Anuncios Gratis    │   Noticias & Actualidad   │   Contacto

 

Sites Mexico - Notas & Noticias Destacadas e interesantes

 

7 PASOS PARA PROTEGER A NUESTROS HIJOS

El abuso sexual en niños no tiene porque ocurrir

“Mi Colegio tiene un programa para enseñar a los niños acerca de la prevención del abuso sexual, pero ¿qué hay de los adultos? ¿No deberían ellos ser más responsables que un niño de seis años?”

La seguridad de los niños es un trabajo para adultos.  Es frecuente enseñar a los niños a cuidarse del abuso sexual, -y sí es muy importante que ellos aprendan- pero esto no sustituye la responsabilidad del adulto.  Nos aseguramos que nuestros hijos utilicen el cinturón de seguridad. Les ayudamos a cruzar las calles.  Guardamos los detergentes y tóxicos del hogar fuera de su alcance. ¿Por qué entonces dejaremos este trabajo de prevenir el abuso solamente a ellos?

Imagina que tan difícil puede ser para un niño decirle “no” a un entrenador.  No podemos confiar siempre en los  adultos más confiables. Los niños confían en los entrenadores, maestros, padres y figuras de autoridad. Sin embargo, un gran porcentaje de quienes abusan pertenecen a estos grupos.  Estos son adultos que tienen la oportunidad de llenar a los niños de afecto y atención haciendo difícil que un niño identifique cierta atención como abuso.  Y ellos saben que los niños han sido enseñados a respetarlos.  Esto es por lo cual los programas de prevención deben ser complementados con programas enfocados a la responsabilidad del adulto.
Los pasos para prevenir, reconocer, y responder responsablemente al abuso infantil son:

1. APRENDE LOS HECHOS Y COMPRENDE LOS RIESGOS. La realidad –no la   verdad- debe influir tus decisiones respecto a tus hijos

“Vivimos en una colonia hermosa y segura. Ninguno de nuestros niños puede estar sufriendo de abuso sexual, ¿verdad?”

Es muy probable que conozcas a un niño que está siendo o ha sido abusado:

  • Los expertos estiman que una de cada cuatro niñas y uno de cada seis niños han sido abusados sexualmente antes de cumplir los dieciocho años.  Esto significa que en cualquier salón de clase o vecindario lleno de niños, existen aquéllos que sufren en silencio la carga del abuso.

  • 67% de los asaltos sexuales reportados (incluyendo los asaltos cometidos contra adultos) le ocurren a niños menores a los 17 años.

  • La edad promedio de los reportes de abuso sexual es 9 años.

  • 22% de las víctimas de abuso sexual son menores a 8 años.

  • 50% de todas las víctimas de sodomía forzada, asaltos sexuales con objetos, y caricias forzadas son menores a 12 años.

  • La mayoría de los niños jamás reportan el abuso.

  • El riesgo de de sufrir problemas psicológicos, emocionales, sociales y físicos, y que perduran hasta la adultez, es mucho mayor que el de la población en general, en los niños que han sido abusados sexualmente y que mantienen el secreto o que lo dicen y no se les.

Es muy probable que conozcas algún abusador. El mayor riesgo para nuestros hijos no viene de extraños sino de nuestros amigos y familiares.

  • 34% de las víctimas son abusadas por miembros de la familia.

  • Un adicional 59% son abusados por personas en quien la familia confía –los abusadores frecuentemente tratan de establecer relaciones de confianza con los padres.

  • Un gran número son abusados por niños mayores o más grandes.

  • La gente que abusa de niños se ve y actúa exactamente como cualquier otra persona.  De hecho, es muy común que se esfuercen en aparecer confiables para ganar su acceso a los niños.

  • Aquellos que abusan sexualmente de niños se acercan a escenarios donde pueden ganar fácilmente acceso a ellos, como ligas deportivas, centros religiosos, clubes y escuelas.

“No puede ocurrir en mi familia. Yo puedo decir si alguien es un abusador.” (Sin embargo 93% de las víctimas conocen a sus abusadores).

2. Minimiza las oportunidades. Si eliminas o reduces las situaciones uno-a-uno adulto-niño, disminuirás dramáticamente el riesgo de abuso infantil en tu hijo.

Más del 80% de los casos de abuso sexual ocurren en situaciones de uno-a-uno adulto/niño.

Reduce el riesgo. Protege a tu hijo:

  • Entiende que los abusadores se presentan amistosamente con sus víctimas potenciales y sus familias, disfrutan las actividades familiares, se ganan la confianza de la familia y así obtienen tiempo a solas con los niños.

  • Piensa cuidadosamente acerca de la seguridad en las relaciones un adulto-un niño. De preferencia busca situaciones de grupo cuando sea posible.

  • Déjate caer inesperadamente cuando tu hijo está a solas con un adulto.

  • Sé el ejemplo al evitar personalmente las situaciones uno-a-uno con otros niños que no sean los tuyos.

  • Monitorea el uso de Internet de tus hijos.  Este es un medio a través del cual los delincuentes interactúan privadamente con tus hijos.  Ellos usan el Internet con la meta de atraer niños para un ulterior contacto físico.

Reduce el riesgo. Insiste en políticas:

  • Presiona por políticas que eliminen las situaciones de uno-a-uno en todas las instancias y organizaciones de servicio a la niñez, como grupos religiosos, equipos deportivos, escuelas y clubes.  Estas políticas deberían asegurar que todas las actividades puedan ser interrumpidas y observadas.

  • Cuestiona los administradores de programas y evita las organizaciones que no investigan y revisan cuidadosamente los historiales de todas las personas que trabajan con niños.

  • Insiste en que las organizaciones para la juventud tengan políticas especiales para tratar con situaciones sospechosas y reportes de abuso.

3. Habla acerca de ello.  Los niños frecuentemente mantienen el abuso en secreto, pero las barreras pueden ser rotas por una plática abierta.

“Mi hija me platica todo.  Sé que ella me diría si alguien la molesta.”

Comprende porqué los niños “no hablan”:

  • El abusador avergüenza al niño, señala que él lo permitió, o le dice que se enojarán sus padres.

  • El abusador frecuentemente manipula y trata de confundir al niño acerca de lo que está bien o mal.

  • El abusador algunas veces amenaza al niño o a sus padres.

  • Los niños tienen miedo de molestar a su familia.

  • Algunos niños son demasiado jóvenes para comprender.  Muchos abusadores les dicen a los niños que el abuso está “bien” o es un “juego”.

Aprende como se comunican los niños:

  • Los niños que revelan el abuso sexual frecuentemente le dicen a algún adulto confiable que no son los padres.  Por esta razón, entrenar a personas que trabajan con niños es especialmente importante.

  • Los niños pueden decir “partes” de lo ocurrido o pretender que le ocurrió a alguien más para medir la reacción de  los adultos.

  • Los niños frecuentemente “se cierran” y rehúsan decir más si respondes emocional o negativamente.

  • Si tu hijo no habla contigo, no pienses que es una señal de una pobre paternidad.

Habla abiertamente con tu hijo:

  • La buena comunicación puede decrementar la vulnerabilidad al abuso sexual e incrementar la posibilidad de que te digan si fueron abusados sexualmente.

  • Enseña a tu hijo a hablar de su cuerpo, acerca de lo que es el abuso y, cuando sea apropiado, acerca del sexo. Enséñale palabras que le ayuden a hablar de sexo cómodamente contigo.

  • Enseña a tu hijo que es contra las “reglas” que los adultos actúen de un modo sexual con los niños y utiliza ejemplos.

  • Empieza temprano y habla frecuentemente. Utiliza las oportunidades de cada día para hablar del abuso sexual.

  • Enseña a tu hijo que es tú responsabilidad protegerlo del abuso sexual.

  • Enseña a tu hijo que sólo lo puedes proteger si te dice cuando algo anda mal.

  • Escucha en silencio. A los niños les cuesta mucho trabajo decirle a los padres de eventos problemáticos.

UNA INVESTIGACIÓN MOSTRÓ QUE SÓLO EL 29% DE LOS PADRES ALGUNA VEZ MENCIONARON O DISCUTIERON SOBRE ABUSO SEXUAL CON SUS HIJOS.
Y aún entonces, la mayoría falló en mencionar que el abusador podría ser un amigo adulto o un miembro de la familia.  Además la plática frecuentemente ocurrió demasiado tarde.

4. Mantente alerta. No esperes señales obvias cuando un niño ha sido abusado.  Frecuentemente las señales están ahí pero primero es necesario que las reconozcas.

“¿El aislamiento de mi hijo se debe a la pubertad o está siendo abusado sexualmente?”

Aprende las señales:

  • Los signos físicos de abuso sexual no son comunes, aunque el enrojecimiento, las erupciones o inflamaciones del área genital, infecciones del tracto urinario u otros síntomas deberán ser investigados cuidadosamente. También, los problemas físicos asociados con ansiedad, tal como dolor crónico de estómago o de cabeza, pueden presentarse.

  • Señales emocionales o conductuales son las más comunes.  Estas pueden ir desde una conducta “perfecta”, hasta el aislamiento y la depresión, y aún ira y rebelión.

  • La conducta sexual y el lenguaje que no son adecuados a la edad pueden ser una bandera roja.

  • Sé consciente de que en algunos niños no se presenta ninguna señal de ningún tipo.

SI ENCUENTRAS SEÑALES QUE TE HACEN SOSPECHAR DE ABUSO SEXUAL, HAZ UN EXAMEN FÍSICO AL NIÑO INMEDIATAMENTE CON UN PROFESIONAL QUE SE ESPECIALICE EN ABUSO SEXUAL.
La oportunidad de procesar a un abusador puede depender de evidencia forense del examen.

5. Haz un plan.  Aprende dónde recurrir, a quién llamar y cómo reaccionar.

“Mi hija de 11 años me dijo que mi esposo, su padrastro, se deslizaba a su cuarto por la noche. Después dijo que lo había inventado. Ahora no dice nada. No sé que hacer.”

No hagas escándalo:
Si tu hijo se rompe un brazo o tiene fiebre muy alta, sabes que tienes que calmarte porque te has preparado mentalmente. Reaccionar al abuso sexual es lo mismo.  Tus respuestas tienen una poderosa influencia en niños vulnerables.
Cuando respondes a una revelación con enojo o incredulidad, las respuestas más comunes son:

  • El niño se cierra.

  • El niño cambia su historia ante tu cara de enojo o incredulidad, cuando, de hecho, el abuso puede estar ocurriendo.

  • El niño cambia su explicación ante tus preguntas de manera que los informes futuros parecen estar “entrenados”. Esto puede ser muy dañino en caso de que el caso llegue a juicio.

  • El niño puede aún llegar a sentirse culpable.

MUY POCOS INCIDENTES REPORTADOS SON FALSOS.

Ofrece apoyo:
Si piensas aún durante tu respuesta emocional, antes siquiera de que sospeches de abuso, te será posible responder de una manera más solidaria:

  • Creé al niño y asegúrate de que lo sabe.

  • Anima al niño a hablar pero no hagas preguntas. Puedes confundirlo y lastimarlo. Si debes hacer preguntas para mantenerlo hablando, haz preguntas abiertas, como, “¿qué ocurrió después?”.

  • Busca la ayuda de un profesional entrenado para hacer preguntas respecto a abuso sexual.  La guía profesional puede ser crítica para sanar al niño y para enjuiciar al ofensor.

  • Asegura al niño que es tu responsabilidad protegerlo y que harás todo lo que puedas por él.

  • Reporta o toma acciones en todos los casos en que se sospeche abuso, tanto dentro como fuera de la familia inmediata.  La seguridad de un niño es por mucho más importante que cualquier conflicto emocional que tengas que enfrentar.

  • No entres en pánico. El abuso sexual en niños que reciben ayuda psicológica pueden y son sanados.

UNA RESPUESTA APROPIADA AL REPORTE DE ABUSO SEXUAL DE UN NIÑO PUEDE INICIAR EL PROCESO DE CURA PARA EL NIÑO Y TERMINAR UN CICLO DE ABUSO.

“Una niña en mi clase me dijo que un vecino abusó sexualmente de ella. ¿Qué puedo hacer?”.
EL ABUSO SEXUAL ES UN CRIMEN.

Conoce los requerimientos legales para reportar:

  • En México el DIF cuenta con personas entrenadas para prestar ayuda en casos de abuso sexual.

  • Si eres un profesional que trabaja con niños (ejem. maestro, enfermera, etc.) hay procedimientos especiales y requerimientos para reportar en algunos organismos o instituciones que deben ser seguidos.  Tu empleador debe proveer entrenamiento para conocer estos procedimientos.

6. Actúa ante la sospecha.  El futuro bienestar de tu hijo está en juego.

AL ACTUAR ANTE LA SOSPECHA DE ABUSO SEXUAL, SALVARÁS NO SÓLO A UN NIÑO, SINO QUIZÁ A OTROS INCONTABLES, PORQUE MUCHOS DE ESOS QUE ABUSAN SEXUALMENTE TIENEN MÚLTIPLES VÍCTIMAS.
Puede ser que te enfrentes con una situación donde sospeches que existe abuso, pero no pruebas.  La sospecha es atemorizante, pero confía en tus instintos.  Ten el valor de reportar el abuso.

¿Y si no estoy seguro? ¿A dónde me dirijo?

  • Si no estás seguro si hacer un reporte oficial o sólo necesitas apoyo, contacta algún centro de ayuda para el menor.  Ellos te ayudarán a evaluar tus sospechas.

  • El DIF, UNACARI y algunas otras instancias cuentan con personal entrenado para manejar preguntas acerca de sospechas de abuso a menores.

  • Habla con los padres del niño (siempre y cuando ellos no sean los abusadores) y provéeles material educacional, como este escrito. Si los padres parecen indiferentes o no toman ninguna medida, llama a cualquiera de las instancias mencionadas.

ESTAS INSTANCIAS PUEDEN AYUDARTE SI NO ESTÁS SEGURO SI HA OCURRIDO ABUSO, PERO NO SUSTITUYEN EL REALIZAR UN REPORTE OFICIAL.   RECUERDA QUE TÚ PUEDES SER LA ÚNICA FUENTE DE PROTECCIÓN QUE EL NIÑO TENGA.

7. Involúcrate. Puedes hacer voluntariado y apoyar económicamente a organizaciones que luchan contra la tragedia del abuso sexual en niños.

“¿Qué puedo hacer para ayudar a los niños en mi comunidad?

Involúcrate al donar tu tiempo y recursos para apoyar organizaciones tales como:

  • Programas preventivos.

  • Centros de protección al menor.

  • Servicios de información en crisis y relacionados.

  • Centros de crisis en violación.

Usa tu voz y tu voto para hacer de tu comunidad un lugar seguro para los niños:

  • Apoya la legislación que protege a los niños.

  • Demanda que el gobierno establezca más fuentes que luchen contra el abuso sexual a niños.

  • Llama y escribe a miembros del Congreso.

  • Escribe cartas a tu periódico.

Rompe el círculo del silencio:
Si el abuso sexual es parte de tu historia, no guardes silencio.  Al romper el círculo del silencio, romperás también el trauma con el que cargas y empezarán el proceso de curación. Así, ayudarás a otros niños a no sufrir lo que tú has sufrido.

HOY, EXISTEN 39 MILLONES DE SOBREVIVIENTES AL ABUSO SEXUAL EN AMÉRICA.

PERMITE QUE LA PREVENCIÓN Y LA CURACIÓN INICIEN.

Fuente

VER MÁS SOBRE ABUSO SEXUAL AQUÍ

ABUSO SEXUAL EN MEXICO

COMO SABER SI EXISTE ABUSO SEXUAL?

MARCIAL MACIEL ABUSO SEXUAL A SUS HIJOS

SEXUALIDAD FEMENINA EN MEXICO

PEDOFILIA EN MEXICO

REVISTAS DE PSICOLOGÍA EN MEXICO

MALTRATO INFANTIL EN MEXICO

ALGUIEN QUIERE LO QUE TU TIENES, ALGUIEN TIENE LO QUE TU QUIERES.

- Como vender por Internet   - Como comprar por Internet

- Guías de compras (Lo que debes saber antes de comprar)

 

Noticias destacadas

 
 
 

 

 

 

Home   |   Como incluir un Sitio aquí   |   Directorio Web   |   Publicidad / Contacto   |   Anuncios gratis en México

© Copyright 2019 Sites México .com | Permitido el uso del contenido citando la fuente.