, la parte visible. A pesar de ser directo y seguro, el orgasmo clitoridiano ha tenido siempre mala fama por vincularlo con la masturbación femenina, saludable práctica que ha sido siempre ignorada y denostada.

Técnicas

Manuales

Te proponemos una técnica para el orgasmo de clítoris en la que es necesaria la colaboración de la pareja. El introduce el dedo corazón en tu vagina mientras que con la palma de la mano presiona sobre el clítoris.

Los movimientos tienen que ser circulares, y él se puede guiar mejor si apoya la otra mano sobre tu abdomen, en la zona del vello púbico. Así podrá sentir la leve presión del dedo desde dentro y coordinar los movimientos para conseguir un orgasmo clitoridiano.

Orales

Una variante poco usada y de sorprendentes resultados es la llamada técnica Kivin. En ella, el hombre estimula con la lengua tus puntos K, situados a los lados del capuchón del clítoris.

Puede apoyar un dedo sobre tu perineo para sentir las contracciones previas al orgasmo e intensificar sus movimientos.

En el coito

Lo más conveniente es estar frente a frente, porque además del contacto, propicia los abrazos. Una sugerencia: probad sentados en una silla baja y firme. Tendrás un mayor control sobre la inclinación y el ritmo, y como tus pies se apoyan en el suelo, no perderás el equilibrio. De esta manera, alcanzarás un orgasmo muy placentero.

Orgasmo anal

El sexo anal ha venido a ocupar en la lista de tabúes el lugar que hace sólo unas décadas ocupaba el sexo oral. Es decir, que lo practican más mujeres de las que lo confiesan. Es cierto que el miedo al dolor o a una ejecución poco hábil por parte de tu compañero pueden alejar el orgasmo a distancias siderales. Y la tensión es enemiga del clímax.

Pero no hay duda de que la penetración anal puede proporcionar orgasmos muy intensos, ya que la zona está llena de terminaciones nerviosas.

Es imprescindible una buena lubricación, y mucho tiempo de juegos previos para que te relajes y te hagan desear un poco más.

En cuanto a orgasmos, algunas de las mujeres que practican el sexo anal con cierta asiduidad (el 45% según algunos estudios, el 65% según otros), hablan de orgasmos sorprendentes, ya que la sensación se extiende a todo el cuerpo y es, como comenta una de ellas “tan diferente que te sacude por dentro”.

En cuanto a posturas kamasutra, recuerda que hablamos de una práctica progresiva, de modo que para los primeros intentos te conviene optar por una en la que tú controles el ritmo y la profundidad, o una variante del misionero, en la que además de una penetración menos dolorosa, cuentas con el aliciente de tener a tu pareja frente a ti, abrazándote y protegiéndote.

Orgasmo combinado

Los primeros en describir el orgasmo combinado (o en darle ese nombre, al menos) fueron Whipple y Perry, en 1982. Es el clímax alcanzado a partir de la combinación de estímulos en más de una zona a la vez. Un ejemplo: mientras se busca el orgasmo a través del clítoris se estimula también el Punto G.

Puede proporcionar una mayor intensidad, a la vez que la sensación del orgasmo se extiende por todo el cuerpo, ya que en cada uno de esos orgasmos intervienen sistemas nerviosos diferenciados: el pudendo para el clítoris y el pélvico para el Punto G.

En este caso, más que ofrecerte técnicas, te proponemos buscar con tu pareja las combinaciones más placenteras, por ejemplo, dentro de las posturas kamasutra que favorecen tu placer.

Fuente

VER MÁS SOBRE ORGASMO AQUÍ

COMO ALCANZAR EL ORGASMO SIMULTANEO

EL ORGASMO SIMULTANEO

ANORGASMIA - NO LLEGAR AL CLIMAX ORGASMO

LOS ORGASMOS FEMENINOS - CLASES DE ORGASMOS FEMENINOS

ORGASMO SIMULTANEO - ALCANZAR EL ORGASMO AL MISMO TIEMPO

ANORGASMIA VIVIR SIN ORGASMOS - NO ALCANZAR EL ORGASMO - SINTOMAS ...

COMO ES EL CLITORIS ? PLACER EN EL CLITORIS - ORGANO DE PLACER ...

ALGUIEN QUIERE LO QUE TU TIENES, ALGUIEN TIENE LO QUE TU QUIERES.

- Como vender por Internet   - Como comprar por Internet

- Guías de compras (Lo que debes saber antes de comprar)

 

Noticias destacadas

 
 
 

 

 

 

Home   |   Como incluir un Sitio aquí   |   Directorio Web   |   Publicidad / Contacto   |   Anuncios gratis en México

© Copyright 2019 Sites México .com | Permitido el uso del contenido citando la fuente.