La importancia de la sexualidad en la salud de nuestras vidas

La importancia de la sexualidad en la salud de nuestras vidas

El sexo es una de las necesidades humanas más básicas. Estamos programados genéticamente para desearlo, pero nuestra cultura nos dice a menudo que no debemos tenerlo o que no es tan importante como otras cosas en la vida.

Sin embargo, la ciencia demuestra que mantener una vida sexual ya sea con tu pareja o con una escort en Monterrey es tan importante para la salud en general como el ejercicio, la dieta y el sueño. He aquí algunas razones:

La sexualidad es tan importante para la salud como la dieta, el ejercicio y el descanso

El sexo es una actividad natural y forma parte de la vida. Pero también es una parte importante de tu salud. La sexualidad puede afectar a tu salud mental, física y a tu bienestar general.

La sexualidad incluye cualquier tipo de comportamiento o pensamiento sexual que te afecte (o afecte a otros) emocional, física o espiritualmente. Incluye la orientación sexual (hacia quién te sientes atraído), la identidad de género (si alguien se identifica como hombre o mujer), la expresión de género (cómo expresa su género), la imagen corporal y cómo nos sentimos con nuestro cuerpo; así como la forma en que nos expresamos a través de la elección de la ropa o las técnicas de aplicación del maquillaje, como los consejos de aplicación del rímel para principiantes que quieren unas pestañas como las que lucen las famosas en la televisión.

La actividad sexual puede ser una forma de autocuidado

La actividad sexual puede ser una forma de autocuidado. Puede ser una forma de cuidar de ti mismo de forma saludable, y es importante para tu cuerpo y tu mente.

También es importante recordar que la sexualidad no consiste necesariamente en mantener relaciones sexuales con otra persona: puede ser algo tan simple como tocarse o mirar porno (que también se considera actividad sexual).

El sexo reduce el estrés, mejora el estado de ánimo y ayuda a dormir mejor

No es ningún secreto que el sexo es bueno para la salud. Pero ¿sabía que también puede ayudarle a reducir el estrés, mejorar su estado de ánimo e incluso ayudarle a dormir mejor?

Se ha demostrado en recientes estudios (https://www.plenus.com.uy/docs/parejas/Beneficios%20de%20la%20sexualidad%20plena.pdf) que el sexo reduce los niveles de cortisol (la hormona asociada al estrés) y aumenta los de dopamina y serotonina (la dopamina es responsable del comportamiento de búsqueda de recompensas; la serotonina ayuda a regular el estado de ánimo). El sexo también es una forma de ejercicio: La persona media quema unas 200 calorías durante el coito (sin incluir los preliminares), lo que significa que si practica sexo una vez a la semana, sustituirá unos 25 minutos en el gimnasio.

Por último, se ha demostrado que tener orgasmos con regularidad ayuda a conciliar el sueño más rápidamente, a permanecer dormido durante más tiempo y a tener ciclos REM más reparadores que las personas que se abstienen de practicar sexo durante toda su vida, lo que significa menos vueltas en la cama por la noche.

El sexo mejora el sistema inmunitario

El sexo también aumenta la producción de inmunoglobulina A (IgA). Se trata de un tipo de anticuerpo que ayuda a proteger frente a infecciones y enfermedades. Se libera de las células del cuerpo, se une a los gérmenes y los destruye.

El sexo también aumenta la producción de células T. Se trata de glóbulos blancos especiales que combaten las infecciones reconociendo sustancias extrañas en el organismo y destruyéndolas antes de que puedan causar daños o enfermedades. De hecho, cuando eres sexualmente activo, se ha demostrado que tus células T aumentan alrededor de un 20%.

Ayuda a prevenir enfermedades del corazón

El sexo también es bueno para el corazón. El sexo ayuda a mejorar el flujo sanguíneo y a reducir el estrés, lo que a su vez puede reducir el riesgo de infarto o ictus. El acto sexual provoca un aumento de la hormona oxitocina (la «hormona del amor» que se libera durante el orgasmo) y de los niveles de óxido nítrico en el organismo. Ambas sustancias ayudan a reducir la tensión arterial, uno de los principales factores de riesgo cardiovascular.

Además, un poco de acción te ayudará a dormir mejor por la noche porque libera melatonina (la sustancia química responsable de regular nuestro ritmo circadiano) en el cerebro, lo que nos hace sentir más descansados cuando nos despertamos.

Aumenta los niveles de hormonas de la felicidad, como la oxitocina

La oxitocina es una hormona que se libera durante el orgasmo. También se libera durante la lactancia, lo que explica por qué tantas madres se sienten unidas a sus bebés y sienten un fuerte deseo de tenerlos cerca. Se ha demostrado que la oxitocina ayuda a las personas con depresión, porque fomenta los sentimientos de amor y confianza.

Es importante que todas las parejas sean conscientes de los beneficios del sexo más allá de hacer bebés (si los quieres). El sexo aumenta los niveles de hormonas de la felicidad, como la oxitocina, que puede mejorar el estado de ánimo durante días después del coito o incluso sólo de pensarlo.

Es importante para tu salud física y mental mantener la actividad sexual

La conclusión es que mantener la actividad sexual es importante para la salud física y mental. La actividad sexual aumenta los niveles de hormonas de la felicidad, como la oxitocina, que puede ayudar a dormir mejor y reducir el estrés. También mejora el sistema inmunitario y previene enfermedades cardiacas.

El sexo es una parte importante de la vida humana y debemos aceptarlo como tal ya sea con amigos, parejas estables o escorts en Talca (Chile) si es que vives allí. Puede ayudarnos a sentirnos mejor tanto física como mentalmente, así que ¡intenta incorporar más sexo a tu vida!

Te puede interesar >>>

Online slots con los mayores jackpots del mundo: ¡Descubre cómo ganar millones desde casa!

Online slots con los mayores jackpots del mundo: ¡Descubre cómo ganar millones desde casa!

Los jackpots de las tragamonedas online están en constante crecimiento y alguien tiene que ganarlos, …