Inicio > Recomendaciones > Lo que nunca debes hacer antes de tu boda
Lo que nunca debes hacer antes de tu boda
Lo que nunca debes hacer antes de tu boda

Lo que nunca debes hacer antes de tu boda

Vas a casarte en unos meses y probablemente ese sea uno de los momentos más especiales de tu vida. Seguramente no querrás que nada falle y estarás repasando mentalmente todo lo que debes hacer para conseguir que todo sea perfecto. Sin embargo, muy pocas veces nos planteamos cuáles son esas cosas que no debemos hacer antes de casarnos.  Si no quieres que vuestra boda se convierta más en un motivo de disgusto que de felicidad repasa con nosotras estos puntos principales que no debes hacer.

1. Replantearte tus decisiones sobre los preparativos: A muchas novias les entra el pánico en las semanas previas a la boda y empiezan a replantearse todo lo que han contratado: ¿es mi vestido de novia el más adecuado o había otro de los que me gustaron que me sentaba mejor? ¿El lugar que he escogido para el convite gustará a mis invitados? ¿Será bueno el menú que he elegido o debería haber apostado por otros platos? Olvídate de todo ello y no des vueltas a tus decisiones. Si las tomaste en su momento fue porque evaluándolas con detenimiento te parecieron buenas, así que sigue tranquila y disfruta de los días previos a tu gran fiesta sin amargarte por ello. Seguro que todo sale perfecto.

2. Celebrar la despedida de soltera justo antes de la boda: Los días previos a la boda son para descansar y coger fuerzas para tu gran día. Nuestro consejo es que la despedida de soltera debe celebrarse al menos 15 días antes de la boda para darte tiempo a recuperarte de tu última gran fiesta antes del sí quiero.

3. Cambiarte el color o el corte de pelo: Los cambios de look en los días previos a la boda no son una buena idea. Por muy convencida que estés de que quieres ese corte o ese color de pelo, no puedes estar completamente segura de cómo va a quedarte, así que no es una buena idea que lo compruebes cuando tienes por delante uno de los días más importantes de tu vida en el que serás el centro de todas las miradas.

4. No dejes sin estrenar los zapatos de tu boda: Aunque muchas novias no pueden resistirse a la idea de estrenar por completo los zapatos en su gran día, te aconsejamos que unos días antes te los pongas por casa para acostumbrarte a ellos y evitar rozaduras. No hay nada más incómodo en una boda que unos zapatos que te hacen daño.

5. Practicar un nuevo deporte: Aunque muchas novias piensan que hacer deporte antes de la boda es una buena idea para perder peso y poner su cuerpo a punto para el gran día, lo cierto es que puede ser un gran error. El deporte conlleva siempre un riesgo de lesiones y seguramente no quieras llegar a tu boda con muletas, con una contractura o con un brazo roto. Lo mejor es que sigas con el ritmo al que estás acostumbrada.

6. Cambiar de cosméticos o champús: Puede parecer que es ponerse en el peor de los casos, pero nunca sabes si te darán alergia sus sustancias químicas. ¿Por qué arriesgarse? Sigue con esos productos que hasta ahora te han ido bien y si quieres probar nuevos cosméticos para tu gran día hazlo al menos con un mes de antelación, por lo que pueda pasar.

7. Llevar ropa que se saque por la cabeza a la peluquería: Muchas veces no nos damos cuenta y cuando la novia llega a casa después de su sesión de maquillaje y peluquería tiene que cortar con unas tijeras la camiseta o el jersey para no estropearse el look para su gran día.

8. Un retoque estético: Deja para otro momento cualquier intervención quirúrgica. No conoces el resultado final ni el tiempo de recuperación, así que es mejor no arriesgar días antes de la boda. Además, a tu futuro marido le gustas como eres.

9. Dejar para el último momento la recogida de tu vestido. Siempre es mejor tenerlo ya en casa colgado de la lámpara que ir a recogerlo ese mismo día, evitarás disgustos y dormirás más tranquila.

10. Cargarte con todo: Aunque quieras estar segura de que tu boda saldrá perfecta, confía en la gente que tienes a tu alrededor para que te ayude a tenerlo todo listo. Evitarás descuidos y, sobre todo, podrás disfrutar mucho más de los momentos previos a tu gran día porque no estarás tan estresada.

Siguiendo todos estos consejos, la espera previa a la boda se te hará mucho más llevadera y evitarás disgustos de última hora. ¿Habías pensado en todo ello?     Fuente:   Yahoo

 

Use Facebook to Comment on this Post

Te puede interesar >>>

Cómo hacer para retirarse a los 32 años y no trabajar nunca más

Cómo hacer para retirarse a los 32 años y no trabajar nunca más

Ciudad de México.-Un desarrollador de software de Estados Unidos, llamado Brandon, planea retirarse este año …